Inicio Noticias Cambia el Jefe de la Policía provincial: envían pliego a la Legislatura

Cambia el Jefe de la Policía provincial: envían pliego a la Legislatura

por Ayelen

Los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías; y de Seguridad, Maximiliano Pullaro, anunciaron en conferencia de prensa en Casa de Gobierno que se ingresará a la Legislatura la propuesta del nombre del próximo jefe y subjefe de la Policía de Santa Fe. Los mismos son Luis Bruschi y José Luis Amaya. De esta manera, se cumple con un compromiso de campaña asumido por el gobernador Miguel Lifschitz durante su campaña.

Farías explicó que “a comienzos de la gestión el gobernador Lifschitz tomó la iniciativa de que el gobierno tenga en parte la facultad de autolimitación para designar al jefe y subjefe de la Policía de Santa Fe”, y agregó que por ese motivo “en el día de hoy enviamos a la Legislatura la propuesta con el nombre de la nuevas autoridades de la jefatura de la provincia”.

Para la designacion deberá expedirse sobre sus antecedentes la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura. En ese tiempo-que no podrá extenderse por más de 10 días corridos- la fuerza quedará bajo las órdenes del actual subjefe José Luis Amaya.

Bruschi es oriundo de Santa Fe, donde se encuentra su casa paterna, pero desde hace algunos años vive en Rosario, donde fue trasladado por su labor en la fuerza. Es el director general de la Policía de Investigaciones (PDI).

Razones

Sobre la designación del nuevo jefe de la fuerza habló el ministro de Seguridad de la Provincia Maximiliano Pullaro, y respecto de la autolimitación de sus facultades decidida por el gobernador Miguel Lifschitz, su par de Gobierno, Pablo Farías.

Con el cambio de nombres se busca “más operatividad”, “menos burocracia” y más respuestas de la policía, explicó Pullaro. Con la revisión de los antecedentes de Bruschi (y de Amaya) una mayor transparencia ante la sociedad, respecto de quién dará las órdenes a los uniformados.

El ministro elogió la labor de Grau, habló de los “pasos importantes “ que se dieron en estos 4 meses, de la disposición que mostró el comisario para dejar su cargo y agradeció su trabajo. Dijo que “en las instituciones policiales los cambios en estos niveles de conducción son naturales”.

Sbre el nuevo jefe policial, expresó: “es el indicado para la función, para el modelo de reforma policial que queremos llevar adelante”. Afirmó que el gobierno quiere “una policía proactiva, más metida en el territorio y que esté mucho pero mucho más en la calle”.

Pullaro dijo que Bruschi muestra “capacidad operativa y analítica”, necesarias para dirigir a sus subordinados.

Decide Lifschitz

Obviamente, ambas decisiones son del titular del Poder Ejecutivo Provincial. Tanto el nombre del titular de la policía como el formato final de la consulta al Legislativo.

Miguel Lifschitz durante la campaña electoral tomó el compromiso de dar algún tipo de participación a la Legislatura para que designar al jefe y al subjefe de la policía no resulte una decisión en soledad del gobernador y para dotar de más prestigio la designación en una fuerza ganada por lo contrario.

Desde el punto de vista técnico el decreto 507, presentado esta mañana, presenta en su redacción una dificultad mayúscula: para dirigirse a la Legislatura, el Poder Ejecutivo envía mensajes (proyectos de ley) o pliegos (antecedentes de personas propuestas para cargos como los de los fiscales, defensores o jueces).

Sui generis

En este caso, el procedimiento sui generis será algo similar a una mera nota por mesa de entradas, dirigida a la Comisión Bicameral de Acuerdos (formada por senadores y diputados) cuya labor habitual es revisar pliegos y examinar a los propuestos.

La Comisión, de aceptar la labor que le ha encomendado el gobernador, podrá presentar eventuales objeciones a los propuestos para encabezar la policía.

En otras palabras: no se va a expedir la Asamblea Legislativa que forman el pleno de los diputados y los senadores, ni se tratará la cuestión en una sesión pública. Su intervención será la de avalar o no la elección.

El método elegido se parece más a la función de asesoramiento que a la de control, pero es un filtro inédito.

Las primeras reacciones de los legisladores mostraban algunos signos de preocupación por la responsabilidad que se le impone a una parte de los senadores y los diputados, no a todos.

Sigue Amaya

José Luis Amaya, el subjefe de la Policía, quedará a cargo de la fuerza durante los diez días en los que la Comisión Bicameral de Acuerdos analizará los antecedentes del próximo jefe, Luis Bruschi. Luego ocurrirá lo mismo con Amaya, a quien se propone para continuar como subjefe.

Tambien le puede interesar

Dejar comentario