Inicio Destacadas Comerciantes autoconvocados pidieron a Meiners quitar las restricciones

Comerciantes autoconvocados pidieron a Meiners quitar las restricciones

por jose
Se movilizaron este mediodía frente al municipio local. Los manifestantes no fueron recibidos aunque se mantienen reuniones con referentes institucionales del sector. Se sumaron gimnasios y gastronómicos.

 

 

«Esta marcha la organizamos en media hora, mañana vamos a ser el triple de comerciantes protestando, queremos trabajar», dijo uno de los comerciantes autoconvocados que hablaron en las escalinatas del edificio municipal.

 

 

Primero lo hicieron desde los autos con bocinazos, después llegaron al edificio municipal, algunos subieron las escaleras del edificio municipal y pidieron ser atendidos por la intendenta, pero no tuvieron suerte.

 

 

 

 

«No podemos seguir así, la gente no se contagia en los negocios, nosotros cumplimos los protocolos y cerrar a las 5 de la tarde es lo peor, es la hora en la que la gente sale a comprar» gritó un comerciante.

 

 

Afligidos, afectados por la gran preocupación de no poder vender y si no venden no comen. Es inmediata la bronca que estalla y se contrasta con el sector estatal que con presencialidad o no, sigue cobrando su sueldo con aumentos.

 

 

«Si no trabajamos, no pagamos los impuestos» dijo una comerciante a modo de propuesta hablando desde la impotencia de las decisiones tomadas desde la provincia que los afecta sobremedida.

 

 

La movilización fue espontánea, sobrepasó a los propios dirigentes y el motivo era sencillo: rechazar las restricciones para pedirle a la intendenta que los escuche y que los deje trabajar como venían haciéndolo hasta ayer.

 

 

 

 

Además de los comerciantes autoconvocados había representantes de los gimnasios y de locales gastronómicos de la ciudad que también se ven seriamente afectados.

 

 

Algunos aseguraron que no van a respetar el horario y otros dijeron que volverán mañana a manifestarse en el lugar para reclamar una solución. Muchos aseguran que sus comercios no pueden resistir un nuevo cierre.

 

 

La preocupación comercial se contrasta con la delicadísima situación sanitaria de la ciudad.

 

 

En horas de la tarde se realizaron diferentes reuniones entre funcionarios municipales y representantes de sectores económicos de la ciudad para lograr entendimientos que permitan transitar estos difíciles días.

 

 

Tambien le puede interesar