Inicio NoticiasLocales Beto Sánchez: amor e inclusión contra las adicciones

Beto Sánchez: amor e inclusión contra las adicciones

por jose

Este viernes en el Club Almagro, Beto Sánchez brindó dos charlas destinadas a jóvenes de las escuelas de Esperanza y luego otra dirigida a padres y público en general. En diálogo con la CSC Radio, comentó que desde su organización “se trabaja mucho en el tema de poder incluir a través de la apertura de centros culturales pero también están las entidades de la vuelta de la esquina en las que se puede ayudar, incluyendo deporte, arte, música para que los pibes se ocupen”.

 

“No ir con el mensaje de las drogas que son malas, porque ellos lo saben; saben que hay un problema pero también hay un corazón sensible, hay falta de amor, necesidades, hay problemas familiares, sociales. No es un asunto fácil, entonces no hay que criminalizar, hay que bendecir, hay que amar, hay que empoderar e incluir”, reflexionó el músico.

 

Sobre su organización, dijo que “la ONG se llama Olla, pelota y guitarra porque con estos elementos entramos en cualquier lugar” y contó que “trabaja en La Matanza, con el Ministerio de Planificación en el Programa “Enamorar” y junto con el Ministerio de Cultura y la Sedronar (Secretaría de Programación de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico)”.

 

“A partir de la apertura del Centro Cultural y de esta mirada de inclusión, de decirle a la gente que se puede salir, me hicieron un par de notas en C5N y desde los organismos me llamaron para trabajar. Eso es muy bueno porque le damos a las organizaciones no gubernamentales la posibilidad de que tengan diferentes herramientas para trabajar mejor en su comunidad”, mencionó.

 

Destacó además la importancia del “trabajo en redes, en equipos”. “Hay que trabajar con las iglesias, con las intendencias, con los partidos políticos y con la escuela principalmente. Nosotros hablamos de valores, del amor, de esperanza, de poder ayudar a los que consumen a través de la empatía y de la inclusión para llegar a los chicos y construir una confianza, para ver qué problema de fondo tienen. Es muy importante armar foros o equipos de trabajo para trabajar en conjunto por esta problemática”, subrayó.

 

Durante la jornada también hubo música. “Estoy grabando el segundo disco que se llama Piedras lisas en el estudio de grabación de Tecnópolis. El reggae es una música que atrapa a los pibes y me ven con esta pinta y piensan que fumo; pero les hago ver que hace 28 años que pude dejar las adicciones, que estoy muy bien, tengo cuatro hijos y 26 años de casado; entonces hablamos de familia, del amor, la música nuestra no habla de religión sino que habla de inclusión y de amor”, contó.

 

En cuanto a su experiencia personal, contó que en sus peores momentos de adicción vivía en Brasil. “Me acordaba cuando mi papá me invitaba a tomar mates y yo prefería ir a tomar ginebra, pero cuando se ordenó mi vida, conocí la palabra de Dios y el amor de la gente que me ayudó, pude ordenar mis relaciones y extrañaba a mis padres; volví a Buenos Aires ya con dos hijos con el objetivo de hablar con mis padres, de estar con ellos. Luego viví 12 años en el monte santiagueño donde me curtí bien socialmente, abriendo comedores infantiles, y volví a Buenos Aires con el sentido de trabajar en prevención”, relató.

 

Por último, afirmó que “el enfoque para hablar con los padres es el amor, plantear la necesidad de que tengan una cena o un almuerzo con sus hijos; no bajarles línea sino que los padres puedan contextualizarse, escucharlos y estar con ellos, pero manteniendo los valores como el amor y el respeto, que son únicos y universales”.

 

 

 

Redacción: Ayelen Waigandt – Esperanza Día x Día – CSC Radio

Fotografias: José Zenclussen

 

Tambien le puede interesar

Dejar comentario