Inicio Destacadas A pesar de AMSAFE, muchos chicos volvieron a clases

A pesar de AMSAFE, muchos chicos volvieron a clases

por jose
En las escuelas de la región los alumnos de los niveles convocados tuvieron actividades de integración mientras que en las instituciones rurales participaron la totalidad de los alumnos. La gran mayoría de los docentes pusieron gran voluntad y compromiso, dejando en off side a la máquina de impedir del gremio docente.

 

 

Después de 9 meses sin clases y tras los comprobados efectos de la pandemia en la población estudiantil, el ministerio de educación les pidió a los docentes la posibilidad de encontrarse con los alumnos en grupos mínimos para retomar el contacto visual, el diálogo y la sociabilidad. Lo hizo en toda la provincia para los alumnos de primero y séptimo grado de primaria y primero y quinto año de secundaria.

 

 

 

 

Tras ese anuncio el gremialismo que en tiempos de Lifschitz era capaz de encadenarse en la puerta de Casa de Gobierno si no había cláusula gatillo y hoy aceptó bonos como parte del aumento salarial, ese mismo gremialismo organizó una asamblea de dirigentes gremiales, sin participación directa de los docentes, y decidió que «no estaban dadas las condiciones para volver al dictado de clases». Impusieron la máquina de impedir.

 

 

 

 

Felizmente los docentes dejaron al gremialismo en off side y mostraron su verdadero compromiso social. Fueron a las aulas, llevaron elementos de limpieza si faltaron, dividieron sus cursos en grupos, ocuparon patios, compraron barbijos y educaron en la nueva convivencia para cumplir el objetivo de encontrarse. Para poner su vocación por sobre la realidad social que nos golpea tan duro a todos.

 

 

 

 

«Muchos padres de esos chicos se quedaron sin trabajo o la están pasando muy mal, yo no puedo cerrarles la puerta a los chicos y sé que estando con ellos, también ayudo a esos padres» nos decía un docente que se mostraba contento con la posibilidad de encontrarse.

 

 

La actividad se vivió con plenitud en las pequeñas localidades donde hasta las autoridades comunales se sumaron para garantizar el proceso educativo. Las escuelas rurales recibieron a la totalidad de los alumnos mientras que en los pueblos y ciudades recibieron a los alumnos que ingresaban o egresaban este año. En algunos jardines de infantes de la ciudad de Esperanza ese compromiso docente y directivo sirvió para organizar actividades recreativas en parques y procurar el encuentro y la relación social que sólo la escuela puede dar.

 

 

Los docentes mostraron el compromiso social y la sensibilidad que les faltó a los gremialistas.

 

 

Tambien le puede interesar