Inicio Destacadas Al Plan de Accesibilidad le faltan cobrar más de $ 154 millones

Al Plan de Accesibilidad le faltan cobrar más de $ 154 millones

por jose
La obra se hizo en ocho años cuando Ana Meiners se había comprometido a terminarla en cinco. Hoy hay convenios de pago hasta el 2034 y falta recaudar mucho dinero. La intendenta le pide al Concejo aprobar una moratoria para intentar mejorar las cuentas del plan mientras avanza con pavimento y ripio gratis en tres barrios de la ciudad.

 

 

La Ordenanza N° 3739/12 sancionada el 13 de Diciembre de 2012, fijó la obligatoriedad de pago de los vecinos de diferentes barrios de la ciudad para concretar con sus cuotas y fondos de rentas generales del municipio, 142 cuadras de pavimento de hormigón y 204 cuadras de ripio con cordón cuneta.

 

 

El proyecto impulsado y militado en los barrios por la Intendenta Ana Meiners y su secretario de Obras Públicas de entonces, Oreste Blangini, obligó a los vecinos a pagar por las obras que hoy, en otros sectores de la ciudad, se hacen sin cargos con fondos provinciales o nacionales.

 

 

El «Plan de Accesibilidad» se convirtió en ley sobre fines de 2012 y comenzó a ejecutarse en Julio de 2013. El proyecto diseñado por la gestión Meiners preveía calles troncales de pavimento, desagües pluviales y el resto de las calles de cordón cuneta con ripio. La oposición política, por entonces mayoritaria en el Concejo Municipal, obligó a que los cargos de los desagües troncales sean sacados de los cálculos de costos a pagar por los frentistas y se abonen con rentas generales o fondos provinciales.

 

 

 

 

La gran mentira de Blangini y Meiners

 

 

El proyecto original de Meiners y su equipo estimaba que se debía cobrar toda la obra en 48 cuotas porque en ese plazo se iban a terminar de ejecutar las 346 cuadras comprometidas. La oposición estiró la financiación a 60 cuotas de pago pero a pesar de ello la gestión kirchnerista tampoco cumplió los plazos: Lo que debían hacer en cinco años lo hicieron en ocho. 

 

 

La obra de cordón cuneta con ripio debía estar terminada por ordenanza en el año 2018 pero para esa fecha apenas estaba ejecutado apenas el 72,4% de la obra comprometida con los vecinos. El informe técnico que firmó el Ingeniero Civil Damián Pigato, Director de Obras Públicas de la Municipalidad de Esperanza, confirma que la obra recién se terminó en 2021.

 

 

En relación a la obra de pavimento urbano debía estar terminada también en 2018 pero para esa fecha apenas estaba ejecutado el 75% del total y recién se finalizó en 2021. Es decir tanto en ripio como en pavimento cuando en los papeles debía estar terminada, a la obra le faltaba un cuarto de realización, lo que evidencia el incumplimiento de la ordenanza (su promesa) por parte de la intendenta.

 

 

El mismo informe técnico que fue presentado en el Concejo Municipal aclara que están pendientes de ejecución unos 15 metros de calle Maestro Donnet y la colectora de ruta 6. El informe dice que se debe ejecutar una calle de ripio cuando esa calle es de hormigón. Si se ejecuta de manera similar con lo realizado en calle Laprida, deberá hacerse calle de hormigón hasta la ruta 6.

 

 

 

 

También figura pendiente de ejecución una bocacalle en Pringles y Saavedra que se realizará con el Plan de Obras delegadas en caminos rurales. Se mencionan varias obras complementarias que debieron agregarse al plan, lo que delata la improvisada planificación, entre ellas dos cuadras de ripio de calles colectoras de ruta 6 una entre Castellanos y Avenida Colonizadores y otra entre Donnet y Laprida. No estarían terminadas.

 

 

La platita

 

 

Este jueves se presenta formalmente el Segundo Plan de Accesibilidad de la gestión Meiners en el Concejo Municipal donde se reconoce que no se realizarán más obras de cordón cuneta con ripio, tal como lo adelantamos en EDXD hace algunos meses. La idea del ripio fracasó por falta de mantenimiento y en el nuevo plan se comprometen a hacer cordón cuneta con pavimento articulado, el mismo material utilizado para las calles internas del cerramiento de la plaza central.

 

 

También será aprobada hoy la ordenanza que establece una moratoria de deudas municipales, la misma incorpora a las obras públicas y quizás allí está el mayor interés de la intendenta: lograr que la gente se comprometa a pagar el pavimento o ripio pendiente.

 

 

 

 

Según el informe económico presentado en el Concejo Municipal, hasta el momento el Plan de Accesibilidad I recaudó $ 177.691.872,01 más unos $ 41.416.522,45 de fondos por convenios. Ese mismo informe aclara que a valores actualizados hay $ 154.450.455 de recibos impagos.

 

 

El plan tuvo en Agosto de 2013 el mayor porcentaje de pago de la comunidad. Por aquel momento el 79,97% de los recibos emitidos fueron pagos. Allí emitieron boletas a 3.558 contribuyentes para cobrarles una obra que recién empezaba y la pagaron 3.114.

 

 

Desde esa fecha hasta febrero de 2017 el porcentaje de cobro de la obra siempre estuvo por encima del 70%. Desde ese comienzo del 2017 se bajó de ese porcentaje y no pudieron lograr que 7 de cada 10 vecinos paguen la obra, hasta que terminó el plan en julio de 2018.

 

 

Agosto de 2012, Blangini hablando de las bondades del plan a los concejales

 

 

El último informe presentado por el Secretario de Obras Públicas Marino Schmith y el Secretario de Hacienda Luciano Rezzoagli al Concejo Municipal muestra que en Julio de 2021 hay 564 beneficiarios del plan que no terminaron de pagarlo y que de ese total sólo pagaron sus obligaciones mensuales 423 vecinos que aportaron $ 1.043.903.

 

 

Si bien hoy se aprueba una moratoria que invitará a los vecinos a asumir nuevos y atractivos compromisos, ya existen convenios de pago con plazos de financiación hasta el mes de febrero de 2034. Esa cuota a valores de hoy es de $ 1.263.

 

 

 

 

Blangini fue eyectado de la administración municipal antes que termine el plan y su sucesor Franconi le inyectó mayor dinamismo de obra para intentar recuperar la confianza. Hoy Schmith finaliza la obra y asume un compromiso similar al de Blangini para ejecutar obras de accesibilidad en todos los barrios de la ciudad por una obra que posiblemente deba terminar quien sea el/la próximo intendente/a.

 

 

Hoy el Plan de Accesibilidad tiene un agujero de $ 154 millones pero además la necesidad de barajar de nuevo desde la clase dirigente que en su compromiso con la sociedad que los elige deberá explicar muy bien porque a algunos le cobran la obra y a otros se la regalan. Barrio Norte, Barrio Aaron Castellanos y Barrio Ceferino Namuncurá recibirán obras de accesibilidad sin costo para los vecinos.

 

 

Con el primer plan Meiners benefició decididamente a un sector de la ciudad: lo primero que hizo fue construir la Avenida Argentina hasta un loteo donde figura su nombre como propietaria y luego sorteó los barrios para seguir. Aprendizajes para el próximo plan que deberá recuperar confianza, no solo deudas.

 

 

j.z.

 

 

Meiners comienza a hablar de un nuevo Plan de Accesibilidad

Tambien le puede interesar