Home Noticias CRA denuncia la salida de producción de 1.500 tambos

CRA denuncia la salida de producción de 1.500 tambos

by jose

El titular de Confederaciones Rurales Argentinas Dardo Chiesa fue recibido por el gobernador Miguel Lifschitz. Además de reflejar los problemas que pasan hoy los productores la dirigencia le propuso al gobernador la creación de un Ente del Agua. 

 

(Por Federico Aguer – Campo Litoral) – En diálogo con Campolitoral, Dardo Chiesa se mostró satisfecho por haber podido proponer la creación de un Ente Autárquico para la provincia, “en el cual tengan injerencia los ministerios correspondientes y las entidades del agro en función de poder visualizar el calendario de las obras y el comportamiento de las aguas”. Según manifestó, la iniciativa fue tomada con buena predisposición por parte del gobernador. “Vemos que Santa Fe está trabajando con Córdoba para delimitar el trabajo en cada una de las cuencas, para que el límite interprovincial se borre, ya que el agua fluye abiertamente”. También sostuvo que se deben estudiar las obras más urgentes y comprometer las que se habían anunciado. Apuntó a trabajar “fuerte” con Buenos Aires por la cuenca de La Picasa, “porque el bombeo no soluciona el problema”.

También expresó que lo mismo pasa en el norte santafesino con los Bajos Submeridionales, porque “con Santiago del Estero es muy difícil poder dialogar”.

Chiesa lo resumió diciendo que el concepto de interjurisdiccionalidad hace que las provincias nos tengamos que poner de acuerdo en el manejo conjunto del recurso. Debe haber una dirección matriz como contralor de parte de Recursos Hídricos de la Nación como autoridad supranacional. “De esto estuvimos hablando, conocimos al nuevo secretario de Recursos Hídricos quien analizó como va a encarar su gestión, y recibimos el pedido del gobernador del compromiso de las entidades a la hora de diagramar el enteramado de las obras, y en función que estos temas se continúen en el tiempo. Acordamos la creación de un ente -ley de agua mediante- público no estatal, autárquico de manera tal que la política de agua trasunte los distintos gobiernos”.

El impacto en el tambo

Finalmente, manifestó que estiman unos 1.500 tambos afectados (entre Santa Fe y Córdoba). “Es gente que ha salido de la producción, y esto está pegando fuertemente. Y en función de la capacidad de recuperación de cada uno se verá quiénes pueden volver a producir. En abril las mismas cuencas afectadas de ahora sufrieron una inundación muy grande. Los productores inundados de hoy empezaban a sacar la cabeza de a poco, la capacidad de ayuda viene menguada. La reincidencia del fenómeno genera una gravedad extrema del problema”.

Para Gustavo Vionnet, hay mucha desesperación de los productores de ver máquinas trabajando pero al mismo tiempo necesitamos propuestas de mediano y largo plazo. “Proponemos este Ente Hídrico Provincial autárquico, con decisiones vinculantes, pero no por encima del Ejecutivo, aunque sí en el sentido de generar ideas y propuestas para manejar la problemática hídrica. El Ente debe estar representado por los ministerios junto a las instituciones de la producción, y con todo el arco científico que lo asesore, para definir una política hídrica con permanencia en el tiempo. El tema hídrico en la provincia nunca fue priorizado ni tuvo políticas de continuidad. Entendemos que esa continuidad es necesaria para una organización permanente de trabajo codo a codo entre el sector privado y público”.

La Rural de Santa Fe también dijo lo suyo

En un parte de prensa publicado el miércoles, la entidad ruralista local, se manifestó en duros términos contra la “inacción” oficial en materia hídrica. “Una vez más el agua caída en exceso y sus consecuentes inundaciones han puesto en evidencia la falta de previsión del Estado en toda su dimensión”, sostiene.

Según el documento, desde la ocurrencia de los hechos hasta la fecha, las entidades “hemos remitido notas al Gobernador, a los Ministros a cargo de las áreas pertinentes, emitido Comunicados relatando los hechos y repudiando la ineficiencia e indiferencia del sector público, y mantenido reuniones en las que los damnificados hicimos catarsis y los funcionarios escucharon, se solidarizaron y prometieron obras y ayuda. Igual que en Abril de 2016”. Y que luego de esa fecha, cuando se fue el agua y quedó la devastación de campos e instalaciones, “allá por Julio pasado, junto con el agua se fueron las promesas, la ayuda fue casi nula, y las obras nunca llegaron”.

Para la Rural, las que sí llegaron fueron las lluvias de Diciembre y de Enero. “Sin canales, sin caminos, sin alcantarillas, sin cunetas, sin máquinas trabajando. Entre cinco y seis meses de inoperancia estatal”. Por eso, sostienen que “ha llegado la hora de hacer coincidir los tiempos de la política con los de la gente. Y de prevenir con mayor frecuencia fenómenos de la magnitud del que hemos sufrido. Es de esperar que las lluvias de otoño nos encuentren con las máquinas y los funcionarios trabajando en el terreno, y no con tres o cuatro expedientes iniciando un aletargado camino burocrático, llenos de informes jurídicos y contables que nos hagan conocer la falta de recursos para iniciar las obras y la nula responsabilidad legal y funcional de quienes ya las debieron ejecutar y no lo hicieron. Convocamos al Poder Ejecutivo de la Provincia proceder de inmediato, y quedamos a disposición para que nos convoquen a concretar las acciones que se coordinen”, dijeron los ruralistas.

You may also like