Inicio Noticias Autopista: el gobierno espera tener a fin de año el nuevo concesionario

Autopista: el gobierno espera tener a fin de año el nuevo concesionario

por Ayelen

El ministro de Infraestructura, José Garibay, dijo que en agosto definirán si hay “salida amigable” o se rescinde el vínculo contractual con ARSSA. No descartó aumentar el peaje, cuando comiencen a verse las obras de repavimentación.

El ministro de Infraestructura, José Garibay, confesó que esperan tener “a fin de año” todo listo para que el nuevo concesionario se pueda hacer cargo de la autopista Santa Fe-Rosario. Como se sabe, la provincia decidió finalizar el contrato con ARSSA, la actual operadora del corredor, pero intentará una salida “amigable”, para evitar una rescisión.

Sin embargo, como informó El Litoral esta semana, la empresa asegura tener argumentos a su favor para retirarse unilateralmente de la concesión. De hecho, evalúa contratar una auditoría propia y le exigió a la provincia el pago de una deuda de más de 100 millones de pesos.

Ante ello, Garibay relativizó el hecho y con respecto a la auditoría dijo que la empresa “también está interesada en irse en buenas condiciones y por eso busca fortalecerse con sus propios números”. Además reconoció la deuda pero dijo que es por un monto significativamente menor al costo de la repavimentación que la empresa debería haber ejecutado: “Nosotros la hemos reconocido (a la deuda) en función de la falta de actualización oportuna de las tarifas, y eso está para ser analizado. Hubo decretos que reconocieron la deuda, y hay que actualizarla”, planteó.

Débiles

El ministro aseguró que hasta ahora, han venido hablando “en términos de acuerdo y consenso, y para eso le hemos pedido que ellos presenten toda la documentación”. A su criterio, “en términos generales, (los empresarios) estarían en condiciones realmente débiles porque no han cumplido con el elemento fundamental que se esperaba, y que era la repavimentación completa de la autopista, al cabo de cinco años. Pero obviamente que hay argumentación (también a favor de la empresa)”, aclaró. Según estimó, “en agosto” la provincia estaría en condiciones de tomar una decisión respecto de la rescisión o salida amigable, para iniciar luego el proceso administrativo para el llamado a licitación.

Consultado por El Litoral sobre cuándo, efectivamente, debería estar el nuevo concesionario haciendo cargo del corredor, Garibay dijo que “a fines de año” ya debería estar el nuevo concesionario.

Personal

Consultado sobre el futuro del personal, Garibay dijo que están aseguradas las más de trescientas fuentes de trabajo que hoy dependen de ARSSA. “Estamos en contacto con el sindicato y una de las condiciones para el nuevo concesionario es dar continuidad laboral en los mismos términos en los que hoy están trabajando, con categoría y antigüedad. Eso está consensuado”, manifestó.

El ministro dijo que aún no se avanzó con la contratación de las facultades (de Ciencias Económicas de la UNL y Instituto de Estudios de Transporte, de la UNR) a raíz del receso administrativo de las universidades, y aclaró que ARSSA deberá seguir operando la autopista en esta transición hasta que surja el nuevo concesionario. “Ello implica garantizar la seguridad, los controles, ambulancias, administración y, obviamente, el cobro del peaje”, explicó.

Aumento

Garibay advirtió que aun durante la transición entre el viejo y el nuevo concesionario, la provincia podría autorizar un aumento de las tarifas de peaje. “Apenas empecemos a hacer las obras (de repavimentación) y el usuario vea que hay inversiones, nosotros entendemos que sería razonable hacer un ajuste tarifario”, precisó.

Tambien le puede interesar

Dejar comentario