Inicio Noticias Acuerdo entre Santa Fe y Córdoba por la emergencia hídrica

Acuerdo entre Santa Fe y Córdoba por la emergencia hídrica

por Ayelen

Los gobernadores de Santa Fe y Córdoba, Miguel Lifschitz y Juan Schiaretti, firmaron dos convenios de colaboración para actuar sobre la emergencia hídrica y dar pasos en favor de políticas hídricas sistematizadas y conjuntas. Los mandatarios señalaron al “sistema productivo” que ha cambiado “la permeabilidad del suelo” y pidieron que el gobierno nacional también tome cartas sobre la viabilidad de cambios en el modelo agropecuario.

Schiaretti estuvo este jueves en Santa Fe y se reunió en la Casa Gris con su par Miguel Lifschitz. Acordaron que autoridades y funcionarios de las áreas competentes puedan inspeccionar los llamados canales clandestinos, en ambas provincias.

En conferencia de prensa, el gobernador de Córdoba dijo que es un paso importante que “las provincias hermanas podamos hacer un mapeo conjunto y que los inspectores de Santa Fe puedan recorrer y verificar las obras que hemos hecho en Córdoba y que también puedan hacerlo con las obras que no son legales, que los productores han ejecutado sin la autorización del Estado”.

Por su parte, el gobernador santafesino sostuvo que “en los últimos días” ha tomado estado público un informe de una Agencia del Gobierno de Córdoba que da cuenta de un “importante número de canales” ilegales o clandestinos en campos de la vecina provincia. Al respecto, Lifschitz expresó: “Es una cifra similar a la que estimamos que existen en Santa Fe” en los campos de los particulares.

El gobernador cordobés dijo que cuenta con un acuerdo con el gobierno nacional para la financiación de obras de canalización que al Estado cordobés le costaron 560 millones, de los que ha llegado “un diez por ciento” y “esperamos recibir en su totalidad”.

Acciones conjuntas

Los gobernadores informaron a la prensa que ambas jurisdicciones contratarán de manera conjunta un servicio de consultoría para el diseño de un Plan Director sobre la Cuenca del Carcarañá, a fin de apurar los tiempos para una obra que el gobierno nacional ha comprometido.

Hasta hoy, esa contratación era parte del compromiso nacional para llevar a cabo obras en esa cuenca, pero los titulares de los poderes Ejecutivo de las dos provincias prefieren apurar los tiempos, con una gestión propia. Lifschitiz dijo que se recurrirá “a una firma de prestigio a nivel nacional” y Schiaretti expresó que “nos urge actuar sobre esa cuenca”.

Los dos Estados recurrirán a un procedimiento “abreviado” según la definición que utilizaron los mandatarios provinciales para la contratación.

La Picasa

En diálogo con los periodistas, el cordobés lamentó que la ruta nacional N°7 fue cortada por las aguas de la Laguna La Picasa y el santafesino anunció que en los próximos días Santa Fe construirá un canal para que “por gravedad” se pueda “comenzar a descargar” ese sistema hídrico que pone en jaque la vía de comunicación. Explicó que los efectos de esa obra no van a sentirse en el corto plazo sino en el mediano.
Los gobernadores solicitarán a la Nación que cuanto antes llame al comité interjurisdiccional -que también integra la Provincia de Buenos Aires- para buscar soluciones de fondo sobre esa problemática en ese espejo de agua que también ha hecho colapsar el servicio ferroviario.

“Piso de vidrio”

El gobernador cordobés reconoció que los Estados pueden realizar obras de infraestructura que atenúen el impacto del ciclo húmedo pero subrayó que “el problema más serio que enfrentamos es el ascenso de la napa freática”. Dijo que hay puntos relevados por el Inta de Córdoba que muestran que el agua está a un metro donde antes se encontraba cavando hasta diez.

Utilizó una imagen para describir el problema que presenta cada lluvia: “es como si arrojáramos un balde agua sobre un piso de vidrio”.

Aclaró que con esa expresiones “no queremos culpar a nadie”, sino “admitir que todos tenemos un problema y que tenemos que pensar en como resolverlo”.

Tambos en emergencia

Los gobernadores coincidieron en señalar que el sector lácteo que Santa Fe y Córdoba lideran a nivel nacional, pasa por un momento crítico y sostuvieron que el gobierno nacional “debe tener en agenda” una respuesta integral a la lechería.

Schiaretti subrayó que “así como vemos con agrado que se ha logrado reunir a todos los actores de la cadena productiva cárnica, a la del petróleo, a las automotrices, debe hacerse lo mismo con el sector lácteo”, en tanto que su par Lifschitz destacó que “los tambos” y las “industrias del sector lácteo” pasan un momento muy delicado que requiere de la presencia de políticas del Estado nacional.

Ante varias preguntas de los periodistas que mencionaron el fallo de la Corte por la deuda que -por la coparticipación- mantiene el Estado nacional con las dos provincias (como con San Luis), los gobernadores trataron de no mezclar ese reclamo con los anuncios sobre obras de infraestructura necesarias para superar la emergencia y enfrentar a largo plazo los problemas hídricos.

Fuente: El Litoral

Tambien le puede interesar