Cinco policías imputados por simular un procedimiento

La fiscal Laura Urquiza atribuyó los delitos de privación ilegítima de la libertad, falsedad de documento público y vejaciones a los efectivos de Recreo detenidos el jueves por la noche.

Cuatro policías del comando radioeléctrico de Recreo y un personal de la comisaría fueron imputados este mediodía en tribunales por la fiscal Laura Urquiza.

La funcionaria del MPA solicitó la detención de los uniformados el pasado jueves por la noche al detectar una serie de irregularidades cometidas en un operativo por la sustracción de una motocicleta.

Un operativo plagado de irregularidades
Todo comenzó con el robo de una moto estacionada en la vía pública, el 1ro de enero a la noche.

La víctima llamó al 911 para dar cuenta de la situación, y al momento de ampliar la denuncia en la comisaría expresó que “alguien” le dijo que el autor del robo había sido un joven llamado “Ayrton”.

Según relató la fiscal en la audiencia imputativa esta mañana ante el juez García Troiano, las irregularidades delictivas cometidas por el personal policial, y lo que “justificaron” en el acta de procedimiento.

La información brindada a la fiscal Urquiza por el personal policial daba cuenta que el sospechoso del robo de la moto había sido aprehendido en flagrancia mientras patrullaban la zona, que el joven había decidido colaborar con ellos para recuperar la motocicleta que había vendido en el barrio La Ranita de Santa Fe y que la requisa había tenido resultado negativo.

Pero en realidad los uniformados fueron hasta la casa del sospechoso cerca de la medianoche. Golpearon la puerta y fueron atendidos por la madre, preguntaron por él y se lo llevaron esposado desde el interior de su vivienda, sin mediar orden de detención ni motivo aparente.

De city tour en el patrullero

El joven sospechoso recuperó la libertad a media mañana cuando la fiscal detectó las maniobras realizadas por el personal policial.

Según la atribución realizada por Urquiza, Ayrton admitió haber vendido la motocicleta, aunque negó haberla robado, y fue llevado esposado en el patrullero hasta el lugar de la venta.

Una vez allí apareció un grupo de jóvenes armados y en actitud desafiante al personal policial, que les exigió la devolución de la moto argumentando que “este botón los vendió”.

El corolario de este proceder culmina en la circunvalación oeste a la altura de Teniente Loza. Cerca de las dos de la mañana los móviles policiales se detienen, descienden al joven esposado del vehículo y lo golpean en el rostro y en el cuerpo durante unos ocho minutos aproximadamente.

Al regresar a la comisaría, una oficial allí presente les dijo a sus compañeros del comando que lo “saquen a dar otra vuelta y lo dejen tirado al costado de la ruta”.

Además de las lesiones evidentes que presenta el muchacho, su versión es ratificada por los GPS de los móviles, que los ubica en los lugares y tiempo relatados.

¿Y la moto?

Si bien hasta el momento no consta que se haya logrado dar con la motocicleta sustraída, se inició una investigación por hurto calificado que lo tiene como sospechoso a Ayrton.

El joven no ha sido imputado por el hecho y recuperó la libertad por disposición de la fiscal Urquiza a las pocas horas de su aprehensión ilegal.

Solamente una de las imputadas declaró en la audiencia, la numeraria de la Comisaría 16 de Recreo, quienes negó las acusaciones. “Delante no le pegaron al detenido, no lo hubiese permitido, tengo dos hijos y no iba a perder el trabajo” dijo la mujer.

Audiencia de Prisión Preventiva

Será el Lunes por la mañana, con horario a confirmar. Se acordó entre el Defensor Daniel Rocca y la Fiscal Urquiza la prisión preventiva domiciliaria para una de las imputadas ya que tiene un hija de dos años.

 

Fuente Aire de Santa Fe

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.