Inicio NoticiasLocales Accesibilidad: La lapicera mágica sigue a full

Accesibilidad: La lapicera mágica sigue a full

por jose

El Plan de Accesibilidad Vial y Urbana tiene una ruta pavimentada directa a la caja recaudadora. Los valores de las liquidaciones siguen siendo muy altos para los vecinos que se quejan por los mismos y reciben de las más variadas respuestas.

 

 

En la nota que publica Edición Uno el último jueves puede verse la liquidación de un vecino que tiene una parcela en el noreste de Esperanza y a quien le comprende el pago de la obra de ripio con cordón cuneta. Fue al municipio y la «lapicera mágica» lo benefició con un descuento de $ 18.000, ya que de $ 308.806 que debía pagar, con lapicera le adelantaron un descuento en su liquidación ya que se transformó en $ 290.452.

 

 

«Fui hasta el municipio a reclamar porque me parece una locura lo que quieren cobrarme y me terminé de convencer que tienen un desorden bárbaro, acomodan las cosas como les conviene… Hice la cola y cuando me atendieron, después de ir y venir con el papel, me lo corrigieron con lapicera y ahí nomás me bajaron 18.000 pesos», relató el propietario.

 

 

Más de 100 cartas fueron enviadas al municipio por parte de vecinos de diferentes barrios donde solicitan se revea el costo de la obra. Todos coinciden que quieren el pavimento o el ripio pero también reclaman que no fueron debidamente notificados. Está claro, y lo reiteramos, la gestión no cumplió con el artículo 14 de la ordenanza que obliga a una notificación fehaciente a los vecinos antes de la apertura de los registros, y ese incumplimiento es la base de los recursos administrativos presentados por diferentes letrados que si la intendenta no reacciona se transformarán en juicios contra el municipio.

 

 

Otro de los puntos que trascendió es que se incorporó personal específico para la obra del Plan de Pavimento y Ripio y que el mismo recibe parte de su sueldo con aportes de fondos nacionales. De ser así el costo de la obra debería ser menor. Pero ningún funcionario aclaró absolutamente nada y prefieren decir que está todo bien, mientras la gente sin respuestas observa como sus dirigentes hablan de cosas que son muy distantes de la realidad.

 

 

Por lo pronto varios vecinos buscan esa «lapicera mágica» que descontó $ 18.000 de una liquidación en pocos minutos y comprenden que el desorden que rodea este plan es mayúsculo.

 

 

 

Tambien le puede interesar