Inicio Noticias Bonfatti defendió su gestión en la Legislatura

Bonfatti defendió su gestión en la Legislatura

por jose

“Un gobierno progresista encuentra un solo camino posible: el que señala el horizonte de la igualdad a través de la garantía irrestricta y universal de derechos”, afirmó el gobernador Antonio Bonfatti, en el inicio del discurso pronunciado hoy en la apertura del 133º período de sesiones ordinarias de la Legislatura santafesina.

 

En ese orden, más adelante señaló que “un Estado progresista se transforma para los ciudadanos y los territorios, y también se construye con los ciudadanos y los territorios”, poniendo de relieve que “este es un gobierno que no está detrás de los escritorios; que va al encuentro de los intendentes y los presidentes comunales, de los trabajadores, de los productores y los empresarios, de las organizaciones sociales, de los niños y los jóvenes, de todos, de todas”.

 

Luego, a lo largo de su alocución, recorrió las acciones desarrolladas durante su gestión en las distintas áreas de gobierno, enmarcadas todas en el proceso de reforma del Estado iniciado en diciembre de 2007. En tal sentido, hizo un reconocimiento a Hermes Binner, “quien con su gobierno sentó las bases para la transformación solidaria, transparente y participativa de la provincia de Santa Fe”.

 

Y concluyó sus palabras refiriéndose al Plan Abre, que “pone al Estado santafesino en beneficio de los más necesitados, convirtiéndolo en un dispositivo transversal y articulado para mejorar la calidad de vida en los barrios más vulnerables de las ciudades de Santa Fe, Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Santo Tomé, Pérez y Granadero Baigorria, abarcando un universo de aproximadamente 380 mil santafesinos”.

 

Bonfatti también abordó en profundidad el tema de la inseguridad y detalló los avances del Plan de Seguridad Democrático, al tiempo que afirmó: “Santa Fe no es ese territorio tomado por las mafias que reproducen como única imagen muchos medios nacionales; es la segunda economía productiva del país, tierra de trabajo, de esfuerzo y de producción, capital nacional del cooperativismo, sede de dos de las universidades públicas más importantes del país, poseedora de una sociedad civil intensa como pocas en toda la Argentina”, describió.

 

En cambio, señaló que el delito organizado y la violencia representan hoy “el principal problema que afecta a nuestro país” y remarcó que “todas las provincias están sometidas a su amenaza y enfrentadas al desafío de combatir su avance de manera contundente”.

 

Hacia el final, el gobernador se refirió al escrutinio definitivo de las elecciones primarias del pasado 19 de abril, finalizado en la noche de ayer, y afirmó: “Tal como quedó demostrado, los apoderados y fiscales de todos los partidos tuvieron la posibilidad de comprobar que no se produjo ninguna irregularidad que tergiversara la elección ciudadana”.

 

Reconoció, una vez más, que se cometieron “errores durante el escrutinio provisorio, que hemos asumido y nos comprometemos enfáticamente a subsanar” para las generales del 14 de junio. “Pero esos errores han sido instrumentales, sin la menor injerencia en la soberana voluntad popular”, dijo.

 

Más enfático aún, Bonfatti afirmó: “Tenemos un compromiso de honor: el de garantizar la democracia en su máxima expresión, la transparencia electoral. Eso hemos hecho, y eso haremos. Está en juego el resultado de una elección, pero también la honorabilidad de un gobierno y la calidad de nuestra institucionalidad democrática”.

 

EFICACIA PROGRESISTA CONTRA EFICIENCIA NEOLIBERAL

 

El gobernador comenzó por señalar que su gestión se enmarcó en una doble continuidad: “la del proyecto político del Frente Progresista Cívico y Social, que tuvo comienzo el 11 de diciembre de 2007 con Hermes Binner y transita ya su octavo año de gestión; y la continuidad del Plan Estratégico Provincial, un horizonte de transformación compartido a 20 años y en plena vigencia, en el cual Estado y sociedad civil definimos juntos qué provincia soñamos, en qué provincia queremos vivir, y de qué forma vamos a construirla”.

 

“Nuestro proyecto se propuso desde un principio generar un cambio que incluía la revalorización del sentido de lo político luego del vaciamiento neoliberal y que paralelamente impulsaba un Estado presente”, sostuvo Bonfatti, al tiempo que recordó que en 2007 el Estado santafesino “se encontraba debilitado por el impacto de ese vaciamiento, la ausencia de planificación global, y la fragmentación y superposición de esfuerzos que inmovilizaban su capacidad de respuesta hasta anularla”.

 

“Se trataba entonces de revalorizar política y Estado, pero en un sentido profundamente progresista y, al mismo tiempo, republicano e institucionalizado”, añadió.

 

“Rechazamos abiertamente la idea de que el gobierno sea concebido como una mera administración de recursos públicos guiada por el criterio de eficiencia económica. Tenemos muy en claro que la administración es el valioso brazo operativo del gobierno, pero que es el gobierno quien tiene la irrenunciable tarea de dirigir política e ideológicamente a su sociedad”, sostuvo.

 

“El criterio de la eficiencia económica no puede tener lugar cuando de garantizar derechos se trata porque si no somos eficaces, sencillamente no hay garantía posible”, aseguró Bonfatti, para luego mencionar el ejemplo del Laboratorio de Industrias Farmacéuticas, que fabrica un medicamento «huérfano» para un solo niño porque el mercado no lo hace; o el de los equipos de profesionales del Ministerio de Educación que salen a buscar chicos casa por casa para que retomen sus estudios secundarios. “Eso no es eficiencia neoliberal; eso es eficacia progresista”, enfatizó.

 

IGUALDAD TERRITORIAL, PARTICIPACIÓN Y PLANIFICACIÓN

 

“La regionalización, la participación ciudadana y la planificación estratégica han sido los pilares esenciales de la reforma del Estado, ese gran marco que nos ha permitido impulsar la transformación de la provincia de Santa Fe”, afirmó el gobernador.

 

“Los derechos no se garantizan en el aire sino en el territorio”, advirtió, para introducir otro eje de la gestión: la regionalización de la provincia, “una nueva organización del territorio constituida sobre una provincia antes fragmentada, con ciudades y pueblos de distinta categoría producto de un acceso diferencial al Estado ahora son puestos en un plano de integración e igualdad”.

 

“Solo entonces la participación ciudadana -ese concepto tan amplio, tan repetido, y tan poco implementado- salta de los libros y los discursos para decir presente”, afirmó, y destacó las 85 asambleas ciudadanas realizadas en casi 8 años con la participación de más de 40 mil santafesinos, que no sólo elaboraron el Plan Estratégico Provincial sino que colaboran en su seguimiento.

 

“La modernización edilicia y administrativa del Estado es otra de las dimensiones de la reforma del Estado”, dijo el gobernador, para luego poner de ejemplo desde la construcción del nuevo Centro de Procesamiento de Datos hasta la próxima demolición de las viejas casillas de material prefabricado donde funcionó por décadas la Dirección Provincial de la Vivienda, para que los trabajadores y la ciudadanía accedan a un nuevo edificio y la Casa de Gobierno cuente con un espacio público verde como contrafrente.

 

“Paralelamente a las transformaciones edilicias, trabajamos con el objetivo de facilitar la vida de los ciudadanos con sus trámites”, indicó y puso como ejemplo que para gestionar un DNI, una partida de nacimiento o iniciar una jubilación, los santafesinos ya no tienen que viajar hasta Santa Fe.

 

TRABAJADORES PÚBLICOS, CORAZÓN DE LA REFORMA DEL ESTADO

 

“La construcción de una nueva relación con los trabajadores es el corazón de la reforma del Estado”, indicó Bonfatti, y añadió: “A veces, cuando escucho por ahí que se hace referencia al sueldo de los trabajadores públicos como «gasto», me doy cuenta de que no todos compartimos esta convicción tan profunda de poner al trabajador del Estado en el centro de nuestros esfuerzos”. En este punto se preguntó: “¿Hacer una escuela es inversión social, pero pagarle a sus docentes es un gasto? Trabajadores bien pagos son imprescindibles para revalorizar la calidad en la prestación de los servicios públicos, y para hacer que el Estado imponga una verdadera presencia”, aseveró.

 

“Logramos que el concurso sea también la única vía de acceso y promoción a la Administración Central, luego de una suspensión que duró 22 años y esta política ya lleva realizados 700 llamados a concursos”, recordó el gobernador.

 

“El concurso es también el mayor logro de nuestra política docente. En estos casi ocho años de gestión del Frente Progresista, hemos concursado y titularizado a más de 32 mil docentes, que hoy tienen una estabilidad en su puesto de trabajo que les da la posibilidad de proyectar una carrera, concursar sus ascensos, y también participar de los concursos de directivos de escuela y de supervisores que estamos llevando a cabo. Esas posibilidades se ven, a su vez, potenciadas por el despliegue de un dispositivo de capacitación que nos permitió –sólo en estos cuatro años– capacitar a más de 35 mil docentes, de manera totalmente gratuita y en horario de trabajo”, describió.

 

También resaltó que “desde el 1º de enero de 2008 hasta las paritarias del presente año, los salarios de bolsillo de los trabajadores santafesinos se incrementaron en más de un 550%, denotando una significativa mejora en su poder adquisitivo al superar el proceso inflacionario, cualquiera sea el instrumento que se utilice para su medición”.

 

“La reforma del Estado es progresista porque desde 2008 hace realidad en nuestra provincia aquello que en el resto del país es considerado una quimera: Santa Fe les paga el 82% móvil a sus jubilados. Paradójicamente, en los beneficios que perciben los jubilados santafesinos reside el núcleo del argumento de Nación para no compensar a la Caja Provincial de Jubilaciones, porque el acuerdo por el cual las Cajas no transferidas pueden recibir apoyo nacional obliga a la “armonización” (en cada provincia) de idénticas condiciones y requisitos jubilatorios que los fijados por ANSES; y la Nación paga un porcentaje inferior que Santa Fe», explicó.

 

OBRA PÚBLICA SIN PRECEDENTES

 

“Nuestros gobiernos han potenciado la obra pública de una forma sin precedentes en la historia de la provincia”, afirmó el gobernador, y a continuación detalló el plan de inversión desarrollado en todo el territorio y en todas las áreas, incluyendo la recuperación arquitectónica y patrimonial de numerosos edificios de la provincia.

 

En este marco, el gobernador también indicó que la vulnerabilidad hídrica, “con el recuerdo presente y doloroso de las inundaciones de 2003 y 2007 en la ciudad de Santa Fe era otro de los grandes déficits infraestructurales de nuestra provincia”.

 

Al respecto, mencionó que las obras de protección contra inundaciones en las grandes ciudades, pero también en más de 80 pequeñas y medianas localidades, ya alcanzaron un monto total de 1.400 millones de pesos. “Si en la inundación de 2007 hubo en Santa Fe 30 mil evacuados, en la producida este año los evacuados fueron alrededor de mil, incluyendo a los vecinos del área metropolitana. Trabajamos para que la próxima vez que una cantidad extraordinaria de milímetros caiga sobre esta ciudad no contabilicemos ni un solo evacuado y por eso el 11 de mayo se abrirá la licitación del desagüe pluvial Larrea para esta ciudad capital”, anticipó.

 

También puso de relieve que en los últimos siete años se invirtieron más de 2 mil millones de pesos para recuperar a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) y, entre otras cosas, se instalaron más de 100 estaciones transformadoras de alta y media tensión, “que son los grandes distribuidores de energía y ahora nos permiten trabajar sobre su llegada a los hogares santafesinos”.

 

“Cada vez que se habla de energía eléctrica me retrotraigo a los noventa y recuerdo la lucha de los trabajadores de la EPE para que no nos privatizaran la empresa; una lucha que acompañamos, y que hay que tener muy presente porque las apetencias del neoliberalismo siempre están acechando”, advirtió Bonfatti.

 

A su vez, el gobernador recordó que “la última vez que un gobierno provincial había intervenido sobre un acueducto había sido en 1980, en una obra entre Esperanza y Rafaela”. En cambio, destacó que de los 12 acueductos definidos en el Plan Estratégico Provincial ya estamos construyendo seis (Gran Rosario, Reconquista, Norte Santafesino, Desvío Arijón, Centro Santafesino y San Javier), “un enorme esfuerzo de infraestructura que supera los 2.300 millones de pesos en ejecución, y que –mientras avanza– es complementado con la instalación de plantas de ósmosis inversa, reparaciones, perforaciones y mejoras en las captaciones de los pozos”.

 

En materia de Hábitat, el gobernador destacó que “en poco más de tres años con el programa Mi Tierra, Mi Casa tenemos un total de 12.000 lotes y beneficiarios concretos: casi cinco mil familias ya cuentan con sus terrenos urbanizados asignados, y se encuentran en distintas instancias de la posesión, mientras que otras 7.271 están a la espera de la finalización del proceso de urbanización”.

 

También detalló que en su gestión las viviendas otorgadas “llave en mano” alcanzan al día de la fecha las 3.531, íntegramente construidas con fondos provinciales, y hay otras 4.200 en ejecución.

 

Bonfatti también le dedicó un importante capítulo a los complejos Fonavi: “En 2008 encontramos que de las 60 mil unidades existentes, un 85% no estaba escrituradas. Comenzamos a entregar los títulos de dominio y hoy ya son 17 mil las escrituras que garantizan la posesión legal y segura de las viviendas a sus legítimos propietarios”.

 

“Sólo una vez que ese mecanismo se puso en marcha –continuó el gobernador–, pudimos darnos a la tarea de crear, junto a los vecinos, los consorcios y hoy ya son más de 280”, remarcó, al tiempo que mencionó los “más de 200 millones de pesos que estamos invirtiendo en obras priorizadas en más de 15 complejos habitacionales”, luego de años de abandono.

 

DERECHOS HUMANOS, UNA LUCHA QUE PERTENECE A TODO UN PUEBLO

 

Al referirse a la política de Derechos Humanos sostenida, el gobernador consideró: “Esa lucha extraordinaria pertenece a todo un pueblo y los gobiernos del Frente Progresista hemos buscado honrar desde el primer día”.

 

Al respecto, dijo que “la expresión más reciente de ese compromiso se refleja en el proceso iniciado en marzo pasado, con el comienzo de la devolución a las víctimas, de los documentos de la dictadura que aún estaban en poder del Estado provincial”.

 

Y también en “la recuperación como espacio de la memoria del edificio donde funcionó el Servicio de Informaciones de Rosario, sitio que fuera base de la patota Feced, actualmente juzgada y condenada”. Allí, según anunció, se pondrá en funcionamiento el archivo fílmico de los juicios por delitos de Lesa Humanidad.

 

En este tramo del discurso, el gobernador también puso de relieve “el vínculo del Estado provincial con nuestros ex combatientes de Malvinas”, y destacó los beneficios otorgados progresivamente durante estos años.

 

Y mencionó la reparación histórica a los descendientes de los pobladores originarios: “En el transcurso de esta gestión, estamos restituyendo 4.934 hectáreas a las comunidades originarias, llevando a 10.771 el número total de hectáreas restituidas desde 2008”.

 

SOBRE LA VIOLENCIA, EL DELITO Y LA INSEGURIDAD

 

“La inseguridad, el delito organizado y la violencia son hoy el principal problema que afecta a nuestro país, por eso todas las provincias estamos sometidas a su amenaza y enfrentadas al desafío de combatir su avance de manera contundente”, afirmó el gobernador, aunque luego señaló: “No todas las provincias hemos recibido el mismo tratamiento mediático. Hace un tiempo, asistimos a una fenomenal estigmatización de la provincia de Santa Fe”, aseguró.

 

“Esto no implica en ninguna medida no reconocer el grave problema que nos presenta la violencia y el delito organizado –aclaró–, sino que significa ponerlo en perspectiva. Y reconocer el problema no es reconocerlo aquí, en un discurso, o en los mismos medios, sino que es asumirlo y trabajar con todos los resortes del Estado provincial para revertirlo”, aseveró Bonfatti, para referirse al desarrollo del Plan Integral de Seguridad Democrática.

 

Al respecto, detalló la inversión destinada a la adquisición de equipamiento policial de última generación, la incorporación de agentes, la profunda reforma de la policía provincial a partir de cinco regiones y tres jefaturas operativas: la Policía Vial, la Policía de Investigaciones y la Policía de Acción Táctica; las acciones destinadas a la profesionalización de la fuerza, y también al restablecimiento del vínculo de confianza con la ciudadanía.

 

No obstante, el gobernador recordó que el narcotráfico, uno de los grandes flagelos que promueve el crimen organizado requiere la intervención de la justicia federal. “Hago desde aquí un llamado para que las fuerzas y los juzgados federales redoblen su compromiso en el combate al narcotráfico en nuestra provincia y en las otras 23 jurisdicciones, fundamentalmente en aquellas que constituyen el perímetro de nuestras fronteras nacionales”, reclamó Bonfatti y, en el plano provincial, anunció el envío a la Legislatura de un proyecto de ley para establecer medidas cautelares sobre los bienes generados a partir de hechos ilícitos.

 

EDUCACIÓN Y SALUD

 

“En Santa Fe podemos demostrar nuestros avances en materia educativa y estar orgullosos de ellos: el Operativo Nacional de Evaluación realizado el año pasado ubica a la educación pública santafesina entre las tres mejores del país”, comenzó por señalar el gobernador y argumentó: “Alcanzamos estos resultados porque transitamos por el camino correcto con las herramientas correctas. Los programas Vuelvo a Estudiar y Jornada Ampliada no sólo logran que los chicos vuelvan a la escuela, o que pasen más tiempo en ella; logran que quieran estar en la escuela”, aseguró.

 

Además, mencionó la creación de 275 escuelas para garantizar la cobertura en todos los niveles; de 56 nuevas tecnicaturas superiores y profesorados, de las cuales nueve están radicadas en parques industriales de nuestra provincia; la inversión de más de 930 millones de pesos en infraestructura educativa desde 2008, hemos, tanto con fondos provinciales como nacionales.

 

En materia de salud pública, universal y gratuita, Bonfatti dijo que “nadie puede dudar que Santa Fe tiene la mejor salud pública del país” y detalló indicadores que lo prueban: “Tenemos la menor mortalidad infantil y materna del país; hemos logrado un registro nominalizado de vacunas que nos permite saber exactamente cuáles ha recibido cada uno de los chicos de nuestra provincia; la cifra de santafesinos sin cobertura derivados a los efectores de alta complejidad de Buenos Aires disminuyó –entre 2007 y 2014– en un 80%, en consonancia con el desarrollo de las mejoras en nuestra salud pública; desde 2012 Santa Fe es una de las tres provincias con mayor procuración y trasplante de órganos en el país; el 94% de los medicamentos utilizados por el sistema de atención primaria, y el 64% de los requeridos en hospitales públicos de nuestra provincia es provisto por el trabajo conjunto del Laboratorio de Industrias Farmacéuticas en coordinación con el Laboratorio de Especialidades Médicas de Rosario”.

 

Asimismo, remarcó que cuando finalice su gestión “habrá 82 nuevos centros de atención primaria de la salud inaugurados, equipados y en funcionamiento; el nuevo hospital de Ceres, en etapa de equipamiento, para sumarse a los inaugurados en Las Toscas y Las Parejas, y al que finalizamos en San Cristóbal. Quiero asimismo anunciarles que hace pocos días hemos licitado la primera etapa de una iniciativa surgida recientemente: el nuevo hospital de Coronda”.

 

En cuanto a los hospitales de alta complejidad, Bonfatti anticipó que la obra civil del hospital de Venado Tuerto estará finalizada hacia fin de año, mientras que para el nuevo Iturraspe y el Cemafe se están licitando sus últimas etapas; en el hospital de Reconquista ya se están licitando los cerramientos; en el de Rosario, terminando la estructura y licitando la segunda etapa; y ya se adjudicó la construcción del hospital de Rafaela. “De esta manera, revertimos la inercia que posibilitó que durante cuatro décadas la provincia no hubiera construido con recursos propios un solo hospital en todo el territorio”, recordó.

 

PRODUCCIÓN Y TRABAJO

 

El gobernador sostuvo que “para que haya más y mejor empleo es necesario que haya más y mejor producción” y detalló las acciones desarrolladas en toda la extensión territorial de Santa Fe.

 

También destacó la creación de la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación, que en 2014 financió 17 proyectos para el desarrollo de soluciones tecnológicas y la adquisición de equipamiento de alta complejidad por 32 millones de pesos, y destinará otros 50 millones.

 

Asimismo, anunció la próxima licitación de 6.260 hectáreas de tierras fiscales improductivas en Esteban Rams, cuyo destino será la implantación de árboles para generar una nueva industria: la maderera.

 

Como es habitual, el gobernador cerró su discurso con un saludo a los trabajadores en su día y expresó su agradecimiento en particular a los trabajadores del Estado y a sus gremios “por su compromiso con la defensa de lo público”.

 

 

Tambien le puede interesar

Dejar comentario