Caso Baraldo: Comenzó el juicio y se proyectó la primera Cámara Gesell

Se investiga un supuesto caso de abuso sexual infantil intrafamiliar donde los señalados son los abuelos y un tío de la víctima.

La defensa de los acusados asegura que el hecho nunca se produjo mientras los fiscales y la madre sostienen que los hechos están probados. Ayer se proyectó la primera Cámara Gessel y el juicio seguirá el viernes.

(Aire de Santa Fe) – El reinicio del juicio a tres personas acusadas de abusar sexualmente de un niño en Esperanza tuvo hoy su primera jornada de debate, luego de que se viera postergada ayer por la mañana por un recurso de recusación a los conjueces interpuesto por la defensa. El dr. Jorge Luis Silva, quien preside el tribunal junto a los dres. Néstor Pereyra y Alfredo Martín Olivera, le recordó al defensor que esa situación “ya estaba resuelta” y dio por iniciado el debate.

Previo al alegato fiscal, el dr. Eduardo Jauchen, abogado defensor de los tres acusados, insistió con la oposición a la conformación del tribunal, tras cuatro recursos de reposición con apelación en subsidio e invalidez absoluta al proceso.

Al momento de alegar, los fiscales Omar De Pedro y Daniel Filipi insistieron con la grave acusación de abuso sexual perpetrado por el abuelo y el tío de un niño, con conocimiento y participación de la abuela. Sostuvieron su acusación en las dos cámaras gesell que realizó el menor, y en los exámenes médicos.

A su turno, la querella, a cargo de los dres. Martín Risso Patrón y Carolina Walker Torres, intentaron adelantarse a los cuestionamientos defensivos sobre la falsedad de la acusación, y la mala intención por parte de la denunciante. La letrada insistió que la madre del niño “no ganó nada con esta denuncia, al contrario, lo perdió todo. Perdió a su familia y la ayuda que le brindaban”.

Ambas partes acusadoras insistieron sobre el final de sus alocuciones con la necesidad de que el menor sea escuchado a través de la proyección de las cámaras Gesell.

La abogada defensora dra. Alejandra Forte inició su alegato insistiendo que los hechos acusados nunca existieron, y que “vamos a lograr probar que la denunciante miente”. Insistió con que los alegatos en Cámara Gesell fueron inventados y que el niño fue presionado y denunciado para declarar de esa manera.

Luego, la dra. Forte expresó que la denuncia radicada por la madre es “absurda y cinematográfica”, “toda una farsa” preparada por la denunciante y su pareja.

Luego, el dr. Jauchen, poniéndose de pie y caminando por la sala, dijo que “los crímenes más atroces siempre han existido, pero son excepcionales”. A continuación se refirió a los delitos sexuales y expresó que quienes los cometen padecen de “una patología aberrante” y que se trata de una “casualidad cósmica” que tres integrantes de una misma familia padezcan la misma patología.

Tras un breve cuarto intermedio se proyectó la primera de las entrevistas del niño en cámara Gesell, de donde surge la primera de las acusaciones que terminan con la imputación y la detención de sus dos abuelos.

Por cuestiones de tiempo, el testimonio de la profesional que tuvo a su cargo la prueba se vio postergada hasta el viernes 17 de agosto, cuando se reanude el juicio y se espera también la proyección de la segunda cámara Gesell, cuando el menor involucra en los abusos a su tío.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.