Inicio Noticias El Concejo analiza una nueva Tributaria

El Concejo analiza una nueva Tributaria

por jose

Sería votada a entre enero y febrero e incluiría un cambio en su cálculo. El nuevo impuesto crea otro fondo para obras, extra al que ya pagan los vecinos cuando quieren iluminación, pavimento, ripio o cloacas.

 

En la última semana del año 2015 no se alinearon los planetas y no sesionaron los concejales, a pesar que todos dijeron mantener intenciones de hacerlo. Si se consulta a unos dirán que otros no quisieron o  no pudieron.

 

El año terminó sin la sanción de la Tributaria 2016 ni el Presupuesto 2016. Si se mantiene el criterio del año 2015 donde los concejales radicales, y en particular su ex candidato a intendente, explicaban que los aumentos de los impuestos se darían en marzo para mantener variantes cada un año; deberíamos esperar hasta febrero para que el aumento de la tasa sea una realidad en el poder legislativo.

 

Hoy el compromiso de los concejales y sus «operadores políticos» es sancionar una nueva Tributaria a fines de enero, quizás vigente desde marzo, ya que se habla de un cambio en la forma de tributar, sin tomar textualmente la propuesta del Ejecutivo, pero con consideraciones de zona de residencia, servicios y características edilicias.

 

Una vez sancionada la Tributaria sería devuelto el Presupuesto 2016 para su modificación con las nuevas variables. Por lo pronto se espera que los «operadores políticos» de los concejales tengan un «cable a tierra» que los lleve a la realidad de la ciudad, porque si por ellos fuera los aumentos de impuestos locales serían supra-inflacionarios.

 

Es lo que viene sucediendo cuando los concejales, votados por la gente y que ponen la cara todos los días, delegan negociaciones políticas trascendentes en personajes impresentables o alejados de la realidad; a los ‘rosqueros’ lo único que les interesa es el toma y daca, el te doy y me das, el mostrar que dominan voluntades de políticos locales como si se tratara de títeres. Hasta el momento sólo mostraron el intercambio de logros sin pensar demasiado en la gente y sí mucho en sus intereses. ¿Será por eso que no quedan loteos pendientes de aprobación en el Concejo?

 

Un dato para tener en cuenta es que la nueva Ordenanza Tributaria incluiría nuevas variables que pagaríamos todos los esperancinos como lo es la creación de un fondo para obras. Este sería extra a las obras que paga el vecino como el pavimento, ripio, cloacas o iluminación. Está claro que si concejales y la intendente acuerdan quitar obras menores de la provincia para pasarlas a rentas generales, después tengan que pedirle a la gente recursos y esfuerzos para renovar alcantarillas y comprar brea.

 

Pendiente quedó la venta de una calle a la empresa Yeruvá y el pedido de la oposición del conocimiento del movimiento diario de caja de la administración municipal. También espera aprobación la creación de la nueva estructura municipal que crea tres nuevas secretarías, jerarquizando dos existentes y creando una a medida del «planificador» Blangini, algo así como un premio a quien desde la función pública hizo poco y mal. Aseguran que habría sesión extraordinaria para considerar estos temas sobre finales de enero.

 

Por lo pronto el 2015 terminó sin sesiones de despedida de año y aguardando novedades para las próximas semanas.

Tambien le puede interesar