Lisowyj y la emoción de un nuevo Mundial

En declaraciones realizadas a la CSC Radio, Lisowyj se manifestó “contento y emocionado por todas las cosas lindas que nos están pasando”. “Hacer tanto viaje y estar en el Maracaná viendo a la Selección argentina con los nietos, los hijos y mi señora es muy emocionante”, afirmó.

 

La familia se encuentra alojada en Belo Horizonte, donde se concentra la selección nacional, y el pasado domingo debió viajar hasta Río de Janeiro para ver el primer partido de los argentinos. “Los chicos hicieron amigos de Buenos Aires y de Brasil y el ambiente es muy amable, por eso la gente del hotel en Belo Horizonte no quería que viajáramos a Río de Janeiro en auto porque son 500 kilómetros y es un camino peligroso, pero yo me animé y fue muy emocionante. En el estadio nos recibieron como héroes porque toda la gente viajó en avión, porque le tienen miedo al viaje entre ambas ciudades”, contó.

 

Destacó además la forma en que la prensa nacional y extranjera se ha sentido atraída por sus atuendos de gauchos, y mencionó que “la chinita (su nieta de 6 años) le sacó el protagonismo al gaucho porque todo el mundo le hacía reportajes a los nenes”.

 

“Estamos en un hotel a dos kilómetros de la concentración, y somos una gran atracción. Nos sacan fotos, en especial a los niños, y nos hacen reportajes en todos los medios. Estamos orgullosos de poder representar a Esperanza”, señaló. Dijo que “es un gran sacrificio viajar con los niños y hay que cuidarlos mucho porque roban muchos niños” y relató que “un padre alemán entró a un supermercado con un nene de dos años y se lo robaron”.

 

En cuanto a la forma en que los brasileños están viviendo el desarrollo del Mundial, y teniendo en cuenta que participó de otros Mundiales anteriores, el esperancino dijo que “no se está viviendo como en otros países porque hay mucha gente en contra, no hay emoción”. Y ejemplificó: “En Sudáfrica todo era algarabía, banderas en todos lados, la gente estaba contenta, pero acá no es igual. Pensábamos que Brasil iba a ser otra cosa, porque es un país muy futbolero”.

 

Sobre las protestas que se desarrollan en el vecino país desde hace tiempo, contó que “el domingo (pasado) hubo una manifestación que llegó hasta la puerta del estadio donde jugó Argentina, pero la policía la disolvió enseguida”.

 

En relación con el acompañamiento de la gente para la selección, sostuvo que “no hay como el hincha argentino, pero además mucha gente del mundo se pone la camiseta argentina. El estadio estuvo repleto pero adentro estuvo todo muy organizado”.

 

En lo estrictamente futbolístico, opinó que los argentinos “en los primeros 25 minutos dieron lástima, estaban desorientados y todas las pelotas fueron en contra, estaban como cansados, pero después Messi tuvo una chispas y anotó el gol”. “Espero que mejoren y que empiecen a jugar a mejor en los próximos partidos, para no desilusionarnos, porque el primer partido no me gustó”, agregó.

 

Redacción: Ayelen Waigandt – CSC Radio

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.