Inicio Destacadas Desde el Socialismo destacan la aprobación de la iniciativa para limitar la caza ilegar

Desde el Socialismo destacan la aprobación de la iniciativa para limitar la caza ilegar

por jose
Se trata de un proyecto de ordenanza que prohíbe la venta de productos que abastecen el tráfico de aves silvestres como trampas jaula, pegamentos y redes de piso, entre otros productos. La iniciativa aprobada ayer por el Concejo debe ser ahora refrendada por la intendenta.

 

El Partido Socialista de la ciudad de Esperanza junto a integrantes, el Grupo de Estudio Dirigido Capibara de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNL y del grupo Ebird Santa Fe, por medio del concejal Rodrigo Müller, el 6 de agosto de 2020 presentaron un proyecto de ordenanza para prohibir la venta y fabricación de trampas jaula, pegamento tipo “pega pega” y redes de piso entre otros productos, cuyo uso y consumo alimentan el tráfico ilegal de fauna, en este caso aves. Esta propuesta fue encabezada por Pablo Capovilla, integrante de los grupos e instituciones nombradas.

 

Esta ordenanza fue aprobada por el concejo deliberante de la ciudad de Esperanza este viernes 4 de diciembre de 2020 a la cual también se le sumo la prohibición de la venta y fabricación de gomeras, como así también un registro de infractores.

 

 

 

 

El comercio ilegal de animales de nuestra fauna comienza en la caza furtiva de estas especies, por medio de mecanismos cruentos de captura viva para luego ser trasladados y vendidos como mascotas, actividad que a lo largo del tiempo fue llevando a diferentes especies al borde de su extinción, por ejemplo, al Cardenal Amarillo (Gubernatrix cristata).

 

 

«Hoy entendemos que es de suma importancia que se apruebe esta propuesta para cortar el abastecimiento de estas herramientas como tramperas y pega pega, utilizadas para tal fin, que atenta contra a la naturaleza» sostuvo Cristian Presa, titular del partido en Esperanza.

 

«Sin olvidarnos de los comerciantes, evaluamos el impacto económico que implica dejar de vender estos productos para la captura viva de aves y como era de esperar según una encuesta que realizamos, este impacto es muy reducido. Así que podemos afirmar que esta ordenanza prácticamente no afecta la economía del rubro, pero sí nos ayuda a la conservación de nuestras aves autóctonas y también a debilitar este gran flagelo a la naturaleza que es el tráfico ilegal de fauna», agregó.

 

 

Tambien le puede interesar