Inicio Noticias Contundente crítica a la gestión política de Gabriel Real en el PDP

Contundente crítica a la gestión política de Gabriel Real en el PDP

por jose
Ana Copes, Pablo Cardinale, Andrés Mathurín, Daniela Muttis y Sergio Bendahan reclaman un rol activo de la dirigencia del partido en la construcción de un país diferente sumándose a Juntos por el Cambio. Insisten que la República está en peligro.

 

 

Aquí el documento publicado desde la denominada «Agrupación Pertenecer» del Partido Demócrata Progresista:

 

 

Año 2015. ¡La República está en peligro!, gritaban millones de argentinos que veían cómo la corrupción y el populismo kirchnerista socavaban los cimientos de nuestro país.

El Partido Demócrata Progresista Nacional escuchó el reclamo y junto a cuatro fuerzas nacionales, el PRO, la UCR, la CC ARI y el partido FE, suscribió el acta fundacional de una nueva coalición: “CAMBIEMOS”, capaz de enfrentar a un gobierno que en su intento de perpetuarse, agotaba las reservas del Banco Central, saqueaba a la principal fuente de riqueza que es el campo, sustituía la demanda de empleo por nombramientos en el estado generando el mayor déficit fiscal hasta entonces conocido, intervenía el INDEC para dibujar los números de la inflación, importaba energía teniendo Vaca Muerta, extendía una vasta red extorsiva y de connivencia en la concesión de la obra pública y, aislado del mundo, entretejía oscuras alianzas con países populistas o sospechados de violación a los derechos humanos.

Lamentablemente, en el Distrito Santa Fe, el Partido Demócrata Progresista no se integró a la lista de candidatos nacionales de Cambiemos, y en la lista corta del FPCyS, no hubo lugar para quienes éramos considerados un socio menor. Por primera vez desde su fundación, el PDP de la Provincia de Santa Fe no participó en una elección nacional.

La contienda electoral que se avecinaba no dejaba lugar para terceras posiciones, funcionales al oficialismo. Quienes no lo entendieron, sintieron en las urnas el rigor del pueblo. Así, el Frente Progresista Cívico y Social, que venía de ganar, ajustadamente, las elecciones provinciales a gobernador, inventó la llamada lista corta (senador nacional y diputados nacionales, sin candidato a presidente), que los santafesinos castigaron ubicándola en el quinto lugar, luego de los votos en blanco.

Ana Copes tenía que completar el mandato del renunciante diputado nacional Pablo Javkin y, por decisión del partido, luego de constituir el Bloque Demócrata Progresista en el Congreso de la Nación, se integró al interbloque de Cambiemos.

Durante dos años, no faltó a ninguna sesión o votación, participó activamente en las comisiones, disertó internacionalmente en representación de la República Argentina, escribió y mantuvo enérgicamente las posiciones del partido, muchas veces en disidencia con Cambiemos. Reconocida por legisladores de todas las bancadas, tuvo que soportar en su propio partido el destrato.

Junto a un grupo de militantes, ante la necesidad de definirnos en las elecciones de medio término del año 2017, insistimos en la necesidad de acompañar a la alianza que fundamos, Cambiemos, en su primer desafío electoral.

Nuevamente el distrito Santa Fe, más preocupado por sus problemas vecinales y el reproche del Socialismo, rompió con Cambiemos, y frustró la posibilidad de la reelección de la entonces secretaria general del PDP Nacional, a cambio de un ignominioso quinto puesto en una lista de candidatos a diputados nacionales junto al Socialismo, condenada anticipadamente al fracaso.

De nada sirvió insistir en que el ancho camino del medio, que aseguraba el secretario general Gabriel Real, no existía. Era evidente que nuestros afiliados y simpatizantes pretendían del PDP una postura clara en contra del kirchnerismo, no querían volver al pasado. Los resultados electorales fueron contundentes: Cambiemos ganó las elecciones, obtuvo cinco bancas en Santa Fe y en la mayoría de las localidades en que fue electo un demócrata progresista, a nivel nacional ganó Cambiemos.

Ana Copes, a la finalización de su mandato, es convocada por el presidente Mauricio Macri, para asumir la coordinación del Comité Ejecutivo de Lucha contra de la Trata y Explotación de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas. En tan sólo seis meses logra crear el programa (exigido por ley), que el kirchnerismo había incumplido durante años y obtiene durante su gestión la máxima calificación, Tier 1, que el Departamento de Estado de los Estados Unidos otorga.

Se aproximan las elecciones presidenciales de 2019, el PDP debe fijar su posición. Se reúne el Congreso Nacional y pese a la negativa del Distrito de Santa Fe, se logra la mayoría necesaria para suscribir la alianza con Juntos por el Cambio. Nuevamente, el Partido Demócrata Progresista a nivel nacional es fundante de la coalición.

El Distrito Santa Fe desoye la voluntad mayoritaria del partido y apoya la candidatura presidencial de Roberto Lavagna. Otra vez el PDP oficialista, con Gabriel Real a la cabeza, insiste con la ancha avenida del medio y los resultados vuelven a repetirse: gana Juntos por el Cambio, y en la mayoría de los lugares en que fueron electos nuestros correligionarios como concejales o presidentes comunales, una vez más, gana Juntos por el Cambio en las candidaturas nacionales. El divorcio con nuestros afiliados y simpatizantes es notorio, y la ausencia en la agenda partidaria de los problemas que afectan a la gente, de seguridad, educación, empleo, justicia, jubilación y crisis económica, entre otros tantos, nos alejan del electorado.

Las consecuencias son conocidas: un partido invisibilizado, disminuido y que, en las últimas elecciones de este año 2021, pierde representación local. A nivel nacional, por segunda vez en la historia partidaria, el Distrito Santa Fe no lleva candidatos nacionales, fruto de integrar el FAP (Frente Amplio Progresista), junto al Socialismo, invocando la ya iterada letanía de la “ancha avenida del medio” y “no alimentar la grieta” para, pasadas las primarias, desaparecer de la lista de las generales, no teniendo candidatos, como decíamos. Otra vez, por supuesto, donde un demócrata progresista gana en la elección local, en la categoría de senador y diputado nacional, triunfa Juntos por el Cambio.

Quienes creemos que el partido fundado por Lisandro de la Torre debe contribuir a la construcción de un proyecto nacional que asegure la institucionalidad, transparencia en el gobierno, la independencia del poder judicial, autonomía local, y construcción del poder desde abajo hacia arriba, para empoderar al ciudadano, conformamos una línea interna del partido llamada PERTENECER PDP.

PERTENECER PDP trabaja para el engrandecimiento del partido, para que se abran los foros de discusión interna e intercambio de ideas, la recuperación de valores y el regreso de muchos correligionarios que se alejaron defraudados, decepcionados o maltratados.

PERTENECER PDP cree en la democracia, en la discusión superadora y en el respeto a la opinión de todos.

PERTENECER PDP seguirá trabajando para asegurarles a los demócratas progresistas, un lugar desde el cual su parecer, su mirada de la realidad, sea respetada y considerada.

PERTENECER PDP continuará bregando por la existencia del Partido Demócrata Progresista y su inserción junto al concierto de los grandes partidos políticos que, integrando la coalición nacional de Juntos por el Cambio, están dispuestos a trabajar y luchar por una Argentina próspera y plural.

 

*Ana Copes, Pablo Cardinale, Andrés Mathurín, Daniela Muttis y Sergio Bendahan.

16 de diciembre de 2021

 

*Ana Copes. Diputada Nacional (MC) Partido Demócrata Progresista.

 

Tambien le puede interesar