Desde República Checa, Potolicchio afirmó que lo vivido “es magnífico y no tiene comparación”  

El jugador esperancino integrante de la Selección Argentina que se consagró campeón en el Mundial de Softbol, Juan Potolicchio, contó desde la República Checa la experiencia vivida y los sentimientos que lo embargan. Adelantó que “el foco del equipo está puesto ahora en ser campeón de los Juegos Panamericanos” que se disputarán en 40 días.  

En declaraciones realizadas a la CSC Radio desde República Checa, Potolichio se manifestó “super contento y emocionado” y describió: “Esto es una locura, nunca me hubiera imaginado un juego así tan emocionante para el día de mi cumpleaños, de la forma en que fue y cómo se dio”.

Destacó “lo que fue esta locura de vivir el inicio de la Selección argentina cuando sabíamos que no le podíamos ganar a la mitad de los equipos hasta llegar a decir “tenemos que estar en el podio levantando la bandera” y hacerlo realidad”.

Consultado por su futuro, afirmó: “Ahora no me quiero a ningún lado de la Selección. El próximo Mundial es en enero de 2021 y los muchachos me dijeron seguí un tironcito más, que te da, que es tuyo y no sé qué hacer porque dije que quizás era mi último Mundial, pero tengo demasiadas cosas entre medio, esto me puede mucho y no es algo que pueda pensar ahora”.

“Estoy super contento, esto es algo magnifico, no tiene comparación alguna con nada de lo que me ha sucedido deportivamente en mi vida. Mi familia, la gente de Esperanza escribiendo, cantar y gritar el Himno y que sea el único Himno que suene en el estadio esa noche fue algo magnífico”, sentenció.

Al respecto, recordó que “los checos tenía un Himno que se cortaba en el medio y cada vez que lo cantábamos antes de los juegos nos daba bronca no poder seguir cantándolo, así que cuando nos dijeron que iba a sonar el Himno decidimos terminarlo cantando a capela, y ese momento fue magnífico”.

Sobre los sentimientos que lo embargan en este momento, describió: “Como deportista uno siempre quiere más, siempre quiere llegar a tope, y cuando uno entrena lo hace para llegar a ser campeón mundial, lo sueña, lo desea, lo imagina, lo visualiza para que se haga realidad y cuando le preguntan uno responde convencido: “Vamos a ser campeones mundiales”, pero hoy despertarme y saber que Argentina es campeón mundial, no lo puede creer. Es increíble, es algo que no tiene relación de ser. Es algo magnifico e irrepetible”.

Adelantó además que “esto no termina acá, en 40 días tenemos el Panamericano y ese es el que queremos en serio”. “Ser campeón mundial es algo que no tiene comparación, pero el foco del equipo era ser campeón de los Juegos Panamericanos y ahí vamos”.

Por último, envió “un saludo a toda la gente de Esperanza que los quiero con todo el corazón”.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.