Del helado “a la plancha” a la súper hamburguesa para seis personas: las comidas más extravagantes de Mar del Plata

Es una ciudad para todos los gustos. Clarín da el menú de cinco opciones para no perderse.

(Clarín) – Desde sus calles (cerveceras, familiares, bizarras) hasta sus playas (fierreras o fiesteras) los turistas que visitan La Feliz pueden elegir qué hacer y dónde pasar mejor sus vacaciones. A la hora de la gastronomía también hay una amplia variedad de opciones y en este recorrido Clarín eligió los cinco lugares donde se encuentran las comidas más extravagantes.

El helado que se prepara en una plancha congelada y con espátulas

El helado es uno de los postres favoritos de los argentinos, pero no todos saben que existe una técnica tailandesa que nació en los años 90 y que se popularizó en 2016 que consta de helado líquido, una plancha congelada, una fruta y un par de espátulas.

Helado a la plancha, una rareza que sorprende a los turistas. Foto: Maxi Failla

Helado a la plancha, una rareza que sorprende a los turistas. Foto: Maxi Failla

Helado a la plancha, una rareza que sorprende a los turistas. Foto: Maxi Failla

Helado a la plancha, una rareza que sorprende a los turistas. Foto: Maxi Failla

 

El proceso de creación es tan llamativo que en la vidriera del local Ohana, ubicado en la calle Buenos Aires 1837, siempre hay 10 o 15 personas con las narices apoyadas al vidrio para observar en detalle cada movimiento de este heladero moderno. Prepararlo tarda sólo dos minutos.

El helado tailandés se elabora con dos espátulas metálicas a partir de una base de leche preparada, que se vierte en una plancha de acero denominada anti-griddle, que está refrigerada a una temperatura de -30 grados. Luego se le tira una fruta a elección (banana, frutilla, kiwi o palta) o una golosina que es lo que le da el sabor.

Helado a la plancha, una rareza que sorprende a los turistas. Foto: Maxi Failla

Helado a la plancha, una rareza que sorprende a los turistas. Foto: Maxi Failla

“Fuimos los primeros que trajimos esta forma de preparar el helado a la Argentina. Ahora hay algunos más pero no somos muchos”, cuenta Sofía, dueña del establecimiento. El comercio abre todos los días de 14 a 2 de la mañana y 1/4 -que es de la única forma en que se vende-cuesta $ 120.

La carne que se cocina en un barril de cerveza

El restaurante Biergën & Weingë es el más grande de toda Mar del Plata, el que más capacidad tiene. El lugar propone que las mejores cervezas artesanales y una cuidada selección de vinos, se encuentren en un mismo sitio. Sin embargo la verdadera vedette allí tiene nombre, se llama Bagrill.

Biergën & Weingën, el restaurante que prepara las carnes en un barril de cerveza al que llaman "Bagrill"

Biergën & Weingën, el restaurante que prepara las carnes en un barril de cerveza al que llaman “Bagrill”

El Bagrill, una creación de Hernán Yannuzzi -uno de los dueños de B&W-, diseñado a partir de un barril de cerveza donde las carnes se cocinan entre dos fuegos, al estilo escandinavo: con brasas en un nivel superior e inferior que calientan la estructura de acero, logrando un efecto refractario.

El Bagrill está montado sobre ruedas, por lo que el mozo recorre el salón ofreciendo al comensal colita de cuadril, tira de asado, bondiola y vacío, entre otras carnes y cortes. Todo acompañados de salsas tradicionales o hechas en base a reducción de vino o cerveza.

Biergën & Weingën, el restaurante que prepara las carnes en un barril de cerveza al que llaman "Bagrill"

Biergën & Weingën, el restaurante que prepara las carnes en un barril de cerveza al que llaman “Bagrill”

El costo por persona con el sistema  (tipo speto corrido) es de $ 320 para las mujeres y $ 350 para los hombres.

Lo del Chino, donde se come lo que el dueño caza la noche anterior

Es el secreto mejor guardado de Santa Clara del Mar, a sólo 30 minutos en auto desde Mar del Plata. Ñandú, nutria, chancho cimarrón, oveja, carpincho, vizcacha y mula. Todo eso puede estar servido en una bandeja, a la espera de los paladares más curiosos. La comida, según explica el propio Chino, dueño del lugar, es lo que le provee la naturaleza: “Trabajamos con lo que nos da el campo”, cuenta.

El Chino es el dueño del lugar donde se cocina casi cualquier tipo de carne. Foto: Fabián Gastiarena

El Chino es el dueño del lugar donde se cocina casi cualquier tipo de carne. Foto: Fabián Gastiarena

Entrada, plato principal (la bandeja mencionada) y una mesa de dulces cuesta $ 300. La bebida la tiene que llevar el cliente: “Se pueden traer lo que quieran de la casa. Nosotros sólo vendemos y servimos la comida”, agrega el Chino que no tiene página web ni de Facebook, ningún cartel en la ruta ni teléfono fijo. La forma más segura de llegar es a través del viejo e inmortal boca a boca. Aunque acá revelamos el secreto: Av. Montreal 436.

En la bandeja puede servirse ñandú, chancho cimarrón y caprincho, entre otros. Foto: Fabián Gastiarena

En la bandeja puede servirse ñandú, chancho cimarrón y caprincho, entre otros. Foto: Fabián Gastiarena

El lugar es como un rancho: techos bajos y música de guitarras en un ambiente de luces tenues. Foto: Fabián Gastiarena

El lugar es como un rancho: techos bajos y música de guitarras en un ambiente de luces tenues. Foto: Fabián Gastiarena.

En verano abre todos los días, aunque siempre de noche a partir de las 20 hs. Si se llena invitan a que pases al día siguiente. En invierno sólo se puede ir los fines de semana. El lugar es como un rancho: techos bajos y música de guitarras en un ambiente de luces tenues, oscuridad doméstica de pulpería repleta de objetos vintage.

Açai, el fruto amazónico que consumen los surfers

El açai es un fruto que nace en la selva amazónica. Es el oro morado brasileño alabado por sus propiedades anti vejez y energizantes y, sobre todo, por su exquisito sabor: es como una mezcla de moras y chocolate.

El açai es el fruto amazónico con un sabor exquisito, difícil de conseguir. Foto: Maxi Failla

El açai es el fruto amazónico con un sabor exquisito, difícil de conseguir. Foto: Maxi Failla.

No es fácil de conseguir: desde que se desprende de la planta el açai (se pronuncia asaí) tiene 15 minutos de “vida”, por lo que hay que congelarlo casi inmediatamente. De ahí viaja hacia distintas partes del mundo, una de ellas es en el local de Café Camarón, Güemes 3301, frente a la Plaza de agua.

El açai es el fruto amazónico con un sabor exquisito, difícil de conseguir. Foto: Maxi Failla

El açai es el fruto amazónico con un sabor exquisito, difícil de conseguir. Foto: Maxi Failla

Allí el vaso cuesta $ 160 y viene acompañado de arándanos, frutilla, banana y granola: “Es muy bueno para el desayuno o para la merienda. Está muy de moda en lugares donde se practican deportes. Por ejemplo en California todos los chiringos de la playa lo venden porque es buenísimo para la recuperación de energía.”, cuenta Sebastián Galindo. Los expertos cuentan que el fruto está repleto de vitaminas, proteínas, fibra, aminoácidos, grasas monoinsaturadas saludables y es hasta 30 veces más antioxidantes que el vino tinto. Se dice que estimula la energía, fortalece el sistema inmunológico, ayuda al crecimiento muscular y combate los efectos del envejecimiento.

Súper XL, la hamburguesa gigante que se come entre 6 personas

Hay que tener muchas agallas para pedirla. No todos se le animan, aunque en Che Burguer (San Lorenzo 2898), cuentan que por lo menos preparan 15 por día. Es la hamburguesa más grande de Mar del Plata y tal vez lo sea de Argentina. Los mozos y los turistas se animan a decir que es la más grande del mundo.

La hamburguesa gigante que alimenta a 6 personas. Foto: Maxi Failla

La hamburguesa gigante que alimenta a 6 personas. Foto: Maxi Failla.

Cuesta $ 550 y pesa más de medio kilo. Tiene tres medallones de carne, mucho queso cheddar, extras de huevo, panceta a la plancha, lechuga y jamón. Una auténtica bomba atómica acompañada por papas fritas.

La hamburguesa gigante que alimenta a 6 personas. Foto: Maxi Failla

La hamburguesa gigante que alimenta a 6 personas. Foto: Maxi Failla.

“Cuando la gente la ve pasar porque la pidió otra mesa se vuelve loca. Les sacan fotos y buscan algún objeto para ponerlo al lado y compararlo. No lo pueden creer y muchos cambian sus órdenes para pedir la Súper XL”. No es para cualquiera, sólo estómagos entrenados.

Mar del Plata. Enviado especial

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.