Bloqueos sanitarios por dos nuevos casos de dengue

Desde el municipio junto a otras instituciones de la ciudad, se activó el protocolo para la realización de bloqueos sanitarios y así evitar la propagación del vector ante la confirmación de dos nuevos casos de dengue.

 

El protocolo:
A partir de la confirmación de un diagnóstico positivo de dengue, chikungunya o zika, se interviene  la vivienda de la persona infectada con su manzana como referencia y ocho manzanas alrededor, es decir  un total de 9 manzanas a la redonda y esto es así porque ese es el rango de la máxima distancia que puede volar un mosquito adulto infectado; Así en esta área se procede al ingreso en los domicilios correspondientes para descacharrar  explicándole al vecino la relevancia de esta acción teniendo en cuenta que es la única forma efectiva para eliminar las larvas y prevenir la reproducción del mosquito.

Además, el equipo municipal fumiga la zona para eliminar mosquitos adultos, evitando así la probabilidad de que un vector infectado pueda picar a otra persona.

Se completa la intervención con la entrega de material informativo y  larvicidas para aplicar en recipientes que es imposible limpiar o vaciar, como estanques y piletas.

Trabajo en conjunto:
Trabaja en el operativo personal del SAMCO, de Cruz Roja Argentina en información y concientización en la zona, Bomberos Voluntarios quienes se encargan del descacharrado además participa Policía  con personal en las zonas para llevar tranquilidad del vecino y personal municipal que procede a la  fumigación en los domicilios particulares.

Para prevenir:
Este mosquito se cría en recipientes y objetos que acumulan agua, la efectividad de la prevención es responsabilidad de todos: Evitar tener recipientes que contengan agua estancada, tanto dentro como fuera de la casa. Renovar el agua de floreros y bebederos de animales día por medio. Deshacer todos los objetos inservibles que estén al aire libre y en los que se pueda acumular agua (latas, botellas, neumáticos). Colocar boca abajo los recipientes que no estén en uso (baldes, frascos, macetas). Tapar los recipientes utilizados para almacenar agua (tanques, barriles, toneles). Limpiar las canaletas y desagües pluviales de la casa. No atar botellas a árboles y canteros.

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.