Quieren declarar a la ruta 11 en emergencia vial

Sin concesión, en mal estado y trágica. La situación más crítica se da en cuatro departamentos: General Obligado, Vera, San Justo y La Capital. Presidentes de comuna e intendentes piden respuestas "urgentes" de Vialidad Nacional. Preocupación por las mayores responsabilidades de los gobiernos locales sobre el corredor.

De la construcción de una autopista a no saber quién sacará la camioneta siniestrada que quedó a la vera de la ruta y se llevó la vida de una persona. El futuro de la ruta 11 sigue siendo algo desconocido para quienes la transitan a diario, pero mucho más para los presidentes de comuna e intendentes de aquellas localidades que se encuentran a la vera de la ruta.
Es que el mal estado que arrastra el corredor desde hace años se agudizó con la salida del concesionario que al menos se ocupaba de cortar los yuyos, mantener las banquinas y atender situaciones de emergencia. Ahora, esas responsabilidades recayeron sobre pueblos y ciudades.
Jefes de comuna e intendentes se reunieron con diputados y senadores provinciales. La idea es que la Legislatura santafesina pueda declarar la emergencia vial de la ruta 11 en territorio santafesino, algo que ya declararon ciudades como San Justo y Recreo en sus respectivas jurisdicciones.
Rodrigo Borla, senador por el departamento San Justo recordó que los pedidos de audiencia elevados a Vialidad Nacional fueron seis y que nunca tuvieron respuesta. El legislador estimó que a este ritmo de destrucción, en aproximadamente un mes la ruta estará “colapsada”.
La iniciativa que deberá ser aprobada por la Legislatura, pretende ser un nuevo llamado de atención al organismo nacional, quien se comprometió a llamar a licitación para realizar trabajos de manutención sobre la ruta, algo que aun no sucedió.
Mediante la declaración de emergencia se pretende que Nación disponga de recursos rápidos, automáticos y directos para realizar obras de mejora, de mantenimiento y de prestación de servicios; como así también intensificar los controles y los mecanismos de prevención de siniestralidad vial.
“Tenemos una ruta destruida en su estructura vial, sumado a que el 30 de junio se llevó a cabo la cancelación de la concesión. A partir del primero de julio, los presidentes comunales e intendentes han quedado como responsables indirectos de lo que es la vida de la ruta”, destacó el senador por el departamento San Justo.
“El 26 de julio del 2016 se anunciaba la licitación de la autopista para 2017. No tenemos autopista, no tenemos ruta segura, no tenemos una ruta arreglada y con el agravante de que no tenemos más la concesión. A parte de la pérdida de los puestos de trabajo (por el levantamiento de los peajes) tenemos una ruta que está totalmente destruida y sin ningún tipo de mantenimiento”, agregó.
¿Que hacer en caso de accidentes?

La muerte de un joven a la altura de Emilia, el incendio de un camión entre Candioti y Nelson, dos personas fallecidos en el departamento San Justo, son algunas de los siniestros que ocurrieron durante las últimas semanas y elevan la alarma y preocupación.

El trabajo que antes realizada el concesionario, aquel de llamar a los centros de salud, servicios de emergencia y cuerpo de bomberos en caso de accidentes, ahora recae sobre los pueblos y ciudades.

“Hay una camioneta, donde falleció una persona días pasados que está a la vera de la ruta 11 y contra el alambrado del campo. Si no va un tractor de un vecino a retirarla, no se va a poder retirar. Con el agravante de que sobre la ruta ha quedado mucho combustible y si llega a llover se transforma en una trampa, porque hace muy resbaladiza la ruta”, subrayó con preocupación Borla.

El senador habló de que las localidades tienen una “responsabilidad de hecho” pero no “de derecho” e insistió: “dependemos de una solución de Vialidad Nacional”.

Fuente: diario Uno de Santa Fe

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.