Caso Baraldo: condenaron a los abuelos y un tío por abusar de un menor en Esperanza

El tribunal condenó por unanimidad a los tres acusados: Norma Noemí Morandini fue sentenciada a 20 años de prisión, su esposo Víctor Hugo Baraldo a 18 años, y Juan Pablo Baraldo a 16 años de prisión.

Tras 19 jornadas de juicio y casi dos meses llegó el momento del veredicto del caso que tenía a tres personas acusadas de abusar sexualmente de un niño en la ciudad de Esperanza. En la tarde de este lunes se conocieron las sentencias a los tres acusados, los abuelos maternos y un tío del pequeño, quienes fueron condenados por unanimidad.

A las 17 se dio inicio a la lectura de la sentencia del Tribunal, integrado por los conjueces Jorge Silva (presidente), Alfredo Olivera y Néstor Pereyra.

La mayor sentencia recayó en la abuela, Norma Noemí Morandini, quien recibió la pena de 20 años de prisión por “promoción de la corrupción de menor agravada por ser la víctima menor de 13 años, y por ser ascendiente y persona conviviente, encargada de la educación y guarda del menor; por ser partícipe principal de abuso sexual con acceso carnal agravado por resultar grave daño a la salud mental de la víctima, ser cometido por ascendiente encargado de la educación y guarda, y aprovechar la situación de convivencia preexistente con el niño menor de 18 años”. También fue condenada por “promoción de la corrupción de menor agravada por ser la víctima menor de 13 años y por ser ascendiente y persona conviviente, encargada de la educación y guarda del menor”.

Su esposo y abuelo del niño, Víctor Hugo Baraldo, fue condenado a la pena de 18 años de prisión “por el delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por resultar grave daño a la salud mental de la víctima, ser cometido por ascendiente encargado de la educación y guarda, ser cometido por dos personas y aprovechar la situación de convivencia preexistente con el niño menor de 18 años; promoción de la corrupción, agravada por ser la víctima menor de 13 años, y por ser ascendiente y persona conviviente, encargada de la educación y guarda del menor”.

el tío de la víctima, Juan Pablo Baraldo, recibió la pena de 16 años de prisión, también por el delito de abuso sexual con acceso carnal “agravado por resultar grave daño a la salud mental de la víctima, y por ser encargado de la guarda” y por “por promoción de la corrupción agravada por ser la víctima menor de 13 años, y por ser el imputado personal encargado de la guarda del menor, por coacción agravada por el uso de arma y desobediencia a un mandato judicial”.

En la jornada de alegatos de la semana pasada, la Fiscalía había solicitado penas de 20, 22 y 24 años de prisión para los acusados (los abuelos y el tío del niño) por los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser la víctima menor de edad, por guarda y convivencia y por ocasionar grave daño en el normal desarrollo del niño, corrupción de menores y coacciones agravadas.

La querella acompañó el pedido fiscal y los montos punitivos.

Por otra parte, la defensa reclamó la nulidad del proceso y la absolución de los tres acusados.

La causa

La investigación comenzó en agosto del 2014, cuando la mamá de un niño de 10 años denunció a su padre -abuelo del pequeño- por graves hechos de abuso sexual, descubiertos a raíz de una fotografía en el teléfono celular de la víctima. Al poco tiempo, se amplió la denuncia contra la abuela y el tío del niño.

Fueron imputados y se impuso la prisión preventiva para los tres, confirmada por la Cámara de Apelaciones.

En noviembre del 2017 comenzó el juicio oral que debió suspenderse luego de que la defensa cuestionara la prueba de la Cámara Gesell, y la querella recusara al tribunal por “falta de imparcialidad” y denunciara a la presidenta ante la Corte por violencia institucional.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.