Inicio Destacadas Coronavirus: científicos de la UNL producirán una vacuna y kits para detectar anticuerpos

Coronavirus: científicos de la UNL producirán una vacuna y kits para detectar anticuerpos

por Ayelen

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Conicet y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+I) lanzaron una convocatoria extraordinaria en el marco del programa Unidad Coronavirus para apoyar ideas, proyectos científicos y tecnológicos para combatir el coronavirus. Se presentaron más de 900 propuestas en todo el país y fueron seleccionadas 64, de las cuales dos son de la capital santafesina. Cada equipo de investigación recibirá la suma de 100 mil dólares para continuar los estudios, desarrollar o producir los productos.

Uno de los equipos es el que lidera el bioquímico y doctor en ciencias químicas Claudio Prieto, que tiene a cargo 18 científicos de la Universidad Nacional del Litoral, Conicet, Cellargen Biotech SRL y Biotecnofe SA. Estas últimas dos son empresas incubadas que se encuentran tanto dentro de la ciudad universitaria como en el Parque Tecnológico, en el barrio El Pozo.

Ganaron el proyecto titulado: «Producción rápida, simple, eficiente y biosegura de proteínas recombinantes de SARS-CoV-2 con fines bioterapéuticos y diagnósticos para Covid-19». En síntesis, desarrollarán y producirán una vacuna, y además reactivos para detectar el nivel de anticuerpos en personas que ya estén infectadas.

El otro equipo, con la bioquímica y doctora en ciencias biológicas Ángela Guillermina Forno al frente, es de la empresa Zelltek SA que funciona también en el Parque Tecnológico. Van a trabajar diez personas. Fueron seleccionados por el proyecto: «Desarrollo de un método sensible y de bajo costo para detectar anticuerpos contra SARS-Cov-2». «Es para el diagnóstico con un formato amigable para que se pueda hacer en un laboratorio clínico para determinar anticuerpos contra el virus. La importancia radica en que hay muchas personas que tienen la infección pero transcurren como pacientes asintomáticos», describió Forno.

«Entonces, si tuviéramos un método para saber que la persona ya estuvo en contacto con el Covid-19 dejaría la puerta abierta a que esa persona tenga una mayor libertad de circulación porque tiene los anticuerpos que lo protegen contra la infección. Esos métodos ya han sido desarrollados y existen, pero lo que no tenemos es una producción local de esos métodos diagnósticos y como región quedamos condicionados a la compra de estos productos en el exterior», agregó.

Los proyectos

Prieto detalló a diario Uno de Santa Fe: “Nuestra propuesta tiene que ver con el desarrollo de candidatos vacunales para el coronavirus. Y a su vez, la producción de reactivos o insumos necesarios para el desarrollo de diagnóstico para evaluar después en la población si las personas cuentan o no con anticuerpos una vez ocurrida la infección natural por Covid-19. No son test que se usan para detectar la presencia del virus, sino de ver si vos ya estuviste en contacto con el virus y si tenés anticuerpos. Eso permite el diagnóstico».

«Cuando uno trabaja en esto hay etapas del desarrollo de la idea. Una parte de la investigación se va a hacer en la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la UNL. Allí se va a analizar la respuesta inmune para las vacunas y el desarrollo de los kits diagnósticos. En Cellargen Biotech SRL se va a desarrollar el diseño y la producción de la vacuna. Y en Biotecnofe SA haríamos lo que sería el escalado de los bioprocesos. Son etapas de laboratorio, primero con maquetas en computadora, luego se trabaja con un laboratorio a pequeña escala y después pasaremos a etapas más grandes de producción a gran escala. En caso de tener resultados exitosos se va a producir acá la vacuna», explicó el director del equipo.

El investigador señala que comenzaron a trabajar en la idea desde que el problema del coronavirus apareció. «Hasta el momento hicimos todo un trabajo de diseño de las moléculas a producir y de desarrollo de la idea. No tenemos aún candidato vacunal para ensayar en animales, ese es el proyecto», señaló.

Y describió que tienen dos etapas de entrega de resultados: “Una es a los seis meses donde el equipo se ha comprometido a entregar esos reactivos o proteínas que son necesarias para el desarrollo de los kits diagnósticos. Y a los 12 meses entregamos un modelo candidato vacunal para hacer los ensayos en animales. La fecha de entrega dependerá de cuando entreguen ese dinero para empezar el proyecto. Para después pasar a los humanos va a ser necesario continuar en función a los resultados obtenidos en animales. Ahí se decidirá cómo se va a encarar esa nueva etapa”.

Por su parte, Forno señaló: «Nuestra propuesta es del desarrollo local de métodos diagnósticos. Lo que buscamos son los anticuerpos, lo que el paciente ya desarrolló, una defensa. Es para determinar si hubo una exposición al virus. Es un proyecto de cuatro etapas. Esperamos a los seis meses ya tener resultados. Después hay una etapa de aprobación por las autoridades sanitarias locales, que es difícil saber cuánto tiempo llevará, pero en el primer medio año esperamos tener el método desarrollado».

Ciencia local

Sobre lo que significa haber sido seleccionados para la ciencia santafesina, Prieto indicó: «Para nosotros es un reconocimiento muy importante, nos pone muy contentos porque consideramos que se reconoce el esfuerzo, la dedicación de muchos años de desarrollo de estos productos e insumos. Siempre estamos tratando de generar nuevas ideas e innovar. Es un grupo compuesto por profesionales muy dedicados, con gran experiencia, conocimiento y trayectoria. Tenemos en nuestras empresas estudiantes de grado, de posgrado, posdoctorados, investigadores científicos. Hemos fundado empresas a partir de los resultados obtenidos y esto no hace más que de alguna manera consolidar y fortalecer el desarrollo de nuevos proyectos y lograr nuevos objetivos».

Forno, analizó: «Localmente en Santa Fe y en la provincia hay muchos grupos de investigación que están trabajando seriamente en distintos temas. En particular es una oportunidad para los grupos que estamos trabajando en proyectos relacionadas con salud humana y para intentar redireccionar nuestro conocimiento y experiencia al coronavirus en particular que hoy resulta de gran interés para la salud pública. El hecho de ser seleccionados es un gran orgullo y pone de manifiesto que hay una gran cantidad de grupos trabajando porque fueron muchas las solicitudes de la ciudad que se enviaron y lo que implica en definitiva es que no estamos solos en esto sino que hay un núcleo importante en esta región que ha permitido que al menos algunos sean seleccionados».

Presupuesto

En relación al dinero, Prieto evaluó: «Como punto de partida lo consideramos muy positivo poder juntar estos fondos principalmente para la compra de insumos. No tenemos contemplado en el proyecto la compra de equipamiento. En caso que sea necesario después aumentar la escala de producción para llegar lo más rápido posible a las personas, ahí sí sería necesario otro tipo de financiamiento o aportes para acelerar el proceso».

En esta misma línea, Forno apuntó: «Nos va a alcanzar. Para esta etapa que es el desarrollo del método, el dinero está bien. El proyecto incluye solo una parte de lo que se invierte, porque la otra parte la aporta la empresa; salarios, equipamientos e insumos que nosotros ya tenemos por estar trabajando en otros proyectos vinculados en salud. Entre el dinero que vamos a recibir y lo que ya tenemos vamos a poder llegar bien a esta primera etapa».

Vacuna

Cabe destacar que el equipo tiene experiencias anteriores, como en el desarrollo de una vacuna para la rabia. “Esta vacuna para el coronavirus usaría la misma plataforma de trabajo y también estamos trabajando para el desarrollo de una vacuna para la hepatitis B y para la fiebre aftosa. Recientemente hemos sido informados que el Senasa aprobó uno de nuestros productos para comenzar la producción y comercialización de una hormona para la industria ganadera para aumentar la preñez en animales. El grupo tenemos experiencia para el desarrollo de vacunas tanto para humanos como para la industria veterinaria, la enfermedad del coronavirus es nueva”, contó el doctor.

En relación a la elaboración de vacunas, Prieto señaló que el promedio temporal a nivel mundial es de diez años. Sin embargo destaca que el coronavirus ha logrado acelerar algunos tiempos: «En Argentina son muy pocas las vacunas que han sido desarrolladas o que han sido producidas para el uso en humanos. Algo que está sucediendo con el coronavirus es que se han acelerado todos estos procesos de prueba. Normalmente para que la vacuna pueda ser administrada aún en etapa de prueba en humanos debe cumplimentarse una serie de requisitos que son muy importantes y llevan su tiempo».

«Para que una vacuna tenga su efecto es necesario que transcurra un tiempo determinado en el organismo de la persona vacunada para que la misma pueda producir los anticuerpos, no es una cosa automática. La biología tiene su tiempo. Además, hay una documentación necesaria para asegurar que el producto sea seguro. Cuando hablamos de vacunas, se trata de un medicamento que se administra a personas sanas. No es el mismo tratamiento para pacientes que están enfermos que para personas que no tienen la enfermedad viral», sostuvo.

Prieto además destacó el momento en el que se encuentra la ciencia a nivel mundial: «Lo que ha ocurrido no tiene precedentes. La comunidad científica automáticamente comenzó a publicar muchos resultados y dejarlos libremente disponibles para todas las personas debido a la magnitud del problema. Para nosotros es muy ventajoso porque podemos ir viendo en el hemisferio norte y que ya llegó al hemisferio sur. Es de esperar que en el norte para principios del año que viene o fines de este, vamos a ver, puedan contar con un candidato vacunal que genere una respuesta protectiva. Para nosotros es muy valioso porque es información que vamos a ir recabando para la ciencia local».

Hasta que se encuentre una solución

Por último, en relación al virus y la situación en la que se encuentra la ciudad, acuerda con los anuncios de especialistas que sostienen que en algún momento el 70 por ciento de la población estará infectado: «Es muy probable que eso ocurra porque es un virus que se disemina fácilmente y es muy contagioso. Entonces, hay altas chances de que en algún momento todos nos enfermemos y cada uno tendrá una enfermedad dependiendo de su estado de salud y de la cantidad de virus con que uno se infecte. Por eso es tan importante la cuarentena, que si bien no nos gusta es la única forma donde se puede evitar el contagio», dijo Prieto.

Tambien le puede interesar