Inicio Destacadas Correa: “Hay que esperar que la crisis pase rápido, especialmente lo del coronavirus”

Correa: “Hay que esperar que la crisis pase rápido, especialmente lo del coronavirus”

por Ayelen
El contador Carlos Correa analizó la situación que se vivió en el mundo con la caída de las Bolsas a raíz de la propagación del coronavirus y la caída del precio del petróleo.

 

En diálogo con la CSC Radio, Correa afirmó que “se juntaron dos cisnes negros como el coronavirus que viene pegando fuerte en todos los aspectos, generando pánico en muchos lugares de Europa y una repercusión económica negativa muy importante, a lo que se sumó el desacuerdo entre Arabia Saudita y Rusia lo que hizo que Arabia Saudita salga a ofrecer el petróleo 30% más petróleo que en el mercado lo que provoco un derrumbe en cadena en todas las comodities internacionales”.

 

“Argentina tuvo la peor caída del mundo, el riesgo país se disparó a más de 2.800 puntos básico y realmente fue un lunes negro que provocó una alerta mundial; y en el medio tenemos un paro del campo en protesta al aumento de las retenciones y en medio de una reestructuración que tiene los plazos acotados”, describió.

 

Mencionó la aparición de los fondos buitre debido a la caída de los bonos y explicó que “si caen tan bajos, entre el 20 y el 30% del valor nominal los bonos argentinos, tienta a que los fondos buitre los compren porque saben que después van a subir”.

 

Como resumen, sostuvo que “realmente hay mucha preocupación por estas malas noticias”.

 

Sobre la frase del presidente Alberto Fernández respecto a que “el mundo se confabula para hacer más difícil la salida de Argentina”, Correa reflexionó: “Dice tantos bolazos nuestro presidente que por ahí dice alguno mayor. Creo que lo dice sin pensarlo, y es una idea típica del argentino, que todos los planetas se alinean en contra nuestra”.

 

Analizó que “hay que esperar que la crisis pase rápido, especialmente lo del coronavirus, pero hay que ver lo que deja en el medio en una economía mundial que se va a ver perjudicada y eso implica que habrá menos comercio, menos dinero y a Argentina lo va a perjudicar con menos exportaciones argentinas, que es de donde el gobierno recauda”.

 

Ante ello, apuntó que “la gran amenaza ahora es que vaya a echar mano al único recurso que le queda que son las importaciones, es decir que comience a trabar aún más las importaciones para que los escasos dólares no se vayan y eso sería un problema serio, especialmente para la industria”.

 

En cuanto a la situación provincial, mencionó la crisis de Vicentín que «hará que muchos proveedores y quienes dependen de los millones que mueve la empresa la pasen mal».

Tambien le puede interesar