Inicio Destacadas Comenzó el juicio oral por la violación grupal en Pilar

Comenzó el juicio oral por la violación grupal en Pilar

por jose
Son diez jóvenes los acusados que llegaron al juicio detenidos. Se espera que la víctima declare en una de las audiencias y según informó la Oficina de Gestión Judicial, el tribunal podría dictar su resolución el próximo miércoles 20.

 

Desde las 8 de este martes, en la sala 3 de los Tribunales penales de Rafaela, dio comienzo el juicio oral y público a 10 hombres acusados de ser los coautores de un abuso sexual grupal a una adolescente en Pilar (departamento Las Colonias).

El inicio del juicio estuvo acompañado por un operativo policial intensivo que desde horas tempranas cortó el tránsito vehicular y peatonal y colocó vallas frente a Tribunales, sobre calle Alvear entre las perpendiculares Brown y Sarmiento, considerando la cantidad de imputados presentes en el debate oral.

El tribunal pluripersonal a cargo de la instancia procesal está integrado por los jueces Cristina Fortunato (presidenta), Juan Gabriel Peralta y José Luis Estévez.

La fiscal que tuvo a su cargo la investigación fue Ángela Capitanio, quien se acogió al beneficio jubilatorio a fines del año pasado. Por ello, la fiscal Shirli Tomasso es quien representa al Ministerio Público de la Acusación (MPA) en el juicio.
Por su parte la defensa técnica de los imputados es representada por 8 abogados más sus colaboradores. Los Dres. Juan Manuel Lovaiza, Marcos Barceló, Jorge Cuesta, Claudio Torres del Sel, Alejandro Otte, Federico Scarinci, Ezequiel Gramoy y Natalia Giordano.

El debate fue y será largo debido a la cantidad de procesados. Entre ayer martes y el próximo viernes se espera la declaración testimonial de 66 testigos propuestos por la Defensa y la Fiscalía.

 

TESTIGOS Y VÍCTIMA

Estaba previsto que en las rondas testimoniales, en día y hora no precisado, la menor víctima relatase en primera persona cómo sucedieron los hechos, considerándose este como uno de los testimonios de mayor jerarquía.

La jovencita brinda en su relato su historia de vida, marcada por el accionar de 12 varones, y cómo esto perturbó sus sentimientos, sus emociones, su intimidad, su dignidad y su sexualidad. Es decir en síntesis, cómo le arruinaron la vida.
También estaba previsto el testimonio de psicólogas que atendieron y contuvieron a la menor estos años. Su familia y su mamá declararán a lo largo del proceso oral para respaldar sus dichos; su tía y su mejor amigo harán lo mismo.

La menor quedó subsumida en un estado de vulnerabilidad como consecuencia del accionar de los acusados, por los daños psicológicos sufridos.

Cabe consignar que todo el descubrimiento de la pesadilla vivida salió de la intimidad de la menor porque su mamá se enteró tiempo después de lo ocurrido, de los labios de otras personas también mujeres, y decidió radicar la denuncia penal correspondiente.

Como dato anecdótico de la crónica judicial, llamó la atención el comportamiento de los imputados, quienes a minutos de iniciarse el juicio oral lucían despreocupados, sonrientes y haciendo bromas entre ellos, ajenos a la gravedad del debate que iniciaba y del ilícito presuntamente cometido.

En cierto punto recordaba las imágenes de las primeras audiencias del juicio oral a los ocho rugbiers de Villa Gesell, acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, quienes al inicio del juicio adoptaron idéntico comportamiento hermético y casi despectivo hacia la víctima y a su entorno allí presente, ajenos a la gravedad de un juicio oral que los tiene como acusados, con altas penas en expectativa.

De acuerdo con lo agendado por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) de Rafaela, los alegatos de clausura están programados para el lunes 18, y el miércoles 20 está previsto que se realice la audiencia en la que el tribunal dará a conocer la sentencia.

 

ALEGATO DE APERTURA DE LA FISCALÍA

Ya pasado el mediodía de ayer, y luego de los debates por cuestiones de forma en el inicio del juicio oral, la fiscal que representó al Ministerio Público de la Acusación (MPA) en el debate, Dra. Shirli Tomasso, expuso su alegato de apertura, diciendo lo que se menciona a continuación en sus párrafos sobresalientes, lo cual causó asombro y dolor a los espectadores de esta brutal agresión sexual.

* “La menor de edad fue víctima de una violación en «manada». Esta Fiscalía demostrará en el desarrollo de este debate, que los 10 acusados aquí presentes, todos abusaron sexualmente de la menor [de 16 años en ese momento] accediéndola carnalmente. También vamos a demostrar que instigaron a un menor de 15 años de edad, para que la acceda también, lo que el menor finalmente concretó”.

* “Vamos a demostrar que tales actos fueron llevados a cabo -dijo Tomasso- entre el día 11 de mayo, y la madrugada del 12 de mayo del año 2018, en la casa de uno de los acusados, en la localidad de Pilar, aprovechándose que la menor se encontraba alcoholizada y drogada. Todos la ultrajaron por varias horas en dos de las habitaciones, de la vivienda de uno de los imputados”.

“Sin lugar a dudas la conducta desplegada por LL, MB, AA, PS, SA, MS, GG, AZ, JV y JB se subsumen en el tipo penal escogido por esta Fiscalía, «abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por dos o más personas, y agravado también por la participación de un menor de edad» […] Los requisitos del tipo penal escogido se encuentran acreditados”.

 

“La víctima no consintió la acción de los doce varones que la accedieron carnalmente, porque se encontraba bajo los efectos del alcohol y del consumo de marihuana. No podía salir de ese lugar. No tenía fuerzas. No pudo decidir libremente. Y además de todo ello les pedía llorando que pararan, ¿dónde está ese libre consentimiento prestado por ella que pretenden hacernos creer los acusados? Mientras intentaba moverse para evitar la acción, ellos se reían, se burlaban […], y todo ello lo hicieron con plena consciencia y voluntad de realizar la conducta dirigida a producir ese resultado dañoso en la menor: ultrajarla y atentar contra su libertad. Con su accionar, los acusados arruinaron la vida de una adolescente de 16 años”.

 

“Estamos ante un claro caso de abuso de poder, de violencia de género, de contenido sexual, contra una víctima sumamente vulnerable, y este caso debe juzgarse bajo el prisma protector que ampara a la menor por su condición de víctima, de niña y de mujer […] Tuvo que ser sometida a un proceso penal en la mejor etapa de su vida, en la adolescencia. Perdió amistades, tuvo que dejar la escuela por la humillación que sufría en la localidad de Pilar, y se tuvo que ir de su Centro de Día. Sufrió escraches públicos con contenido misógino. Tuvo que soportar que le dieran dinero para cambiar su declaración. Padeció además síntomas postraumáticos, ha tenido pensamientos suicidas. Hasta el día de hoy sigue sufriendo los traumas que tuvieron origen esa noche, esa madrugada”.

 

“También en este debate vamos a acreditar que el acusado JB fue autor del delito de ‘abuso sexual simple’ en perjuicio de una joven de 17 años, a quien besó y manoseó a la fuerza, en la mañana del 7 de enero de 2018 en la localidad de Pilar, en el interior del vehículo en el que se trasladaba”.

 

PENAS EN EXPECTATIVA

 

“En los alegatos de clausura -concluyó Tomasso- este Ministerio Público de la Acusación (MPA) solicitará que los acusados sean condenados por los hechos atribuidos a la pena de 18 años de prisión de efectivo cumplimiento, más accesorias legales y costas del proceso; y respecto del acusado JB vamos a solicitar que sea condenado a la pena de 20 años de prisión de efectivo cumplimiento más accesorias legales y costas del proceso. Ello por ser considerada la pena más justa aplicable a este caso”, finalizó.

 

 

Publicado por La Opinión de Rafaela

Tambien le puede interesar