Inicio Destacadas Baigorria sobre las restricciones: “La prioridad en Esperanza es salvar lo que queda”

Baigorria sobre las restricciones: “La prioridad en Esperanza es salvar lo que queda”

por Ayelen
El presidente de la Unión de Comerciantes Esperancinos (UCoEs), Diego Baigorria, se refirió a la situación de la ciudad en el marco de la pandemia y las restricciones anunciadas por el gobierno nacional.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, se manifestó “desorientado y preocupado” porque “ya no tiene razón de ser la cantidad de idas y vueltas respecto de restricciones sí-restricciones no, posibilidades de trabajar si y posibilidades de trabajar no”.

 

 

“Tenemos que agradecer por el momento que el gobernador no haya adherido a las medidas dispuestas por el Presidente pero no se sabe hasta cuándo va a durar y estamos en permanente alerta esperando nuevamente algún guadañazo que nos van a pegar. Realmente no sabemos cómo hacer para subsistir con las actuales restricciones, hay que imaginar lo que sería retroceder de fase”, analizó.

 

 

En ese sentido, planteó que disponer un cierre desde las 20 como se dispuso en el AMBA “sería volver a peligrar las fuentes de trabajo y eso no lo tenemos que permitir”. “Son medidas sin sentido que hace 13 meses sigue tomando el gobierno nacional, cierran la posibilidad de que los chicos vayan a clases pero dejan abierto los estadios de futbol y permiten marchas numerosísimas”, planteó.

 

 

Cuestionó al respecto que “no saben qué hacer, no tienen un plan porque un ministro dice una cosa y el Presidente lo contradice; no hay un plan que se pueda ver un futuro respecto de la situación sanitaria, no hay un plan económico ni político, se pelean entre ellos”. “Quizás esta pandemia le está afectando algunas neuronas al señor Presidente y no sea capaz de encabezar el cargo para el cual lo eligió la gente”, estimó.

 

 

 

 

Respecto del cumplimiento de los protocolos, sostuvo que “desde UCoEs estamos permanentemente tutelando que se cumplan, a cada rato advertimos a los comerciantes asociados que no se relajen, que no permitan ninguna cosa que pueda atentar  contra la seguridad dentro de los locales”. De todos modos, aclaró que “a las actividades sociales no podemos controlarlas y entendemos que deben empezar a exigir otro tipo de control”.

 

 

“Tampoco le echemos toda la culpa a las fiestas que hacen los chicos porque son necesarias pero tienen que hacerse con un estricto protocolo, como todas las otras actividades que están permitidas. Creo que todas las actividades se pueden realizar. Cuando quieren exigir más controles, desde el sector comercial no tenemos problemas porque estamos totalmente ajustados a horarios y protocolos”, analizó.

 

 

En ese marco, afirmó que “la necesidad y la prioridad número uno en Esperanza es cuidar lo que queda, nuestra premisa es salvar lo que queda, que no se caiga un solo puesto de empleo más y que no cierre un local comercial más, mucho menos un local gastronómico que emplea mucha mano de obra”.

 

 

Consultado por el cierre de comercios en la ciudad a raíz de la pandemia, Baigorria confirmó que “hasta fin de diciembre fueron 12 locales, sólo del rubro gastronómico”.

 

 

 

 

Ataque a los críticos

 

 

Consideró que “en el gobierno municipal están tomando con mucha virulencia las opiniones que no son coincidentes tal cual y al pie como ellos quieren, y eso cada vez se nota más” y como ejemplo mencionó “lo que sucedió días pasados en la reunión por la bicisenda pasa en muchas reuniones; que si no vas y te sentás a aplaudir terminan las reuniones de esa manera”.

 

 

En ese sentido, criticó que “cuando alguien tiene un disenso le tiran un partido encima o le dicen ‘gobernamos nosotros porque la gente nos votó’ pero tienen que gobernar como dice su propio slogan con todo y con todos, no contra muchos. Acá se está gobernando contra muchos”.

 

 

“En un momento como este donde el sector privado la está pasando como nunca de mal, tenemos que exigirle a nuestra autoridades y funcionarios que son rentados – porque ninguno va por vocación de servicio, van por un muy buen sueldo- que tengan mucha más paciencia cuando se sientan a contarnos un proyecto sobre el cual quizás tengamos un punto de vista distinto.  Se les está terminando la paciencia y no podemos permitir que a la sociedad se le termine la paciencia, porque le queda muy poca”, concluyó.

 

 

 

Tambien le puede interesar