Inicio NoticiasDeportes El Club Unión de Esperanza lucha por mantenerse a flote en la pandemia

El Club Unión de Esperanza lucha por mantenerse a flote en la pandemia

por Ayelen
La presidenta de Club Unión de Esperanza, Claudia Cibanik, describió el presente de la institución en el marco de la pandemia de coronavirus y el aislamiento preventivo y obligatorio.

 

En declaraciones realizadas a Radio Nacional Santa Fe, Cibanik  contó que “en este momento se está cobrando la cuota societaria ya que desde fines de abril o principios de mayo se nos permitió salir a cobrar, teniendo en cuenta que no está permitido abrir el club”. “Es la única forma de poder cobrar porque es un club de barrio, no hay Mutual, no hay depósitos, y se complica un poco la cuestión”, explicó.

 

Al respecto, apuntó que “se está cobrando entre un 70 y un 80% del total de las cuotas pero creemos que esto va a bajar porque al no realizar actividad los chicos, hay mucha gente que no quiere pagar y seguramente se empezará a dar de baja”. Al respecto, mencionó que “la cuota es un monto mínimo, de entre 180 y 250 pesos dependiendo del grupo familiar”.

 

Claudia Cibanik

 

En ese marco, se refirió a la difícil situación que se atraviesa por lo cual “hubo que hacer un beneficio el mes pasado y esperamos poder seguir haciendo algo todos los meses para subsistir porque no alcanza con la cuota societaria”. “Los movimientos de pagos siguen los mismos, como luz, agua, gas que si bien se corrieron las fechas de pago en algún momento habrá que pagarlas y por eso preferimos ir pagando mes a mes para aliviar un poco el más adelante”, explicó.

 

Agregó que “además de los gastos de servicios, tenemos el mantenimiento del club que implica una persona que está yendo a trabajar con los permisos pertinentes para poder mantener la infraestructura como el corte de pastos, barrido de hojas y demás tareas”. “Eso es lo único que se realiza, el resto está totalmente cerrado y no hay ninguna actividad”, planteó.

 

En este contexto, sostuvo que “las disciplinas están esperando poder volver a la normalidad porque los profes que trabajan cobran un sueldo mínimo, no es una relación de dependencia y es un anexo que hacen y en este momento no lo tienen y es una entrada menos de dinero”.

 

“Pero además de lo económico el problema es que luego de tanto parate cuesta retomar, para los chicos y para todos, y en lo personal creo que en lo deportivo y lo competitivo el año está perdido, porque cuando se retome la actividad será seguramente recreativa y hay gente a la cual eso no le sirve”, reconoció.

 

No obstante, destacó que “en lo económico tenemos gente en la Comisión Directiva que quiere trabajar y eso hace que el club pueda mantenerse, pero cada vez son menos las personas que quieren colaborar y eso cuesta”.

 

Tambien le puede interesar