Home Nacionales Bahía Blanca: “Sacame el móvil de ahí”, la indicación de Juan Suris a los policías acusados de cubrir su banda narco

Bahía Blanca: “Sacame el móvil de ahí”, la indicación de Juan Suris a los policías acusados de cubrir su banda narco

by juanmanuel

(Clarín) – Los hechos delictivos atribuidos a la banda de narcotraficantes que está acusado de liderar Juan Ignacio Suris contaron con cobertura policial. Es la convicción del juez Walter López Da Silva, del Juzgado Federal N° 1 de Bahía Blanca, que procesó a cuatro efectivos bonaerenses por dar apoyo clave al grupo que encabezaba Juan Suris, el ex novio de la vedette uruguaya Mónica Farro.

Según el magistrado, hubo un «constante suministro de información sensible» al grupo de diez personas que este año deberá ser juzgado nuevamente, luego de que fuera absuelto en octubre de 2015, al considerarse nulas las escuchas que sostuvieron la investigación judicial.

Esas interceptaciones telefónicas, convalidadas por Casación, son las que comprometen al subcomisario Alberto González, los oficiales principales José Luis Galarza y Javier Urbano y al capitán Alberto Dodero, todos de la bonaerense, a quienes el juez bahiense les dictó el procesamiento, sin prisión preventiva, además de fijarles un embargo individual de $ 200.000.

No podrán salir del país hasta tanto la justicia federal se expida sobre su participación en los hechos que comenzaron a ser investigados en 2011.

«El entrecruzamiento de llamadas determinó que había participación de funcionarios de la policía, quienes coadyudaban en advertir a la banda sobre situaciones que pudieran comprometer el éxito de sus operaciones», le dijo a Clarín el fiscal de la causa Antonio Castaño.

Precisó que los efectivos se comunicaban con Suris y con su hermano Guillermo para coordinar la cobertura, que implicaba ponerlos al tanto de procedimientos o allanamientos que disponía la justicia, así como también de investigaciones que comprometían a algunos miembros del grupo. Agregó que el vínculo aparece desde el comienzo de la investigación de los hechos, que habrían ocurrido entre 2011 y 2013.

«Sacame el móvil de ahí», se escucha en una comunicación en la que Juan Suris le indicaría a Dodero sobre la presencia de un patrullero frente a la casa de una de las dos mujeres acusadas de integrar la banda.

En otra oportunidad, a fines de 2013, un oportuno llamado de uno de los agentes le habría permitido a Suris, que estaba regresando a Bahía Blanca, eludir su captura, en una serie de procedimientos que se habían ordenado.

En enero de 2014, el amigo de Leonardo Fariña fue capturado a la salida de un departamento del barrio de Belgrano donde convivía con Farro.

López Da Silva acusó a los efectivos policiales de integrar entre ellos «una asociación ilícita criminal» y de pertenecer a la banda liderada por Suris, en concurso ideal con la violación de los deberes de funcionario público.

Dejó abierta además la posibilidad de que se los investigue por encubrimiento, cohecho y empleo indebido de influencias. González llegó a estar al frente de un destacamento policial de Villa Rosas en Bahía Blanca, mientras Urbano se desempeña en la flamante seccional Séptima.

En su resolución, el juez dictó la falta de mérito para el comisario Gustavo Cheppi, ex titular de la comisaría Primera bahiense y actualmente a cargo de la policía comunal de Coronel Rosales.

«Estos efectivos eran una parte fundamental, ya que ayudaban a que esta gente continuara con la comisión de los ilícitos. Son delitos graves los que se les endilgan y esperamos pronto llevarlos a juicio», remarcó Castaño, quien aguarda todavía que la justicia federal vuelva a juzgar a Suris y al resto de la banda.

En julio de 2016, Casación revisó y anuló el fallo que había absuelto a todos y ratificó la validez de las escuchas telefónicas, piedra basal de la acusación. Además, dispuso que una nueva integración del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca sea la que realice la nueva audiencia, aún en preparación.

Tras el sobreseimiento de octubre de 2015, todos los integrantes de la banda quedaron libres salvo Suris, quien permaneció en cárcel por la causa en la que se lo acusa de organizar una asociación ilícita montada sobre la base de la emisión y comercialización de facturas truchas.

En octubre de 2017, tras permanecer más de tres años privado de la libertad sin ser juzgado, también fue liberado en esa causa y dejó la Unidad Penal 19 de Saavedra. Desde entonces, se lo ve a diario por el centro bahiense, a la espera de los dos juicios que tiene pendientes.

You may also like