Inicio NoticiasLocales Crítico documento de Pro Cambiemos: ¿El rayo pagará todas las pérdidas?

Crítico documento de Pro Cambiemos: ¿El rayo pagará todas las pérdidas?

por jose

Continúan las consecuencias por la crisis energética generada tras el incendio en la planta de la EPE ubicada sobre ruta 6 y crecen las voces críticas al discurso oficial de las autoridades políticas vinculadas al tema, como la secretaria de Estado de Energía de la provincia, Verónica Geese, y otros funcionarios públicos.

En las redes sociales y en los diferentes medios de comunicación la gente mostró su indignación y dejó en claro que “no come vidrio”. Ahora un duro pero realista comunicado de los miembros de Pro – Cambiemos, encabezados por Vladimir Roffinott, plantea interrogantes y evidencia que tampoco creen que el rayo haya sido el causante del caos en la capital de Las Colonias.

El texto

En relación a los hechos producidos en Esperanza el día 4 de febrero de 2017, donde un incendio en la sala de celdas de media tensión de EPE -desde donde se abastecen los alimentadores de nuestra ciudad- dejó sin suministro a toda la población y alrededores varios días, manifestamos:

En primer lugar, profundo agradecimiento a los operarios, técnicos, ingenieros, bomberos voluntarios y a quienes trabajaron incansablemente para apagar el incendio y luego devolver a los vecinos un poco de normalidad en el servicio.

Debemos reconocer el esfuerzo realizado. Han trabajado días enteros sin descanso, en muchas ocasiones arriesgando sus vidas y soportando las quejas de los usuarios sin ser ellos los responsables de la desgracia.

Expresamos también nuestra indignación, haciéndonos eco de las quejas y el malestar lógico de los vecinos. Se calculan pérdidas millonarias para la ciudad, empezando por las de cada hogar debido a la falta de funcionamiento de heladeras y electrodomésticos dañados, hasta la industria y el comercio, que estuvo varios días subsistiendo con la energía más cara: el combustible.

Algunos ejemplos:

Distintos barrios de la ciudad sólo han tenido pocas horas de servicio eléctrico en cuatro días, a diferencia de lo ocurrido en el centro, donde el inconveniente se subsanó mediante generadores de la EPE.

No hubo ningún plan de contingencia para enfermos electrodependientes domiciliarios. Ninguna autoridad municipal o provincial los visitó ni mucho menos asistió, dependiendo ellos de la solidaridad de los vecinos para obtener y hacer funcionar los generadores.

No hubo asistencia de ningún tipo para los vecinos de barrios sin suministro. El paquete de velas llegó a venderse cinco veces por encima de su valor habitual, sin que existiera reparto de estos elementos básicos por parte del municipio.

Los pequeños comerciantes e industriales perdieron la ganancia de todo el mes, sea por mercadería en mal estado, falta de energía para producir o por el costo de mantener encendidos generadores a combustible todo el día durante varias jornadas.

A los pequeños industriales se les pidió desde la EPE que no se conecten a la red al restaurar el servicio, exigiéndoles que se autoabastezcan con generadores, pero nadie provee el combustible necesario, alcanzando un gasto de varios miles de pesos diarios para los más chicos.

El restablecimiento de un servicio normalizado, aunque provisorio, tomará entre 10 y 14 días de acuerdo a lo informado por la EPE, entonces… ¿Quién se hace cargo de las pérdidas?

Ejes centrales

Este interrogante nos dispara otro mayor: ¿qué pasó realmente?

Que fue un rayo… que fue una centella… que entró y explotó todo…

En los últimos meses venimos sufriendo tormentas muy severas en la zona y, “casualidad o no”, siempre la EPE interrumpe “preventivamente” el servicio.

Entonces nos preguntamos y exigimos respuestas de las autoridades que corresponden.

¿Existían medidas de seguridad y protección adecuadas?

¿Es verdad que la línea sobre la que cayó el rayo no tenía filamento de resguardo? ¿Esto está bien? ¿Debe ser así?

¿Funcionaron las descargas a tierra? ¿Tenían correcto mantenimiento?

Si bien han informado que las celdas eran nuevas, ¿por qué su instalación no tenía sistema preventivo?

¿El edificio contaba con los requisitos técnicos y de seguridad?

¿Está bien que una ciudad de 50 mil habitantes dependa exclusivamente de una sola estación de celdas? ¿Debería haber dos? ¿Cómo hacían el mantenimiento sin sacarla de servicio?

¿Se pudo evitar este incendio? ¿Puede volver a pasar?

No nos olvidemos que quieren que creamos en el rayo… Necesitan que el rayo sea el único responsable para no responder por los daños ocasionados ni correr con las obligaciones que lógicamente les corresponden.

Queremos saber qué pasó, pero sin distorsiones para sacarse el problema de encima, como intentan algunos por estas horas.

 

 

Vladimir Roffinott

Referente Cambiemos.

Tambien le puede interesar