Inicio NoticiasDeportes Desde Guatemala, Potolicchio valoró: “Esperanza siempre nos abrazó con el deporte”

Desde Guatemala, Potolicchio valoró: “Esperanza siempre nos abrazó con el deporte”

por Ayelen
El deportista esperancino Juan Potolicchio, campeón del mundo con la Selección argentina de Softbol, hoy vive en Guatemala tras haber quedado varado por la pandemia, y desde allí recordó sus inicios y la actualidad del deporte. Este viernes en la Fiesta del Deporte de la ciudad le asignaron la máxima premiación.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Potolicchio contó que “cuando comenzó la pandemia estaba en Texas y allí comencé a intentar volver a Argentina pero quedé varado en Guatemala; cuando Guatemala abría su aeropuerto, Argentina lo cerraba y así fue durante bastante tiempo por lo cual ya hace dos años que estoy viviendo en Guatemala fijamente y tuve que reestructurar mi vida, mi trabajo y el deporte también”.

 

 

“La cultura en Guatemala es muy interesante, algo diferente a la nuestra, la temperatura siempre es de 20° por eso le dicen la primavera eterna y tiene cosas muy bonitas, pero sin embargo no es Esperanza y uno siempre extraña sus raíces”, reconoció.

 

 

Sobre sus comienzos en el deporte, contó: “El softbol ha sido mi vida; por una cuestión de cómo se acomodan las cosas en la vida empecé en Esperanza de la mano de Eduardo Rista en la ex Dipos donde nos prestaban una canchita de fútbol y en ese momento jamás soñé de andar de trotamundos por el deporte. Cuando comencé a viajar Argentina estaba rankeada entre los 12 primeros y ahí se notaba muchísimo la diferencia en las competencias de nuestro país con el resto del  mundo porque Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Asia y todo Centroamérica estaban muy por encima del nivel que teníamos nosotros”.

 

 

 

Fiesta del Deporte 2022, premiación al softbol – Foto Prensa ME

 

 

“Esperanza tiene una pequeña cancha, Buenos Aires tiene cuatro o cinco desparramadas por todo el Conurbano, y Paraná que es considerada la capital nacional del softbol tiene ocho o nueves canchas pero es un mundo aparte; entonces llegar a una ciudad de Centroamérica y ver que cada escuela secundaria tiene su propia cancha de softbol, que los potreros no son de fútbol sino de softbol, la verdad es que me emociona. En softbol masculino todo Centroamérica, Norteamérica tiene muy buen nivel y es increíble la cantidad de gente que lo juega de manera recreativa. Argentina nunca podría soñar en llegar al nivel de softbol recreativo que hay y a la cantidad de personas que lo practican”, mencionó.

 

 

No obstante esto, Potolicchio destacó que “en softbol masculino Argentina es potencia mundial”. “A mí me costó 17 años de selección poder llegar a colgarme una medalla de campeón mundial o panamericano, pero el domingo pasado la Selección Sub23 masculina se coronó en Venezuela campeón panamericano. Con esto tenemos dos campeonatos panamericanos de mayores, uno de  Juegos Panamericanos, un Mundial, la Copa Peligro como equipo, el Invitacional de México como equipo, el femenino acaba de ganar el sudamericano. El Mundial de Sub23 será en octubre en Paraná y se espera que haya mucha gente”, reseñó.

 

 

 

En tanto, señaló que “Argentina es una potencia deportiva en softbol y no tiene nada que envidiarle a nadie en lo que es competencia pero el deporte sigue siendo 100% amateur, el único equipo que tiene sponsoreo es la Selección nacional del Cenard y la Secretaría de Deporte y de alguna que otra marca, el resto es 100% amateur”.

 

 

“En Guatemala no pueden creer que yo en mi casa tuviera que pagar por uniformes, fichajes, pagar la cuota del club, la cuota del deporte, y lo que no entienden es que el deporte amateur crea una dependencia tal que yo jamás jugaría para otro club en Argentina. No está para nada en discusión, yo juego con mis amigos, con la gente con la que crecí de chico, compito con ellos y defendemos los colores del club como si fuera nuestra propia bandera.”, explicó.

 

 

Por último, valoró la importancia de la ciudad que lo vivió nacer y afirmó: “Sin Los Teros yo no sería nadie en este deporte, pero además la ciudad de Esperanza siempre nos abrazó con el deporte; Esperanza y Los Teros tienen el mayor porcentaje de lo que puedo considerar éxito. La ciudad siempre nos estuvo abrazando y el abrazo más grande fue enterarme el sábado que me reconocieron como deportista del año, lo que fue una alegría muy grande que aun a la distancia se acuerden de mí”.

 

 

Juan Potolicchio y su premiación Mundial – Foto archivo El Colono del Oeste

Tambien le puede interesar