Inicio Noticias Detectan roya de la soja en la región

Detectan roya de la soja en la región

por jose

Las muestras corresponden a lotes de grupos de maduración tardíos de San Justo y Margarita. Recomiendan diseñar estrategias de control preventivas ante un eventual crecimiento de la plaga por condiciones ambientales predisponentes.

Esta semana se han detectado los primeros focos con roya asiática de la soja (RAS) en la provincia de Santa Fe. Las muestras corresponden a lotes comerciales extraídos sin mediar cámara húmeda. Fueron analizadas y detectadas por la Ing. Agr. Florencia Magliano en el marco de un trabajo técnico con los grupos CREA de la zona. Las presencia de pústulas y confirmación posterior de RAS en las muestras analizadas fue confirmado por Margarita Sillon, responsable de la cátedra de fitopatología de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Litoral.

Los lotes positivos corresponden a Margarita: dos lotes con sojas correspondientes a grupos de maduración VI y VII en estado R4, San Bernardo (San Justo, Ruta 11 Km. 555), y un lote soja de grupo VII en estado R2. Presentan de 1% a 5% de incidencia. No se registra severidad en las muestras, en las que se analizaron 1 a 2 pústulas por folíolo.

En diálogo con Campolitoral, la fitopatóloga aclaró que la detección es importante a nivel de alerta regional para que los productores y técnicos de la región estén informados, “pero eso no significa epidemia. Dos o tres casos no implican que todos estén en la misma situación”. Según Margarita Sillón, la detección es temprana en los tiempos de la campaña, llegando a la mitad de febrero.

“Los cultivos del centro norte son grupos largos de madurez y el llenado de granos tiene un período largo. La roya detectada significa que por dos meses podemos tener avance del patógeno en plena etapa de llenado de grano y eso le da una gravedad potencial, aunque no en lo inmediato”. Eso sí, si las condiciones ambientales son favorables, el patógeno puede desarrollarse. Su ciclo es de 7 días, de allí que las condiciones ambientales son fundamentales”, agregó.

La especialista recomendó en lo inmediato profundizar el monitoreo y manejarse con contactos regionales. “Nadie se guarda la información, eso sirve para saber cómo viene la enfermedad”, sostuvo.

Finalmente, expresó que los lotes se encuentran en R4 (formación de vaina, entrando al llenado de grano) y ya se observan algunas Enfermedades de Fin de Ciclo que requieren un tratamiento químico. “Si el lote lo requiere no tiene sentido esperar para una aplicación química. No esperar a verla en el campo, sacar muestras y enviarlas bien cerradas con el nombre de la variedad y la localidad, eso es importante. Diseñar estrategias de manejo es fundamental”, aconsejó.

Fuente Campo Litoral

Tambien le puede interesar

Dejar comentario