Inicio Destacadas Detuvieron al vicepresidente y a varios barras de Colón

Detuvieron al vicepresidente y a varios barras de Colón

por jose
Es por la causa que comenzó con la investigación por los aprietes de barras a jugadores que se vivió la semana pasada. El partido con Argentino Juniors previsto para las 17 en Santa Fe se jugará sin público.

 

 

Conmoción en el ambiente sabalero. Pocas horas antes del cotejo que esta tarde jugarán Colón y Argentinos Juniors por la Liga Profesional, dos directivos del club, entre ellos uno de los vicepresidentes, y cinco barras, entre los cuales se encuentra el jefe de uno de los grupos con mayor actividad en los últimos meses, fueron detenidos como resultado de una docena de allanamientos dispuestos por la justicia provincial y ejecutados en las primeras horas de esta mañana en esta capital y la vecina ciudad de Santo Tomé.

 

Los operativos tiene directa relación con las actuaciones que inició la justicia santafecina luego de los incidentes registrados la semana pasada, cuando un sector de la barra brava se apersonó al entrenamiento del plantel en el predio “4 de Junio”, que el club posee a la vera de la autopista Santa Fe-Rosario, y amenazó a jugadores, que respondieron a los insultos e intentos de agresión.

 

No obstante el revuelo que hoy invade al ambiente futbolero de esta capital, a media mañana el partido está confirmado que se jugará a partir de las 17 como está programado, en el estadio “Brigadier López”, del barrio Centenario, al sur de esta capital, aunque se disputará sin público, es decir, a puertas cerradas.

 

Solo se permitirá el ingreso del personal policial, directivo y colaborador de los clubes y representantes de la prensa. La medida se adoptó pasadas las 11, al término de una reunión que celebraron los jefes de la Policía provincial, Miguel Oliva y Martín García, y Marcos Romero, director provincial de Prevención y Seguridad en Espectáculos Deportivos y Eventos Masivos, en la sede de la jefatura de policía.

 

Además, esta misma tarde podría definirse la suspensión del cotejo previsto para mañana en Rafaela, entre Atlético de esa ciudad y Colón, por la Copa Santa Fe. Se evalúa que dado los hechos ocurridos en las últimas horas, el traslado de simpatizantes sabaleros a aquella ciudad del oeste provincial podría generar nuevos hechos de violencia.

 

Este no es un tema menor ya que varios de los hechos contra la sede del club este año y los “aprietes” a futbolistas, como el ocurrido el martes de la semana pasada, tras la derrota de Colón en Córdoba, frente a Talleres, son protagonizados por hinchas que se identifican con el grupo denominado “Los de siempre”, enfrentado a “La negrada del centenario”. Esta última es la que protagonizó los hechos de violencia conocidos durante el cotejo Colón-Peñarol, por la Copa Libertadores y un enfrentamiento armado durante los festejos del 4 de junio pasado, a un año de la obtención del primer título colonista en el fútbol grande de la Argentina.

 

OPERATIVOS Y DETENCIONES

A las 6 de hoy, desde la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA), en el microcentro de la capital provincial, decenas de efectivos policiales, cumpliendo órdenes del fiscal de turno, se dirigieron a varios domicilios de la ciudad y de Santo Tomé.

 

En Facundo Zuviría y Luciano Torrens (al norte del macrocentro) se allanó la vivienda del vicepresidente tercero de Colón, Horacio Darrás, donde se procedió a la detención del dirigente, quien fue trasladado luego a una dependencia policial, al aguardo de la citación de la fiscalía para prestar declaración indagatoria.

 

Lo propio hizo en la zona próxima al estadio, donde fue detenido Orlando “Nano” Leiva. En otros procedimientos la policía detuvo a Lucas Paniagua (vocal titular del club), y cuatro barras ligados al grupo “Los de Siempre”.

 

Todas las detenciones se dieron luego de una investigación que arrancó de oficio en el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y que apuntó a una serie de aprietes que sufrieron varios jugadores del club mientras realizaban un entrenamiento de rutina, el pasado 20 de septiembre. Aquel día, según trascendió, un grupo de barras ingresó al predio y fue hacia donde estaban un grupo de jugadores, entre ellos, Paolo Goltz, Luis Miguel “Pulga” Rodríguez, Rafael Delgado y Ramón “Wanchope” Abila.

 

Como el club no radicó la denuncia, el MPA, a través de los fiscales María Laura Urquiza y Federico Grimberg, convocó a los citados jugadores y al DT, Adrián Marini, a prestar declaración en la sede de la Fiscalía de Delitos Complejos.

 

El sábado, Pulga Rodríguez volvió a declarar y ratificó los hechos ocurridos durante el entrenamiento. Esa violencia fue la que horas después llevó al tucumano a anunciar que a la finalización del torneo actual, donde Colón no tiene chances de clasificar a ningún torneo internacional y quedó eliminado de la Copa Argentina, se alejará de Santa Fe.

 

En tanto se sabe, que los otros jugadores agredidos se reunirán en las próximas horas con los dirigentes para resolver la disolución de sus contratos.

 

 

Fuente La Nación

Tambien le puede interesar