Inicio Destacadas Detarsio: “No hay camas de terapia intensiva, la situación es crítica y desesperante”

Detarsio: “No hay camas de terapia intensiva, la situación es crítica y desesperante”

por Ayelen
El médico infectólogo de Esperanza y miembro de la dirección de Epidemiología de la provincia, Federico Detarsio, alertó en duros términos sobre la grave situación epidemiológica que se vive en la ciudad y la región por los contagios de coronavirus.

 

 

En conferencia de prensa, Detarsio lamentó “tener que actualizar la situación epidemiológica que atraviesan la ciudad y la región, y su sistema de salud” y explicó: “Consideramos que más allá de las tareas médico asistenciales, informar a la comunidad con sinceridad y trasparencia es parte de nuestro compromiso”.

 

 

En ese sentido, apuntó que “independientemente de los números de casos diarios reflejados en los partes provinciales es fundamental hacer una lectura e interpretación integral de la situación” y afirmó: “Estamos atravesando los momentos más difíciles de esta pandemia, mucho más complejos que durante la primera ola del 2020; la situación es crítica y a veces desesperante porque, como todos sabemos, ha cambiado notablemente el perfil de los pacientes”.

 

 

 

 

Al respecto, especificó que “el promedio de edad de los pacientes de terapia intensiva disminuyó en 10 años aproximadamente, es decir que son mucho más jóvenes con pocas o ninguna comorbilidades o factores de riesgo”. “Sumado a esto son formas clínicas mucho más agresivas que requieren precozmente terapia intensiva y asistencia respiratoria mecánica. Este fenómeno es compartido y se repite en toda la provincia y el país”, indicó.

 

 

“Se han incrementado también la cantidad de consultas, testeos, casos, pero lo más preocupante y la principal necesidad son las camas de terapia intensiva. Lamentablemente hemos llegado a la situación que nunca hubiéramos querido llegar: la ocupación total de camas de terapia intensiva y la imposibilidad de brindar atención de calidad que todos los pacientes necesitan y merecen, situación que no sucedía algunas semanas atrás”, advirtió Detarsio.

 

 

 

 

Agregó que “muchos pacientes necesitan terapia intensiva y hay poca o nula capacidad de respuesta local o de derivación a centros de mayor complejidad en Santa Fe. De hecho cuando intentamos las derivaciones se nos notifica que hay 40 o 50 pacientes en lista de espera para poder acceder a ese recurso. Y lo que es aún peor, cuando se desocupa una cama de terapia intensiva nos vemos en la tristísima situación de tener que seleccionar a qué paciente se admite y a quien no, lo que resulta extremadamente doloroso para el personal de salud”.

 

 

Alertó que “hoy la casi totalidad de los pacientes internados en el SamCo en el año 2020 hubieran estado en terapia intensiva, lo que significa que la sala del SamCo se ha transformado, por necesidad, en una sala para casos graves cuando antes era para casos leves a moderados y hemos tenido que adaptarnos rápidamente a este cambio epidemiológico”.

 

 

“Ya no es una advertencia de lo que puede llegar a suceder sino que es nuestra realidad al día de hoy, por lo tanto si hoy cualquiera de los que estamos aquí presentes necesitáramos una cama de terapia intensiva, muy probablemente no contaríamos con ese recurso y se han agotado las posibilidades de expandirnos en cuanto a camas, equipamiento y sobre todo en recursos humanos. Estamos al máximo de nuestra capacidad operativa y así y todo resulta insuficiente”, afirmó.

 

 

 

 

“Necesitamos sí o sí disminuir la cantidad de casos, antes que el daño sea aún mayor. No hay una única medida, o vacuna o medicamento que pueda sacarnos de esta situación sino que es una sumatoria de todas ellas. Siempre entendimos que nuestro éxito depende de la responsabilidad individual en el cumplimiento de las medidas de cuidado y restricciones vigentes. No hay poder político ni fuerza de seguridad que pueda controlar lo que hacemos cada uno de nosotros en forma individual, ni hay sistema de salud que pueda soportar las consecuencias del incumplimiento”.

 

 

“Pedimos a todos cuidarnos con responsabilidad más que nunca, más aun que en la Fase 1 del 2020 y no por el sistema sanitario sino por la salud de nosotros mismos y nuestros seres queridos que se ve seriamente amenazada”, rogó el profesional para culminar, dejando al Salón Blanco en un profundo silencio.

 

 

Luego al ser consultado por el contexto vivido hasta el momento y la gravedad de los hechos si hay gente a la que se requirió trasladar y murió por falta de capacidad de atención en una cama de mayor complejidad, el profesional dijo: «lamentablemente en el hospital se han solicitado en algún momento derivación de pacientes a la espera de camas de terapia intensiva, no se le privó de la asistencia ni mucho menos, pero sí… algunos evolucionaron desfavorablemente».

 

 

 

 

 

 

Nota relacionada:

 

Soler: “La segunda ola es mucho más compleja y no hay más recurso humano disponible”

Tambien le puede interesar