Inicio NoticiasDeportes Concientizar también como una política deportiva

Concientizar también como una política deportiva

por jose

El C. A. Belgrano de Sa Pereira ha abordado diferentes campañas para visibilizar la prevención del cáncer de modo institucional y permanente, partiendo del poder de alcance que tiene el deporte.

 

(Por César Carignano – Canal Veo) – Las fechas emblemáticas son disparadores, generalmente. Por un lado, para hablar del tema en cuestión. Por el otro, para juzgar si solo debe homenajearse esa fecha o todo el tiempo.

Ejemplos sobran, el Día de la Madre para algunos es una jornada y para otros es todo el año. Lo mismo ocurre con el Día del Padre, con el Día del Amigo y con varios días más.

Hace poco, un par de equipos del fútbol de la élite argentina decidieron -o sus proveedores de ropa, para mejor decir- presentar una camiseta en tonos de color rosa, adhiriendo al mes de la concientización del cáncer de mama. Hago la salvedad porque a Newell´s y Argentinos Juniors los viste la misma marca.

Podríamos asociar esto, en consecuencia, a los que reivindican en fecha.

Pero hay otros, que al igual que con el día materno o el paterno o el de los enamorados, eligen hacer honores todo el año y no solo en la jornada indicada por el calendario.

La camiseta es la piel del hincha, en todos lados. Por ello es un emblema y una gran oportunidad para visibilizar, para dar a conocer, para mostrar.

En las esferas del balompié profesional, sus cambios son normales, habituales y muchas veces necesarias porque las leyes del marketing lo imponen. Así, los diseños varían en una temporada por diferentes razones, sin que esto represente un gasto a las instituciones. Sabido es, que desde hace años, los clubes profesionales del mundo futbolero no gastan dinero para vestirse.

Sin embargo, hay otra realidad. Otra dimensión donde habita la mayoría de los clubes donde se juega al fútbol en nuestra patria. Allí, en esa cotidianeidad paralela todo cuesta. Y cuesta mucho. Beneficios, rifas, sorteos y bingos suelen solventar el juego de camisetas que debe aguantar todo el año. Ayudado, lógicamente, por el aporte de comerciantes y empresarios de cada pago chico que acompañan por su afecto a los colores.

En uno de esos innumerables polos que son contención, oportunidad, alegría, llanto y sobretodo pueblo, ocurre esta historia.

Este año, el Club Atlético Belgrano de Sa Pereira, pequeña localidad ubicada a la vera de la autovía 19 que une la ciudad de Santa Fe con la cordobesa San Francisco, en el suroeste del Departamento Las Colonias, hogar de alrededor de dos mil almas, tuvo una noble iniciativa. Una comprometida y noble iniciativa.

La idea surgió de Ulises Perren, secretario del club, quien entendió que la concientización es un partido que precisa de su equipo para jugar en muchas canchas. Una idea difícil de compartir y contar en un entorno que sufría porque esa nefasta enfermedad, de seis letras y mil tentáculos, tocaba de cerca. Pero la búsqueda de conciencia social y de prevención fue más fuerte, quizá para sanar o repensar incluso la experiencia cercana.

Ulises conocía a Diego Paonessa, Director General de LALCEC, y se alimentó de ese conocimiento previo para trasladarle su inquietud. Luego, sumaron al diálogo a Martín Flemming, Director Operativo de la organización más importante en Prevención y Detección temprana del cáncer en Argentina. La intención era generar una campaña, siempre desde las banderas de Belgrano, para sumar, como Ulises dice “un pequeño granito de arena”.

Más tarde, llegó el momento de hablar con los sponsors, los que costean los gastos de confección de la indumentaria, y no encontró más que adhesión y generosidad en la respuesta.

En consecuencia, allá por febrero, cuando debían definirse modelos, detalles y colores para la casaca a utilizar durante toda la temporada de Liga Esperancina de Fútbol, los tradicionales celeste, blanco y negro cedieron su lugar al rosado.

Sí, rosado. Desafiando los prejuicios que ubican exclusivamente en el lado femenino de la vida a ese color, animándose a patear arcaicos paradigmas y relegando la tradicional divisa tricolor.

No obstante, el color de las casacas fue una parte, porque no pueden jugar futbolistas de campo y arqueros con la misma camiseta. Como tampoco la alternativa puede ser igual a la principal. En ese marco, entonces, apareció el lazo rosa de Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer en el pecho de cada modelo definido. El rosa, el tricolor de toda la vida, las suplentes siempre coloridas y también, las de otras divisiones.

No solo el primer equipo de Belgrano vive y suda la campaña, otras divisiones también lo hacen para que muchos pibes de la región pregunten a qué refiere ese lazo; y para que muchos adultos les cuenten de que se trata.

En marzo, desde el club se promovió una campaña de conciencia en redes sociales sobre el cáncer colorrectal, justo en el mes internacional de la lucha contra dicha variante de la enfermedad. En noviembre, harán una campaña similar por ser el mes de la lucha contra el cáncer de próstata.

Y pensando, sintiendo y mirando hacia adelante, ya existe un nuevo diseño de camiseta para el año próximo, que también será rosada y que es muestra cabal del sostenimiento de este saludable proyecto en el tiempo.

Y pensando, sintiendo y mirando hacia adelante, se ha programado junto a LALCEC, la visita del Móvil Avon para realizar mamografías gratuitas en Sa Pereira y la zona en 2020.

Algunos siguen pensando que el fútbol es solo un deporte, otros creen que es un vehículo inagotable para comunicar, para concientizar.

Algunos creen que las fechas especiales solo se festejan cuando indica el calendario, otros, en cambio, consideran que deben reivindicárselas, militarlas, hacerlas carne y visibilizarlas todo el tiempo. Gente que hace del 19 de octubre un camino y no un día.

Tambien le puede interesar