Inicio Destacadas En el mes de las misiones, el Colegio San José celebra sus 130 años de vida

En el mes de las misiones, el Colegio San José celebra sus 130 años de vida

por Ayelen

Para celebrar los 130 años del Colegio y los 132 años de la llegada de los primeros verbitas a la región, este viernes a las 20.30 habrá un encuentro de toda la comunidad educativa. Al respecto, el representante legal y rector del Colegio San José de Esperanza, padre Tadeo Giza, invitó a los vecinos a celebrar esta festividad.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Giza recordó que “el Colegio San José celebra en octubre de cada año el mes misionero, que está dedicado a las misiones, y cada año hay dos grandes encuentros eucarísticos: uno en marzo en la fiesta de San José y otro en la fiesta misionera”.

 

Recordó que “el 23 de octubre se celebran los 132 años del arribo de los primeros misioneros verbitas a Argentina, en Las Tunas y San Jerónimo comenzando esta hermosa actividad misionera y evangelizadora”. “El fundador cuando mandó a los misioneros sabía que ningún país podía desarrollarse sin educación y tampoco es posible la evangelización sin educación por eso comenzó su obra con la fundación de una escuela. Y el 1 de marzo se fundó el Colegio San José con dos grupos en dos idiomas: alemán y castellano”, mencionó.

 

 

Mencionó que el encuentro “es una posibilidad para dar las gracias al Señor, mirando el pasado con gratitud, reconociendo los pasos del Señor y de tanta gente”. “Es importante la historia y por eso mañana celebramos también los 132 años del Colegio, y también queremos alabar a Dios por este momento en que, después de dos años, podemos tener este espacio, encontrarnos, celebrar y renovar este vínculo afectivo y familiar que tanto necesitamos”, reflexionó.

 

 

Consultado por los estudiantes que abandonaron el Colegio en épocas de pandemia y aislamiento, el sacerdote analizó que “hoy hay tres trayectorias: una sostenida de aquel alumno que aprueba con un 70% de saberes; otra trayectoria intermitente que perdió por momentos su vínculo con el Colegio, los docentes y con el saber, y un grupo de jóvenes que tiene una trayectoria de baja intensidad que abandono el Colegio, que perdió totalmente el vínculo y en Argentina es 1.800.000 jóvenes de 14 a 21 año que han quedado fuera del sistema lo que duele enormemente”.

 

 

“En el Colegio pudimos sostener la educación virtual y en este momento –más allá de todo lo que pasó- estamos llevando una vida normal gracias a los docentes, a su esfuerzo, al soporte tecnológico, gracias a que pudimos comprar soportes tecnológicos y también gracias a los papás que han sido un factor clave que nos acompañaron porque muchos no pueden conseguir uno a dos computadoras y tenían que arreglarse como podían. Pero hoy, prácticamente todos los alumnos están haciendo su proceso de aprendizaje y la trayectoria es bastante buena y sostenida”, describió.

 

 

“No hay cosa más importante que la educación, así lo entienden los docentes y los papás que hacen grandes esfuerzos para que sus hijos hagan ese proceso. Si hay alguna inversión que uno puede hacer sobre un joven es en educación”, insistió.

 

 

Para cerrar, recordó una frase de Juan María Vianney, el santo cura de Ars: “Debemos vivir enamorados del tiempo, del lugar donde estamos y de la gente donde trabajamos; y yo apunto a esto: sé que tengo este tiempo, en este lugar bello de Esperanza y amo a la gente con la que estoy trabajando día a día. Que Dios nos bendiga”.

 

 

 

Tambien le puede interesar