Inicio Destacadas Baigorria: “No esperamos un diciembre que nos salve los gastos del mes”

Baigorria: “No esperamos un diciembre que nos salve los gastos del mes”

por Ayelen
El presidente de la Unión de Comerciantes Esperancinos (UCoEs), Diego Baigorria, realizó un detalle de la situación de la ciudad en el contexto de la pandemia.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Baigorria mencionó que “a nivel comercial se está analizando la reapertura de locales que quedaron vacíos, con otros rubros, muchos comercios de cercanía que son venta de bebidas y mercaderías –como verdulerías, y muchos otros de indumentaria”.

 

“A nivel de ventas la operatoria sigue bajísima, la gente va a esperar hasta último momento y las compras van a ser mínimas, no se puede esperar un  diciembre como años anteriores donde la gente tenía poder adquisitivo porque en menos de un año se lo hicieron pelota a ese poder adquisitivo”, definió.

 

De todos modos, anunció que “a pesar de todo se sigue trabajando, con promociones conjuntas entre varios locales, y habrá con un sorteo que viene desde la Secretaría de Producción y de Comercio que tiene gusto  poco porque son dos vouchers de 10.000 y 5.000 pesos más todo lo que cada comerciante pueda ponerle de su impronta para poder sortear”.

 

“Esto es algo, pero no esperamos un diciembre que nos salve ni siquiera los gastos de este mes”, puntualizó. De todos modos adelantó que en las últimas horas solicitaron a la Intendente Ana Meiners una ampliación en los horarios comerciales permitidos en la ciudad para favorecer la actividad comercial.

 

Situación sanitaria de la ciudad

 

Por otra parte, Baigorria comentó que “como miembros del Comité Económico y Social que integra el Cabildo Abierto y se convocó a una sesión de urgencia para tener un pantallazo general de cómo está la situación hoy, nueve meses después de que empezó la pandemia. El resultado es preocupante al extremo a nivel sanitario, económico y social”.

 

Puntualizó que “a nivel sanitario la preocupación es porque hay un porcentaje de camas ocupadas muy alto, aunque se hizo un trabajo espectacular con una gran vinculación del sector público y privado, trabajando a destajo con un recurso humano que no descansa porque Esperanza no estaba preparada ni con la infraestructura ni con la atención médica necesaria para semejante cantidad de casos”.

 

Agregó que “en seis meses hubo que improvisar lugares para internar gente y que tenga la atención necesaria, y ese trabajo fue de excelencia”.

 

También planteó que “a nivel económico los datos son escalofriantes porque desde que comenzó la pandemia el costo de la atención médica aumentó en un 500%, y entre insumos, medicación y todo lo necesario para la atención el aumento es de entre 800 y 1.000%”.

 

Asimismo, dijo que “el nivel social también es preocupante porque se está achacando que las fiestas clandestinas fueron el detonante del impulso de la cantidad de casos positivos, a lo que decimos que son decisiones políticas que se deben tomar habilitando los lugares bajo protocolos donde la gente pueda ir a divertirse. No puede ser que salones de eventos se tengan que transformar en bares para poder abrir, y son nueve meses de inactividad”.

 

Aseveró que “cada fiesta elevó el nivel de contagios y de casos positivos, el primer detonante fue el día de la primavera y luego el día de la madre y 15 días después explotó de casos la ciudad, con lo cual se espera que a partir de mitad de enero y febrero la estadística de casos positivos tenga un pico muy grave”.

 

Como ejemplo, afirmó que “hoy hay protocolos y no hay capacidad humana ni técnica para controlar la cantidad de fiestas clandestinas que hay” y mencionó “lo sucedido en Cavour donde los chicos se reunieron a la vera de la ruta y un solo policía no puede disuadir a 200 o 300 personas”.

 

“Por eso se está pidiendo que se habiliten lugares con protocolos, ya que la gente de los boliches y salones de eventos tienen protocolos, se les puede pedir que dupliquen el personal de seguridad, que se aplique un aforo, pero es preferible tener lugres habilitados donde la gente pueda estar controlada. La clandestinidad sucede porque no hay una posibilidad legal. Hay decisiones políticas que hay que tomar”, aseveró.

 

 

Tambien le puede interesar