Home Noticias Denuncian amenaza narco contra juez y ministro

Denuncian amenaza narco contra juez y ministro

by jose

La investigación que lleva adelante desde septiembre pasado el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna por el homicidio de Martín Fantasma Paz, pesquisa que le ha permitido descubrir el funcionamiento de al menos tres bandas narcoriminales y lo ha llevado a ordenar importantes secuestros y detenciones en los últimos quince días, tuvo ayer un verdadero cimbronazo. Horas después de que se hallara en la zona sur de la ciudad un depósito con 60 kilos de cocaína atribuidos a una de esas bandas, el magistrado radicó una denuncia penal en la que que da cuenta de que información confidencial le permitió saber sobre la preparación de eventuales atentados contra su vida, contra el ministro de Seguridad Raúl Lamberto y el personal que trabaja en los operativos destinados a perseguir a esos grupos criminales en Rosario.

La situación generó una oleada de adhesiones desde todos los sectores políticos de la provincia hacia los amenazados. «No vamos a claudicar más allá de que algunos intenten detenernos con amenazas e intimidaciones», dijo el gobernador Antonio Bonfatti.

La investigación del juez Vienna permitió sacar a la luz un trasfondo de violencia que, según dicen los investigadores, se inscribe en disputas territoriales y económicas por cuestiones de narcotráfico en el que están lidiando tres grupos delictivos bien diferenciados. Entre ellos se destaca la llamada banda de Los Monos, encabezada por la familia Cantero del barrio 17 de Agosto, y a cuyo líder, Claudio Pájaro Cantero, mataron a tiros el domingo 26 de mayo a las puertas de un boliche de Villa Gobernador Gálvez.

En la mira. En ese marco, ayer al mediodía Vienna se acercó al juzgado de Instrucción a cargo de su par Alejandra Rodenas y detalló estar en conocimiento «por información reservada» de la preparación de un ataque criminal proveniente del mismo grupo delictivo que investiga. Esa información señala que hubo seguimientos contra su persona, contra el ministro Raúl Lamberto por la autopista a Santa Fe y contra al menos tres integrantes de la División Judicial de la Unidad Regional II que participa de la pesquisa y cuyos nombres no se consignan pero este diario conoce.

Desde hace dos semanas se sabía en sectores tribunalicios de Rosario de la existencia de acciones intimidatorias hacia el entorno del juez y de los policías que actúan contra las redes criminales. En ese momento Vienna no quiso hacerlas públicas. Pero la generación de nuevos datos en el mismo sentido lo hizo cambiar de criterio y elegir, mediante la denuncia, hacer visibles los hechos.

El nuevo dato fue la recepción de un llamado telefónico que daba cuenta de que se habían pagado 500 mil pesos a personas dispuestas a atacar al magistrado y a la secretaria penal de su juzgado.

Frente a la denuncia, la jueza Rodenas pidió al jefe de policía de la provincia, Omar Odriozola, que adopte las medidas necesarias para procurar el libre desempeño del personal asignado a la investigación. No obstante, ya había desde días previos un operativo de protección montado en favor del magistrado, su secretaria penal y el ministro.

Asimismo, desde el entorno de la investigación surge que por escuchas telefónicas se corroboró que hubo seguimientos a familiares de los policías que trabajan en la investigación y cuyos nombres los Cantero disponían por datos suministrados por los dos uniformados presos por esa conducta (el comisario Gustavo Peryra y el sargento Juan Maciel). En ese sentido, un testimonio clave habla de fotos tomadas al hijo de un oficial de la División Judicial en una parada del colectivo y en la puerta de la casa.

El suministro de nuevos datos a los grupos criminales para estas intimidaciones, según la información que sirvió de base para la denuncia, provino de tres policías hasta ahora no tocados por la pesquisa de Vienna. Sus apellidos son R., D.M. y A., y dos de ellos se desempeñaron en la ex Drogas Peligrosas provincial.

Respaldo institucional. Tras la denuncia hecha frente a la jueza Rodenas y la fiscal Graciela Argüelles por amenazas coactivas, el juez Vienna fue recibido por los camaristas Ernesto Pangia y Carina Lurati. En tanto, el gobernador Bonfatti abordó el tema junto a los ministros de la Corte Suprema María Angélica Gastaldi, Daniel Erbetta y Roberto Falistocco (ver aparte).

En esa reunión se decidió, entre otras cosas, que se refuercen algunas medidas de seguridad en los Tribunales de Rosario. Las precauciones adoptadas incluirán el reforzamiento de la vigilancia en los accesos y el interior del Palacio, y la orden de que el público en general acceda al edificio solo por calle Balcarce, mientras que por los otros tres ingresos lo hagan abogados y personal del Poder Judicial con credenciales y documentos de identidad.

Sacudida. Vienna encabeza la investigación de una secuencia de homicidios a partir del crimen de Martín Fantasma Paz en la que asoma la estructura de varias redes criminales. En el marco de esa causa se produjo la detención de una veintena de personas, entre ellas cinco miembros de la familia Cantero. En los operativos contra esta red los investigadores señalaron haber secuestrado bienes muebles e inmuebles que son clara evidencia del accionar de una asociación ilícita. Tal como sería el depósito con 60 kilos de cocaína desbaratado ayer en la zona sur.

La Capital de Rosario

You may also like

Leave a Comment