Home Destacadas Agüera: “Rogamos a San Cayetano para que en Esperanza no falte el trabajo, el pan de cada día y la paz en cada familia”

Agüera: “Rogamos a San Cayetano para que en Esperanza no falte el trabajo, el pan de cada día y la paz en cada familia”

by jose
El párroco de la Basílica de la Natividad, padre Ernesto Agüera, hizo llegar su bendición a todos los vecinos de Esperanza en esta celebración de San Cayetano en que las misas debieron realizarse en forma virtual debido a la pandemia.

 

“Para nosotros es el Santo del trabajo y del pan pero se destacó muy especialmente por la atención a los enfermos, por eso pedimos que hoy especialmente los enfermos de coronavirus sean bien atendidos y se puedan recuperar. También le pedimos que cese la pandemia, que en nosotros crezca el espíritu de amor, de caridad y de solidaridad y por eso también que nos libre de los males del alma como el egoísmo, el resentimiento, el espíritu de venganza”, reflexionó el sacerdote.

 

“San Cayetano se jugó la vida por los demás, y lo hizo por amor a Dios y por amor al prójimo porque en cada uno de nuestros hermanos está la imagen y semejanza de Dios. Así que en esta fiesta, hoy bajo un modelo y un contexto especial, seguimos alentados en nuestra fe”, señaló.

 

 

Al momento de enviar su bendición a los esperancinos, dijo: “El Evangelio de hoy comienza con una frase muy linda y dice ‘No temas pequeño rebaño’;  tal vez parezcamos pocos hoy pero somos el rebaño de Jesús y para muchísima gente que nos estará viendo y que nos sigue por los medios de comunicación social y las redes, les hago llegar la bendición y el ruego a San Cayetano para que a ninguna persona de Esperanza le falte el trabajo, el pan de cada día y la paz en cada familia”.

 

Muchísimos fieles de toda la ciudad llegaron este viernes a la Capilla de San Cayetano que por momentos tuvo un permanente circular de público para recibir el pan bendecido y colaborar con la institución. Se brindaron misas durante toda la jornada y una de ellas se transmitió por las redes sociales de la Basílica Natividad.

 

Si bien existía una inscripción previa de fieles para poder participar de cada una de las celebraciones, a pesar de las condiciones climáticas, algunos que no contaban con la posibilidad de ingresar a la misma llegaban a seguirla desde los patios o la vereda de la capilla. A pesar de la importante cantidad de público, en todo momento los colaboradores de la comunidad trabajaron para mantener distancia entre ellos, limpieza de manos y barbijo para cada uno de los que ingresaban.

 

 

 

You may also like