Inicio Noticias Confirman dos fallecidos por Gripe A en la provincia

Confirman dos fallecidos por Gripe A en la provincia

por Ayelen

Oficialmente se confirmó la muerte de dos personas en la Provincia de Santa Fe por el virus H1N1, conocido como Gripe A. Se trata de dos adultos jóvenes, uno de la ciudad de Rosario y otro de Santa Fe.

Desde fines de abril circula en la provincia el virus H1N1 de gripe A que produjo la muerte de un profesor rosarino de 33 años. El docente fue internado en un sanatorio privado el lunes de la semana pasada por un cuadro febril inespecífico y falleció al día siguiente. Los análisis de dengue, leptospirosis, fiebre hemorrágica argentina y hantavirus dieron negativos. En tanto, fue positivo el resultado para gripe (influenza) A H1N1.

El director de Epidemiología de la Provincia, Julio Befani, aclaró que “habitualmente la gripe no tiene este desenlace” y que “el joven no presentaba antecedentes de factores de riesgo”.

En tanto, la titular de la Dirección de Prevención y Promoción de la Salud, Andrea Uboldi, confirmó el fallecimiento de un adulto joven de la ciudad de Santa Fe que presentaba factores de riesgo, como hipertensión y obesidad.

Hasta el 7 de mayo se notificaron en el país 395 muestras positivas para el grupo de virus influenza: 148 de influenza tipo AH1N1, 194 de influenza A sin subtipificar y 6 de influenza AH3N2, según el último Boletín de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación.

Los casos se presentaron en 14 provincias: Santa Fe, Salta, Tucumán, Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Jujuy, Chaco, Neuquén, Mendoza, Córdoba, Chubut, Corrientes, Santiago del Estero, Chaco y Tierra del Fuego. Hasta la fecha, el mayor número de casos se dio en Salta (243 casos) y corresponden a influenza A H1N1.

Vacuna

La vacuna es gratuita en hospitales y centros de salud para los grupos de riesgo: personal de salud, embarazadas y puérperas hasta el egreso de la maternidad (máximo 10 días) que no hubieran recibido la vacuna durante el embarazo; niños de 6 a 24 meses de edad y mayores de 65 años; personas que padecen enfermedades crónicas (asma, Epoc, insuficiencia cardíaca o renal, obesidad, diabetes); pacientes con VIH y que utilicen medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis; personas con enfermedades oncohematológicas y trasplantadas.

Fuente: El Litoral

Tambien le puede interesar

Dejar comentario