Bergallo deberá contar en la justicia la historia de su auto

El Diario UNO de Entre Ríos informó los datos salientes de la investigación policial y de la justicia federal que menciona al abogado esperancino Julio César Bergallo como titular de un auto que en tres días fue involucrado en dos hechos ligados al mundo narco.

 

El miércoles 13 el automóvil cuyo titular es el abogado esperancino fue detenido en el ingreso al túnel subfluvial, lo manejaba un preso por narcotráfico que contaba con salidas temporarias y que llevaba $ 285.000 en efectivo. Horas después Bergallo se presentó en la policía de Entre Ríos y le devolvieron el Citroen C4. Según informó la policía el mismo vehículo negro fue secuestrado en un operativo antidroga realizado el viernes 15 en Santa Fe donde detuvieron a un hombre y secuestraron cocaína. En su interior el vehículo tenía un documento de compra venta realizado el día 14, es decir el jueves, horas después de que Bergallo recuperara el auto en sede policial. Otro dato que rescata la investigación policial es que el seguro del auto estaba a nombre del narcotraficante preso.

 

Si bien la prensa entrerriana relaciona a Bergallo con la defensa de personas ligadas al delito de la droga, en la ciudad de Esperanza no es conocido como profesional del derecho penal. Sí se lo recuerda como protagonista de un juicio por un concurso para acceder a la titularidad del Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Esperanza y como defensor público de las políticas impulsadas por la Intendenta de Esperanza, Ana Meiners, a punto tal de haber conformado una “Agrupación del Bicentenario” como sector justicialista local junto al abogado Gabriel Albarracín y el licenciado Alberto Santesso. Mientras estos dos últimos integraron el gabinete de Meiners, el abogado hoy nombrado en hechos policiales, mantenía bajo perfil pero “fluidos” contactos con la administración justicialista local.

 

 

La siguiente es la nota publicada por el diario entrerriano:

El auto en el que iba Caudana apareció con armas y drogas

El Citroën en que viajaba el preso por narcotráfico con casi 300.000 pesos, fue devuelto a su titular, el abogado santafesino Julio Bergallo. Ahora lo encontraron en la vecina ciudad con dos kilos de cocaína

Las novedades en torno al condenado por narcotráfico Elvio Gonzalo Gastón Caudana no dejan de sorprender a las autoridades policiales y judiciales, así como a la sociedad de Paraná. Luego de ser descubierto con 285.000 pesos cuando intentaba viajar hacia Santa Fe en una salida socio laboral de la cárcel, el auto en el que viajaba fue encontrado en una vivienda de la vecina ciudad, en un allanamiento realizado por la policía santafesina, donde se halló cocaína y armas de fuego.
Tras la sorpresiva detención de Caudana en el puesto de control policial en la avenida Uranga, antes del túnel subfluvial, el miércoles por la tarde, el personal de la División Toxicología la Policía de Entre Ríos advirtió a sus pares de Drogas Peligrosas de Santa Fe sobre la posible vinculación del viaje del preso paranaense con la comercialización de drogas, y sugirió que sigan los movimientos del auto, que sería parte de una transa narco.
En el marco de esta investigación, la fuerza santafesina llevó adelante un allanamiento en el barrio Las Flores I, en una vivienda sospechada por la comercialización de estupefacientes. El mismo se llevó adelante el viernes a las 22, y en la puerta estaba estacionado el mismo auto en el que se trasladaba Caudana el miércoles con la gran suma de dinero en efectivo: un Citroën C4 dominio HFJ 036. Además, en la finca los uniformados encontraron dos kilos de clorhidrato de cocaína y un revólver calibre 32 largo con siete cartuchos en su cargador. El vehículo, la droga y el arma fueron secuestrados e incorporados como material probatorio a la causa.
Según se informó desde la Policía, el auto se encuentra a nombre de Julio César Bergallo, abogado de la ciudad de Esperanza, conocido por defender a acusados de narcotráfico. Bergallo viajó a Paraná el miércoles cuando se secuestró el auto en el que viajaba Caudana con el dinero, y se lo entregaron. El viernes en Santa Fe quedó detenido Carlos Alberto Fernando, de 35 años, domiciliado en Santa Fe. Este hombre tenía entre sus pertenencias un boleto de compra venta del auto en cuestión, que había firmado con un tal Diego Gamboa, a quien vinculan con el Gordo Caudana. Bergallo, como titular del vehículo, deberá explicar qué hacía su automóvil, primero con mucho dinero en poder de un preso por narcotráfico, y dos días después en manos de otro sujeto con cocaína.
La fecha de la transacción comercial del vehículo fue el jueves 14 de febrero, al día siguiente de la captura del interno de la Unidad Penal Nº 1. Otro dato llamativo es que el seguro automotor del vehículo figuraba a nombre de Caudana.

Sin salidas, a pensar una explicación
Como anticipó UNO en su edición del jueves, Caudana incumplió con los requisitos de sus salidas socio laborales. Como ya transcurrió más de los dos tercios de la pena, y al parecer mantuvo una correcta conducta en la cárcel de Paraná, desde el Juzgado de Ejecución penal le otorgaron los beneficios correspondientes. Así fue que de lunes a sábados, de 9 a 19, tenía permitida la salida para realizar tareas laborales. Según había justificado, se desempeñaba en un comercio familiar.
En caso de salir de la provincia, como iba a hacerlo el miércoles, debía contar con la debida autorización judicial. Como no la tenía, Caudana perdió los beneficios de salidas laborales o transitorias. Así se resolvió el viernes por la mañana, tras el pedido realizado por el fiscal general de la Justicia Federal, José Ignacio Candiotti, de que le revoquen definitivamente todos los beneficios hasta que finalice la condena. El Tribunal Federal, integrado por Noemí Berros, Roberto López Arango y Lilia Carnero, decidió suspenderle las salidas, lo cual tiene un carácter temporario, no definitivo. Luego, el fiscal insistió en un nuevo pedido para que los beneficios sean revocados.
Tras constatarse que Caudana se movía con un carnet de conducir apócrifo, a nombre de un ciudadano de Nogoyá, se le imputaría el delito de falsificación de documento público y uso del mismo. Esta semana el hombre que supo manejar el grueso del mercado de la droga en Paraná, deberá dar explicaciones al tribunal Federal.

 

Fuente Diario Uno de Paraná

Fotografía Diario Uno

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInBuffer this pageFlattr the authorShare on RedditEmail this to someoneDigg thisShare on StumbleUponShare on TumblrPrint this page

También podría gustarte