Inicio Noticias Basílica Guadalupe: Terminan restauración de la fachada

Basílica Guadalupe: Terminan restauración de la fachada

por jose

Cuatro electricistas trabajan en la renovación eléctrica de la fachada principal de la Basílica de Guadalupe, en Javier de la Rosa 623. Su desafío es doble: no sólo deben desarrollar e instalar un nuevo sistema de iluminación LED con ocho artefactos especialmente diseñados para iluminar la cúpula; también deben hacerlo en los próximos diez días.

La fecha límite es el fin de semana del sábado 18 y domingo 19 de abril, en que se hará la 116º Peregrinación Arquidiocesana a la Basílica de Guadalupe. La nueva instalación es lo único que falta para terminar la restauración de la fachada, un trabajo que realizaron 12 personas y que ya lleva 9 meses.

Los trabajos en la fachada principal de la Basílica se realizaron con un aporte del Ministerio de Obras Públicas de la provincia, por un total de $ 2.621.237 pesos. Esta semana, el delegado episcopal en la Basílica, Pbro. Olidio Panigo, recibió el cuarto y último aporte de $ 621.237 pesos que completan el monto total.

La obra es comandada por el ingeniero Alberto Tosti, quien lleva adelante la restauración de la Basílica desde 2004. Desde entonces, si bien el santuario recibió aportes del Estado provincial, la mayor parte de las obras se realizó en forma ininterrumpida gracias a la contribución de los fieles.

Tosti explicó a El Litoral que las tareas necesarias en la fachada principal y la cúpula implicaron una obra de envergadura imposible de costear con fondos propios, ya que requirió montar un andamio cuyo alquiler rondó el millón de pesos.

Avance de obra

La restauración de la fachada principal, campanario y cúpula implicó la renovación de la cruz superior que estaba inclinada, la reparación o reemplazo de partes de mampostería y arreglos del pórtico que se habían desprendido con el paso del tiempo y el arreglo de fisuras que provocaban humedad en el cielorraso y arruinaban el trabajo realizado en el interior del santuario.

Fueron 12 los operarios que trabajaron en los últimos nueve meses y remozaron la cara de la Basílica. En los últimos días, el número se redujo a los 4 electricistas que readecúan la iluminación ornamental. “Para la cúpula hubo que diseñar y fabricar especialmente ocho artefactos y un sistema mecánico de adaptación que posibilite su mantenimiento, porque hay indicios de que nunca antes se pudo subir hasta la cúpula”, explicó el Ing. Tosti.

En estos días, el equipo analiza cómo iluminar el bajo de la cúpula, por encima del campanario. “Vamos a colocar 16 artefactos más chicos, empezando por las falsas columnas de ese sector”, agregó el ingeniero.

Lateral oeste

A la par de los trabajos en la fachada principal, la Basílica restaura con fondos propios -donaciones de los feligreses- la fachada lateral oeste del santuario, frente a la Plaza del Folclore Padre Trucco.

El tratamiento de la cara oeste hoy avanza con el picado y recomposición del revoque, con molduras y ornamentaciones, coronillas. Finalizada esta etapa, culminará con la aplicación de una pintura base y revestimiento plástico.

Esta fase de los trabajos llevará, al menos, un mes más. La obra de restauración de la Basílica, sin embargo, tiene mucho camino por delante. “Estamos analizando restaurar todo el piso, porque está afectado por los asentamientos diferenciales que tuvo la estructura”, explicó Tosti. El proyecto es, sin embargo, todavía más ambicioso.
“También tenemos pensado climatizarla, algo que está en estudio; y construir un museo de arte sacro en la secretaría y casa parroquial”, agregó el ingeniero, con aporte de los fieles. Todo indica que el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe estará en obras varios años más.

 

Fuente El Litoral

Tambien le puede interesar

Dejar comentario