Inicio NoticiasDeportes Desde Rosario destacan acción contra la violencia

Desde Rosario destacan acción contra la violencia

por jose

¿Es posible eliminar la violencia en el fútbol? La pregunta que se hacen los hinchas agobiados y que se escaparon de los estadios a raíz de la impunidad ejecutada por los barras bravas se repite a diario y sólo se reaviva cuando llega la muerte. La muerte se transforma en tapa y en crónica central. La complejidad de la sociedad, esa sociedad que no sólo se refleja en el fútbol como un espejo idéntico, sino también una sociedad que nace en el fútbol repite en un espiral sin fin distintos modos de violencia. ¿Por dónde empezar para erradicarla?

Los dirigentes, los futbolistas, los hinchas, la Justicia, las fuerzas del orden y los políticos han avanzado y retrocedido. Y ante cada muerte el retroceso es mayor. Y siempre aparece una palabra que pareciera condensar una solución mágica, la palabra es educación.  Pero para quitarle el aura de magia y llevar la educación a territorio existe una experiencia que comienza de abajo, desde las bases que procura modificar la esencia de un problema instalado. Esa experiencia es el Programa «Los Valores del Fútbol» y es ejecutado por un grupo de profesionales en psicología, nutrición, trabajo social y educación física en la Liga de Fútbol de Esperanza, Santa Fe.

 No hay soluciones inmediatas

La fundamentación de «Los Valores del Fútbol» pone el foco en el trabajo a largo plazo. «En la actualidad se debaten temáticas relacionadas con la violencia y las conductas adictivas, buscándose soluciones inmediatas. En lo que respecta a las conductas delictivas y violentas, se piensan soluciones como, aumento de la fuerza pública de seguridad, el incremento de sanciones, gestionar penas más duras o bajar las edades de imputabilidad. En lo relacionado a las adicciones se forman equipos de intervención, los cuales nunca terminan cubriendo las demandas», argumentan.

Rosarioplus.com dialogó con el licenciado César Palmieri, uno de los referentes del proyecto que posee relevancia nacional. «Se considera necesario cambiar el foco, anticiparnos al problema, y tratar que este no se manifieste. Se cree que en la prevención radican las posibles soluciones, en anticiparse y trabajar los aspectos saludables del ser humano», sostiene Palmieri.

¿Cómo se hace para educar en valores?  Palmieri sostiene que de edades tempranas hay que valorar el cuerpo, la salud, la educación y aprender a respetar al otro como a uno mismo. «En la medida que las instituciones deportivas, escolares y de toda otra índole se ocupen decididamente en formar jóvenes con buenos valores, estaremos contribuyendo a generar una sociedad mejor, pues los pequeños son, los adultos del mañana»

¿Cómo nace el proyecto?

El proyecto nace por el aumento de hechos de violencia ocurridos en el fútbol infantil de la Liga Esperancina de Fútbol. «La intención es recuperar el verdadero rol social que toda institución deportiva debe cumplir, fomentando en los jóvenes y adultos dirigentes, ideologías tales como: respeto, solidaridad, camaradería, amistad, compañerismo, límites», enumera Palmieri.  El equipo interdisciplinario persigue formar, no solamente buenos futbolistas, sino personas de bien, capaces de participar en una sociedad de bien público.

Los números crecen y son representativos del avance del trabajo. Hasta ahora trabajaron en 26 clubes, llegando a 400 niños y adolescentes, 200 directivos, 200 entrenadores y 65 árbitros.

De las 345 expulsiones que hubo en 2012 en la Liga, se redujo a a 263 en 2014.

Con respecto a los entrenadores, en el 2012 expulsaron a 124, en tanto en 2014 se redujo a 87. Junto a Palmieri trabajan Corina Cabrera, Valentina Falcó, Marina Yennerich, Fanny Pais, Guadalupe Vazquez, Melina Ottonelli y Matías Wernly. El fútbol como plataforma de aprendizaje.

 

Dos ejes, dos metas

-Lograr que los clubes recuperen el verdadero rol social, trabajando no solamente en los aspectos deportivos sino también en la formación de personas de bien con buenos valores.

– Conseguir que los clubes puedan asegurar a los jóvenes una formación personal y humana paralela a la deportiva, válido para una correcta incorporación laboral a la sociedad si los objetivos deportivos no se cumplieran.

¡Educar jugando!

Durante el año se realizaron distintos encuentros de formación, con la intención que los adultos encargados de la educación de los jóvenes tengan las herramientas adecuadas para formarlos no solo como buenos jugadores sino también como personas de bien. En este sentido, se realizan los Talleres de valores, dos encuentros por cada club de la Liga de Esperanza. También hay talleres de salud y encuentros de mensajes a los padres.

Otra encuentro interesante son las actividades del tercer tiempo: los niños que juegan de local invitan al equipo visitante luego del partido a compartir una merienda. Y la Premiación al Fair Play donde los equipos con menos expulsiones reciben un premio del mismo valor que el equipo campeón; son igual de campeones.

¿Qué recogen en la interacción con los chicos?

Desde la organización, recogen las frases textuales de los niños:

«Yo no quiero más violencia»

«Yo quiero más respeto los jugadores y árbitros»

«Yo quiero ser apoyado por los grandes sim importar el resultado»

«Yo quiero que los padres de los jugadores no nos acosen porque nos vuelven locos»

«No quiero que mi papá me vaya a ver porque me pone nervioso»

-¿Es posible erradicar la violencia en el fútbol?

– Nosotros proponemos trabajar con el cien por ciento de los chicos educando en valores que perdurarán de por vida y devolverle a los niños el placer de jugar y divertirse. Estamos convencidos que se puede hacer algo, ya hemos logrado reducir la cantidad de expulsiones de casi un treinta por ciento. Llegar a erradicar por completo creemos que no, pero mejorar la situación seguramente sí. Con el compromiso de todos.

 

 

Publicado por Rosario Plus

Tambien le puede interesar

Dejar comentario