Inicio Destacadas Municipales: Rivas habló de sindicalistas traidores, vendidos a la patronal

Municipales: Rivas habló de sindicalistas traidores, vendidos a la patronal

por Ayelen
El secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Santa Fe (FESIM), Raúl Rivas, destacó la importancia del 75° aniversario la Asociación del Personal Municipal (APM) de Esperanza y reflexionó sobre el accionar del gremialismo.

 

 

En diálogo con la CSC Radio, Rivas resaltó que “tener una institución que tiene 75 años en la ciudad, que ha progresado y se ha hermoseado en los últimos años es un orgullo que sea parte de la Federación y la Confederación Nacional”.

 

 

Destacó que “APM siempre nos estuvo acompañando; en este transcurso con Darío Demaría se han afianzado mucho más, pese a que la idea de este comienzo federativo fue a partir del compañero Tito Orellano que estuvo allá por 2004 como secretario general y con quien empezamos a trabajar en conjunto”. En ese marco, aprovechó el momento para enviar a Orellano “un saludo muy afectuoso junto a toda a su familia”.

 

 

Sobre el aniversario Rivas dijo que “para la APM y para los trabajadores municipales es un día de mucho regocijo, porque 75 años no los cumple cualquier institución y han atravesado todo tipo de cuestiones políticas y adversidades, y las han sabido sobrellevar así que estamos orgullosos de ellos”.

 

 

Asimismo, marcó que “a partir del fallo de la Corte (contra Festram) hay un fortalecimiento de los sindicatos con personería gremial y sobre todo en el caso de APM en todo el Departamento Las Colonias”.

 

 

 

 

En tal sentido, recalcó que “todo el arco político estuvo presente en este acto, todos los intendentes, presidentes de comuna, diputados, concejales a quienes les agradecí en el discurso pero fundamentalmente les aclaré que el año que viene no van a estar dependiendo de un dictamen que puedan hacer cuatro gatos locos o sindicalistas –como ha pasado en Esperanza- que vienen a presionar y que no son sindicalistas, que lo único que hacen es decirle a los compañeros que tienen que trabajar más cuando esa no es la función de un sindicalista; ésa es la función de un político, de un intendente, de un Departamento Ejecutivo”.

 

 

El rol del sindicalismo

 

 

En las últimas semanas trascendieron escenas de «sugerencias» de gremialistas de otro gremio, muy cercanos a la gestión municipal, que exigieron a los empleados que aceleren el ritmo de obras amenazándolos con el corte de contratos. El relato es casi de una escena de capataz en lugar de sindicalistas.

 

 

Sobre lo vivido por algunos trabajadores no pudimos dejar de consultar a Rivas quien no dudó en expresar: “lo que nosotros tenemos que hacer es la defensa  de los trabajadores, porque un sindicalista que hace eso es un sindicalismo traidor a la clase sindical y vendido a la patronal. Muchas veces vienen de otro Departamento o de otro lugar de la provincia a presionar y amenazar a los trabajadores esperancinos creyendo que de esa manera logran la devolución de la parte política, en este caso de la intendenta Ana Meiners. Pero eso se termina porque todo tiene un plazo, el trabajador municipal quiere cobrar y dignificar su salario, y está acostumbrado a tener presiones del arco político pero tener aprietes de un sindicalista, es lastimoso”, reflexionó.

 

 

“Ese tipo de sindicalista debería renunciar a su gremio porque es una vergüenza que exista un sindicalista en Argentina que haga eso. El sindicalismo tiene que administrar los conflictos, tiene que saber resolverlos, tiene que estar preparado para una crisis con la política pero jamás estar en contra de un trabajador, porque ése es un traidor”, concluyó.

 

 

Tambien le puede interesar