Padre Tadeo: Los líderes han fracasado en la conducción del pueblo

El sacerdote dijo que el pueblo no está bien, criticó el rol de los líderes y pidió a la sociedad enamorarse de la verdad y la honestidad.

El sacerdote utilizó la frase “tengo un sueño” de Martin Luther King para pedirle a la sociedad soñar juntos por una Patria grande: “sueño que la verdad frecuentemente secuestrada y manipulada, la justicia y el bien triunfarán”.

 

El Padre SVD Tadeusz Giza fue el encargado de presidir el Te Deum de este 9 de julio que se realizó en la Parroquia San José de nuestra ciudad.

 

Frente a un reducido grupo de autoridades locales el pastor tomó las expresiones del Evangelio para reflexionar sobre nuestra realidad: “En algunas zonas de nuestro ser todos estamos enfermos, adormecidos, o semi muertos; en algunos rincones de nuestro corazón, entre tantas cosas bellas que hay también guardamos odio, resentimiento, violencia, egoísmo o indiferencia. Somos esclavos de nuestros vicios. El amor, que debería ser el fundamento de nuestro proceder, quedó disminuido, debilitado o simplemente reemplazado por la venganza, el rencor, la rivalidad”.

 

“En la lectura, esto ocurre porque el padre que simboliza a las autoridades civiles, a los dirigentes religiosos, no ha sabido o no ha podido mantenerla sana a la niña, simplemente no supo acompañarla, atenderla debidamente, en una palabra, los líderes han fracasado en la conducción del pueblo; esto pasó en el antiguo testamento, pongo énfasis en estos hechos porque ese bello y dramático relato no es una página del pasado, lamentablemente es una página del presente” dijo Giza ante el público.

 

“Nuestra patria Argentina también presenta signos de enfermedad, manifiesta síntomas de crisis ética, moral, social, económica, no estamos bien. Como Pastor recojo muchas inquietudes, converso con mucha gente y debo confesar que hay mucha gente que se siente dolida, engañada, decepcionada y esto hay que decirlo en esta fiesta patria” dijo el sacerdote.

 

“Pero lo lindo es que podemos cambiar la historia, que podemos hacer otra realidad, por eso la última parte del Evangelio es bella, Jesús como a la niña, nos dice levántate hermano de tantas miserias éticas y morales que nos afectan, levántate de tantas miserias educativas, económicas, sociales; levántate para vivir de otra forma los valores auténticamente humanos, reenamorándonos de la verdad de la honestidad, de un trabajo bien hecho” dijo Giza quien puso énfasis en subrayas “la importancia de la verdad en nuestra patria que muchas veces ha quedado secuestrada, manipulada”.

 

“En esta fiesta queremos soñar con la patria grande, recobrar nuestra esperanza y pedir a Dios una profunda fe y confianza como tantos otros que vivieron y lucharon a lo largo de la historia”.

 

“Hace más de 50 de años Martin Luther King gritaba ‘tengo un sueño’ cuando en su país los negros casi no tenían derechos, les quemaban sus casas, sus iglesias y no podían ir a las mismas escuelas que los blancos, él dijo que soñaba con que un día sus hijos y los hijos de los antiguos esclavos y los hijos blancos puedan sentarse juntos a la mesa de la hermandad, un sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado del credo que todos los hombres somos iguales, sueño que mis hijos vivirán en un país donde no serán juzgados por el color de su piel sino por los rasgos de su personalidad, o por la conducta ética y moral”, recordó.

 

“Él no llegó a ver realizado su sueño, sin embargo, el sueño se cumplió cuando hace unos años la silla principal de la Casa Blanca fue ocupada por un negro, Barack Obama”.

 

“Cuando uno sueña solo no es más que un sueño, pero cuando muchos sueñan juntos es el comienzo de una realidad” dijo Giza para animar a la comunidad e insistir: “claro que podemos soñar y comprometernos con nuestra patria porque otro mundo es posible”.

 

Para finalizar el sacerdote dijo que hacía suyas las palabras de Martin Luther King: “les confieso que hoy sueño que nuestra patria Argentina, mi patria por adopción, se levantará de tantas miserias morales que la afectan, sueño que juntos podemos hacer otra historia, siendo personas honestas, apasionadas y enamoradas de la patria y del bien común. Sueño que la verdad frecuentemente secuestrada y manipulada, la justicia y el bien triunfarán, porque, lo digo con mucho cariño y convencido porque en mis treinta años de mi presencia en la Argentina, he percibido que en el corazón de nuestro pueblo hay mucha nobleza y bondad, hay incontables reservas éticas y morales que tanto hoy nuestra patria necesita”.

 

“Me gustaría despedirme de ustedes recordando las palabras del fundador de mi Congregación del Verbo Divino, San Arnoldo Janssen, que decía… ‘cuando hayamos hecho todo lo que estaba de nuestra parte, Dios hará el resto’”.

 

j.z.

 

También podría gustarte
1 comentario
  1. […] Durante el Tedeum el Padre Tadeo fue el encargado de reflexionar y sostuvo que “los líderes han fracasado en la conducción del pueblo” (nota aparte en EDXD). […]

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.