Inicio Destacadas Consumo problemático de drogas y alcohol: “Hay que dedicarle tiempo y oídos a nuestros hijos”

Consumo problemático de drogas y alcohol: “Hay que dedicarle tiempo y oídos a nuestros hijos”

por Ayelen

El hermano del futbolista Javier Mascherano, brindó en Esperanza una charla sobre “Prevención en el consumo problemático de drogas y alcohol”. Sebastián Mascherano es un adicto en recuperación que desde hace 6 años recorre el país contando su experiencia de vida con las drogas y el alcohol para concientizar y prevenir sobre el consumo de sustancias tóxicas.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Mascherano sostuvo que el objetivo es “poder hablar con adolescentes y pre adolescentes sobre lo que es la enfermedad, y con la familia se habla como padre o como adicto de lo que fui aprendiendo y de lo que hoy transmito a mis hijos, para que puedan entender de qué se trata, para que sean receptores y que los hijos puedan contar sobre lo que hacen sin la reprimenda”.

 

 

Planteó que “venimos de una educación y de generaciones muy atrasadas, donde no se habla de muchas cosas, y hoy con las redes sociales, la telefonía y los mecanismos de evasión cuesta mucho la comunicación en la familia. Por eso tenemos que lograr que nuestro hijos nos puedan contar qué hacen, cómo se mueven, en qué ámbito están y saber de ellos para poder ayudarlos”.

 

 

En este contexto, sostuvo que “hoy no es que hay más sustancia en la sociedad sino que cada vez hay más enfermos porque van en búsqueda de una anestesia para poder evadirse de una realidad que a lo mejor viven en la familia y en muchos casos con situaciones donde no pueden atravesar el dolor de ser abandonado, abusado, no ser escuchado y demás, lo que se hace es tratar de llenar los vacíos del corazón”.

 

 

“No es la ausencia de que papá y mamá no estén, es una ausencia comunicacional es muy grande, hay un vacío muy grande y hay que tratar de dedicarle tiempo a nuestros hijos con amor, con oídos, hay que escucharlos porque eso es lo que ellos necesitan; tienen una necesidad imperiosa de hablar”, concluyó.

 

 

Tambien le puede interesar