Inicio Destacadas Comerciantes se quejan porque “hubo subsidios pero en Esperanza nadie se enteró”

Comerciantes se quejan porque “hubo subsidios pero en Esperanza nadie se enteró”

por Ayelen

En medio de la crisis que afecta al comercio de la ciudad debido a las restricciones por la pandemia, el propietario de un comercio de alquiler de enseres para eventos, Mario Lauxmann, criticó que “después de haber tocado varias puertas y de tener una reunión virtual con gente del Ministerio de la Producción de la provincia fue más de lo mismo, porque nos enteramos que en algún momento a algunos les dieron algunos subsidios pero no fue para todos”. “Según la provincia, la gente de municipios y comunas sabían que ese tipo de apoyos existía pero acá nadie se enteró”, explicó.

 

 

 

Y acusó que “en la reunión hubo gente de Rosario, Rafaela, Santa Fe que lo recibió el año pasado y lo está recibiendo ahora –incluso algunos se quejaron porque bajaron los montos- pero acá nunca nos enteramos de nada de eso”.

 

 

 

Agregó que “lamentablemente en Esperanza no nos enteramos y ellos no tienen la culpa, y ahora no hay forma de inscribirse ni adherirse porque el tiempo pasó y se hizo ya en dos o tres veces”. “Quedamos muy decepcionados porque no hubo respuestas o la hubo para algunos y sentimos que la situación se da para algunos que hicieron algún movimiento o metieron alguna presión”, se quejó.

 

 

 

En el mismo sentido, admitió que “hoy la gente está molesta, está caliente porque quiere trabajar y no hay forma de solucionarlo” y en declaraciones a Play Televisión reflexionó: “Entendemos la pandemia, los protocolos y toda la historia y lamentablemente hay que convivir con esto, va a ser largo, y habrá que dejar de lado el capital que uno tiene, tener que dejar la inversión que uno tiene es muy triste, muy lamentable”.

 

 

 

Planteó que “este año se había comenzado algún trabajo pequeño, que no daba grandes rentabilidades pero ya el hecho de poder moverse daba a la gente otra predisposición. El formato bar no era rentable pero por lo menos había un poco de movimiento, era tener una opción y pensar que en algún momento se arrancaba, y ahora tener que volver todo para atrás es un sensación de ahogo, de asfixia que a uno lo lleva a estar muy mal psicológicamente”.

 

 

 

En tal sentido, indicó que “por eso vamos a unirnos con la gente de los gimnasios para buscar qué solución se puede encontrar y no sentirnos tan solos en todo esto”.

 

 

 

Provincia recibe inscripción para asistir a los afectados por la pandemia

Tambien le puede interesar