Inicio Destacadas Alertan por un pico de gripe A en Argentina: más de 845 mil casos en una semana

Alertan por un pico de gripe A en Argentina: más de 845 mil casos en una semana

por Ayelen

El Ministerio de Salud de la Nación sostuvo que desde 2016 y 2017 no se registraba tal nivel de contagios. Los síntomas son fiebre, dolor de cabeza y garganta, tos y problemas digestivos en los niños.

En la zona central más poblada del país existe desde hace tres semanas un pico de gripe A. Las guardias de hospitales y sanatorios y los consultorios de los pediatras son el escenario testigo por estos días de un notable aumento en la cantidad de consultas de pacientes, o de familias enteras, algunas de las cuales vienen soportando semanas de contagio.

Los números de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud indican que los casos de influenza tipo A subieron fuertemente en la última semana en el país cuando se notificaron 845.523 casos positivos, con una tasa de incidencia acumulada de 1.828 casos por cada 100 mil habitantes, un pico de contagios que no se registraba desde 2016 y 2017.

Además, en la última semana, el porcentaje de positividad fue del 31%, mientras que a lo largo del año el promedio fue del 9,6%. Los casos de influenza se detectan en todos los grupos de edad, con el mayor número de muestras positivas en el grupo de entre 25 y 34 años y de 45 a 64 años.

La influenza, también conocida como gripe, y el resfrío son afecciones habituales. Por eso muchas personas tienden a confundir los síntomas, se advierte desde la página del Ministerio de Salud. Se caracteriza por fiebre alta (38º o más), dolor de cabeza, decaimiento, tos, dolor de garganta, congestión nasal, dolor muscular y malestar generalizado.

También pueden aparecer síntomas digestivos como náuseas, vómitos y diarrea, pero estos son más comunes en los chicos que en los adultos. La enfermedad tiene un período de incubación corta (dos a cinco días) y es altamente contagiosa desde un día antes de aparecer y hasta siete días después.

“En lo que va de 2022 puede notarse un comportamiento inusual tanto en la estacionalidad y número de casos registrados de influenza como por la frecuencia y distribución de otros virus respiratorios (OVR), fundamentalmente metapneumovirus y parainfluenza”, señala el reporte oficial. Según el informe estadístico, el incremento de los casos positivos de influenza se registró durante las últimas cuatro semanas.

Especialista

“Los datos del Ministerio de Salud hablan de un aumento del virus de influenza. En las últimas tres semanas algo más del 30%. Esto es bastante alto”, declaró al diario La Nación el infectólogo y pediatra Eduardo López.

“Algunos de los pacientes con influenza han tenido síntomas como miositis, que es inflamación de los músculos, que se percibe como dolor corporal intenso, un síntoma que no es muy frecuente en esta enfermedad”, explicó.

Según López, gran parte de los casos que se presentan estas semanas puede explicarse por este virus, aunque muchas personas no reportan sus cuadros por confundirlos inicialmente con un resfrío.

En la nota de La Nación, López explicó que la gripe A “empieza como fiebre alta, tos, molestias como si se tratara de un gran cuadro gripal. Sin embargo, con el correr de los días, descubren que los síntomas persisten y se suma un fuerte dolor corporal”.

A diferencia de otros cuadros gripales, para la influenza sí existe un tratamiento, que es el Oseltamivir, pero que debe indicarse de forma precoz, dentro de las 48 horas de los primeros síntomas. Esto hará que los síntomas sean más leves y la carga viral también. “Pero, en la mayoría de los casos, no se está medicando, por eso el contagio también es alto. Además, porque la persona por lo general no se aísla, o lo hace solo uno o dos días”, ilustró López.

También es posible que dentro del ciclo de enfermedad-recuperación, no solo haya recaídas, sino que se crucen otros virus de alta circulación durante la llegada del calor, como son los adenovirus, que pueden producir síntomas respiratorios, gastrointestinales y en los más chiquitos, conjuntivitis, detalló López.

Elena Obieta, infectóloga y miembro de la Sadi (Sociedad Argentina de Infectología), declaró también al diario La Nación que “es para estar atentos y para no descuidar las medidas que ya incorporamos con el Covid, como el lavado de manos y el uso de barbijo cuando una persona tiene síntomas”.

“Son cuadros más extendidos, más prolongados, cansadores. Eso relatan los pacientes. Es probable que al sumarse un cuadro respiratorio con uno gastrointestinal, el desgaste físico de los pacientes sea alto y queden muy cansados, con la sensación de que cuesta recuperarse. Porque la tos prolongada genera ese efecto”, apuntó Obieta.

“Tampoco podemos descartar que sea Covid, aunque no se está registrando un aumento de casos, sí está ocurriendo en Europa y en el país es bajo el nivel de población con las cuatro dosis”, alertó López.

Lo importante, señalan los especialistas, es no minimizar los síntomas y sobre todo si se trata de pacientes que pertenecen a un grupo de riesgo o que están dentro de la población objetivo de la vacuna de la gripe, consultar tempranamente. “Es mejor una consulta de más que una de menos”, advirtió.

Tambien le puede interesar