Inicio Destacadas En plena pandemia, preocupa el cansancio y la falta de personal de salud

En plena pandemia, preocupa el cansancio y la falta de personal de salud

por Ayelen
El director médico del Sanatorio Esperanza, Esteban Fregona, brindó un panorama de la situación del sector en plena pandemia de coronavirus.

 

 

En ese marco, agradeció “a todo el personal de salud que está trabajando tanto en la parte pública como privada, lo que es para destacar porque están haciendo un esfuerzo encomiable”.

 

 

No obstante ello, explicitó que “se está observando un agotamiento en el personal de enfermería y de todos los auxiliares de enfermería, los médicos sobre todo en terapia y cuidados intermedios, problemática que no es solo de Esperanza sino de toda la región porque no se consiguen reemplazantes para otorgar licencias”.

 

 

En declaraciones a Play Televisión, acotó que “hay que gente que está sobrecargada en los horarios y esto pinta que no va a disminuir mucho, hace ya dos meses que se viene con la capacidad trabajando a full con muy pocos días en que aflojó la cantidad de gente con patología Covid que requiere terapia o terapia intermedia, y hace dos meses que se mantienen números estables, bastante completo”. «Si bien no hubo sobresaturaciones, que hubiera que derivar a otros lados, ni es que haya explotado pero estamos al límite y ese límite también está llegando al personal de salud, desde el que hace la admisión hasta el que está en la terapia cuesta conseguir reemplazos”, sentenció.

 

 

 

 

En tal sentido, apuntó que “en algunas áreas se pudo paliar la situación pero hay muchos problemas, por ejemplo para conseguir personal de enfermería” y como ejemplo comentó que “hay gente que estudió enfermería pero ante la necesidad de tener que dejar sus hijos al cuidado de una niñera, no les conviene con lo que se paga hoy el sistema y es más rentable cuidar abuelos en negro en la parte privada”.

 

 

Agregó que “hay muchos médicos que no quieren hacer más guardia de terapia, hay una realidad de que lo que se abona no es lo que satisface al profesional pero son valores de mercado que se manejan en todas partes y las instituciones no pueden pagar más porque no hubo aumento, los dos principales financiadores de la salud en esta región son dos obras sociales estatales y en una el año pasado no hubo nada de aumento”.

 

 

“Es una ecuación que no cierra, una situación difícil y si encima se agrega que no se le permite a las prepagas un aumento ínfimo de un 7%, la situación es agobiante”, completó.

 

 

 

 

Tambien le puede interesar