Macri hizo autocrítica por la crisis, pero ratificó el rumbo: “El cambio empieza a producir resultados”

Reconoció que hubo "temas de la propia gestión" entre las causas de la "tormenta" económica; "Comparto las angustias, pero vamos a llegar al país donde todos podamos realizarnos", afirmó

Con tono de campaña, Mauricio Macri convocó hoy a los gobernadores, empresarios, dirigentes sindicales y referentes de movimientos sociales a que “aporten” soluciones con “sensatez y profesionalismo” para superar la turbulencia económica.

Durante el acto en Tucumán por el 202° aniversario de la Declaración de la Independencia Nacional, el Presidente ensayó una autocrítica cuando habló de las causas de la crisis. “Estamos pasando una tormenta fruto de muchas circunstancias: temas de nuestra propia gestión, externos y políticas del gobierno anterior”, admitió.

Sin embargo, el mandatario se mostró optimista y ratificó el rumbo. “Comparto las angustias del momento, pero estoy seguro de que vamos a llegar al país donde todos podamos realizarnos. El rumbo del barco está claro, sigue siendo el mismo”, apuntó.

Durante el homenaje a los próceres de 1816 en la Casa Histórica, el jefe del Estado dijo estar seguro de que su administración “está haciendo las cosas bien”. “El mundo lo comprende y por eso nos acompaña. El cambio está empezando a producir resultados y pronto veremos cómo crecen”, señaló. “No nos quedemos a mitad de camino”, añadió.

En ese marco, Macri les envió un mensaje a los dirigentes de la oposición. “Este no es el momento de oportunismos y demagogias, de ser egoístas. Superemos la tendencia de algunos de ver cómo las cosas pueden salir mal”, resaltó.

Enseguida, agregó: “Hay que ser optimistas. Es momento de trabajar juntos, hombro con hombro, para que el país pueda salir de esa historia de crisis recurrentes que tanto nos lastimaron”.

El pedido a los empresarios y gobernadores

El Presidente les pidió una “mejor aporte” a los empresarios argentinos. “De este lado hay un Estado que los acompaña para que puedan crecer y aumentar su productividad; un Estado que no cambia las reglas de juego ni aún en las tormentas porque creemos que es fundamental que haya previsibilidad”, aseveró.

Luego, el primer mandatario les habló a los gobernadores. “Los quiero convocar a que hagan su aporte para que tengamos un presupuesto ordenado y podamos terminar con el déficit fiscal”, sostuvo.

Desde el tercer patio del histórico solar donde el 9 de Julio de 1816 fue declarada la Independencia Argentina, Macri dijo que los sindicalistas y referentes de movimientos sociales “saben del esfuerzo” que hizo el Gobierno para que la “transformación” no sea costosa para los sectores más postergados.

“Ente todos se genera más trabajo, el trabajo digno también es justicia social”, resaltó.

Ausente en el tedeum

El jefe del Estado no estuvo presente en el Tedeum en la Iglesia Catedral, que fue oficiado por el arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez. En lugar de Macri asistió la vicepresidenta Gabriela Michetti. “El aborto es la muerte de un inocente”, dijo Sánchez, en un nuevo pronunciamiento enérgico de la Iglesia frente al inminente tratamiento de la iniciativa en el Senado.

 

Diario La Nacion

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.